Poetas Del Mundo Poets of the world
Our Poets & Artists Talented, Credentialed & Creative
Our Readers A wide diverse audience
Help & Support Call us: +56 9 8811 6084
0 0
José Baroja

José Baroja

Escritor y director de Audacia Editorial
Nationality: Chile
Email: jose.baroja.escritor@gmail.com

Biography

José Baroja es un escritor chileno, que reside desde el 2018 en la ciudad de Guadalajara, México. Nació el 4 de septiembre de 1983 en Valdivia (Chile).

José Baroja egresó de la Pontificia Universidad Católica de Chile con los grados de Licenciado en Letras, mención Lingüística y Literatura Hispánica, y Magíster en Letras, mención en Literatura, ambos obtenidos con máxima distinción académica. Como especialista en las obras del Siglo de Oro español y en Lengua española, Baroja ha dictado cátedras sobre ambas materias, así como sumado varios artículos en revistas académicas, además de participar en seminarios y congresos del área. Desde el 2006 también participa activamente en diversas propuestas culturales ligadas con el mundo de las letras, entre las que se cuentan charlas, fanzines, foros, cuentacuentos, etc.

Baroja es miembro del Movimiento Poetas del Mundo®, director de proyecto y editor en jefe en Audacia Editorial® desde el 2018, una de las ramas de Audacia Creaciones S.A. de C.V®, en Guadalajara, México, y, junto a los escritores Jaime Magnan y Alfredo Ojeda Torres, cofundador en 2019 de la Revista Sudras y Parias® , en Lebu, Chile.

PUBLICACIONES

José Baroja ha publicado los siguientes libros de cuentos: El hombre del terrón de azúcar y otros cuentos®, publicado por Impresos Lebu® y reeditado por Ediciones Escaparate®, en Concepción, Chile; Un hijo de perra y otros cuentos®, publicado por Ediciones Escaparate®, en Chile, y adaptado al formato de audiolibro en Guadalajara, México, por Audacia Creaciones S.A. de C.V®; En memoria del alma de Don Trementino Marabunta y otros cuentos®, publicado por Ediciones Escaparate®, en Chile; El curioso caso de la sombra que murió como un recuerdo y otros cuentos®, publicado por Ediciones Oblicuas®, en Barcelona, España, y Montevideo, Uruguay; Historia de dos hombres que se extraviaron en el olvido y otros relatos®, publicado por Editorial Claudàtor®, en Barcelona; No fue un catorce de febrero y otros cuentos®, publicado en España por Terra Ignota Ediciones®; Cuentos Reunidos–Antología Breve®, publicado conjuntamente en Mendoza y Buenos Aires, Argentina, por Editorial Equinoxio® y Editorial Nuevo Sur® y adaptado al formato de audiolibro por Audacia Creaciones S.A. de C.V®; Cuentos de un escritor trasnochado®, publicado en Neuquén, Argentina, por Editorial Punto Táctil®, en formato braille; Cuentos de un escritor chileno en México® y Sobre la extraordinaria memoria de Ernesto Faundez Sanhueza®, publicados por Editorial Minilibros de Sonora® en San Luis Río Colorado, México; El lado oscuro de la sombra y otros ladridos, publicado por el sello Ediquid del Grupo Ígneo, en Lima, Perú. A lo señalado, se suma un libro de poemas Mi último invierno®, publicado por Editorial Equinoxio® en Mendoza, Argentina, adaptado a audiolibro por Audacia Creaciones S.A. de C.V® en Guadalajara, México, y reeditado en Ciudad de México por Editorial Ariadna®.

PREMIOS

Entre los premios obtenidos durante su carrera resaltan el Concurso Internacional Gonzalo Rojas Pizarro®, en Chile, Tierras Poéticas® y Exilio®, en Argentina, país donde además ha sido reconocido por su aporte al mundo de la literatura. Igualmente destaca su participación en varias antologías, tanto en inglés como en español, entre las que podemos nombrar, Alien Minds®, publicación en inglés de La Rama Dorada®, Argentina, Nueva Poesía y Narrativa Hispanoamericana del Siglo XXI®, de Ediciones Lord Byron®, en Madrid, España, Los 100 escritores más destacados de Iberoamérica®, de Ediciones Hispana® en Estados Unidos, versiones 2018-2019 y 2020-2021, y Escritor Libre Internacional®, en Buenos Aires, Argentina. Finalmente cuenta su aparición en distintas revistas literarias, tales como Revista Verbo (Des)nudo®, en Chile, Revista Interpretextos®, en México, Revista Guardarraya®, en España, y Revista Cultural Calle B®, en Cuba, entre otras, así como variadas participaciones en cadenas de radio, televisión y medios de prensa en general.

Viento y lluvia en Ciudad de México

«Necesito, luego imagino.»
Carlos Fuentes

El recuerdo se parece al viento, a veces cálido, gentil y proclive a una sonrisa, a veces violento, inmisericorde e inoportuno. El recuerdo se parece al viento, punto, y eso explica por qué el viento puede traer consigo el recuerdo. Quizá fuera el viento, pues me consta que Manuel solo pasaba frente al Palacio de Bellas Artes, cuando, repentinamente, una brisa helada, similar a otra del pasado, lo tocó. Entonces, involuntariamente, Manuel hizo el amago de quitarse la chamarra como en ese otro tiempo, aunque ahora, a su pesar, no encontró a nadie junto a él. “Faltas tú”, pensó, justo antes de emprender una improvisada ruta hacia Reforma.

Casi a la misma hora, tal vez unos minutos después, Stephanie sintió un súbito escalofrío en Reforma. Me consta, una brisa helada, procedente desde el Centro Histórico, la tocó de un modo tan familiar que ella solo pudo sonreír. Entonces, Steph buscó instintivamente junto a ella esa chamarra que en otro tiempo solía estar ahí. “Faltas tú”, pensó, al tiempo en que decidía desviar su camino, andar un poco más y encaminarse, sin razón aparente, hacia el Palacio de Bellas Artes. Como si fueran parte de un cuento, Stephanie y Manuel corrían el riesgo de reencontrarse.

Sin embargo, la resignación se parece a la lluvia de Ciudad de México, a veces triste, arbitraria e inoportuna. La resignación se parece a la lluvia, punto, y eso explica por qué la lluvia puede traer consigo la resignación. Quizá fuera eso, ya que mientras se dirigían hacia una impensada reunión en Balderas, el agua se dejó caer al modo de pesadas lágrimas, similares, cabrá decir, a las de ese melancólico adiós allá en Guadalajara. Entonces, me consta, ambos detuvieron sus pasos solo para colocar el punto y final a este cuento.

Dos palabras

Con amor para mi esposa, la escritora mexicana Leyda Mariscal

Dos palabras hallé en mi camino

Tropecé con ellas

Dos palabras colmadas por un beso

Rebosante de nosotros mismos

Dos palabras extrañas al tiempo

A la hora

Al minuto

Al segundo

Dos palabras trayéndome hasta ti

Desde muy lejos

Dos palabras que no busqué

Hasta antes de ayer

Cuando tu sonrisa se cobijó en mi pecho

Y esas dos palabras emergieron entonces

Por la urgencia inédita de nuestros ojos

Y me perdoné,

Me lo permití

En esas dos palabras

Para nacer y morir en un mismo lecho

Para nacer y morir en un mismo latido

Para repetir en la vigilia

También durante el sueño

Lo que ya sabemos:

Dos palabras.

Teleológico

Dios ha muerto.
              La poesía no.
Justo cuando yo quería expiar mis pecados,
esos que otros me dicen que cometí,
               pero huyó de mí 
o me lo inventaron.
Justo cuando yo exigía mi confesión.
Justo cuando caía abrupto sobre mis rodillas
las que se quebraron
solo para ver el Mundo
                reconocerlo
desde lo más bajo.
Ahora lo sé.
Aquí Dios ha muerto.
Escribiré sobre mis pecados en un poema.

Recuerdo de un beso por cobrar

La noche se ha hecho gigante 
a esta hora.
Mientras te escribo,
te escribo, 
entre pequeñas mariposas blancas 
que desdibujan la sombría realidad.

Al fin la lluvia ha dado un respiro,
permitiéndome recordar.
Recordar,
esa noche inmensa en que decidimos,
decidimos,
no hablar más.

Mas se nos ha quedado un beso,
un simple beso,
que algún día volveremos a cobrar.
Cuando al fin escape de este, mi invierno,
Cuando al fin ya no llueva más.

No record found.
No record found.
No record found.
Comments