s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Tim Buendía de Macondo
Nacionalidad:
Colombia
E-mail:
timbuendia@gmail.com
Biografia

Tim Buendia de Macondo

Tim aan’t Goor se encontraba en Lanzarote, islas Canarias, ganándose la vida como bailarín de música disco y animador de centros nocturnos cuando leyó María Dos Prázeres, un cuento de Gabriel García Márquez, traducido al neerlandés y quedó intrigado con el pasaje en que ella le enseña a su perro a llevarle flores a su tumba. Tim tenía 23 años y había decidido partir de su natal Elburg, Neerlanda, aburrido con los diez o quince grados bajo cero que le congelaban su alma de gitano y le llenaban de escarcha las alas de soñador.

Antes de llegar a España había estado en Australia, Thailandia, India y el nordeste europeo, pero parecía que los lingotes imantados del gitano Melquiades lo atraían hacia Suramérica. Decidió partir hacia nuestro continente y su primera estación fue Iquitos, Perú. Allí cayó en sus manos un ejemplar de Cien años de soledad que terminó de orientar su rumbo y apresurar sus pasos hacia ese pueblo que no aparecía en ningún mapa: Macondo.

“Me vine mochileando y gitaneando, dice en un español bastante fluido. Pero en ninguna parte me daban razón de Macondo aunque sí encontraba mucha información de ese man a quien muchos llamaban simplemente Gabo o Gabito. Llegué a Santa Marta y fue allí donde, por fin supe que Macondo era un lugar mítico en el universo literario creado por Gabriel García Márquez y cuya ubicación física era Aracataca”.

“El 23 de abril de 2008, Día del Idioma llegué por fin a este pueblo y me pasé toda la mañana en el Instituto Departamental Gabriel García Márquez disfrutando la forma en que sus alumnos celebraban al Nobel leyendo y dramatizando sus obras. Por la tarde me llevaron a conocer al pintor Luis Carlos Agámez en el barrio Macondo y se armó una tertulia con varias personas del quehacer cultural. Por la noche, al acostarme en la hamaca que me ofrecieron, decidí quedarme a vivir aquí por siempre.

Sobreviví algunos meses vendiendo fotocopias de mis poemas y después me dediqué a dar clases personalizadas de inglés. Solo he vuelto una vez a Elburg. Mi familia trató de retenerme allá pero me negué y les pedí que me apoyaran con algo de dinero para montar lo que hoy se llama The Gipsy Residence, un lugar hecho a mi gusto para recibir viajeros de todo el mundo que contacto a través de Internet, en una antigua casona del barrio Cataquita”

Un buen día decidió ser un Buendía. Desde su llegada a Aracataca, Tim comenzó a llamar la atención de sus pobladores. Ciento noventa y cuatro centímetros de estatura, larga cabellera, barba descuidada, sombreros de espantapájaros y un bastón que nunca posa sobre el piso sino que lleva colgando de su brazo derecho, lo hicieron famoso como “Tim, el gringo”, ya que nadie pudo aprenderse su apellido que suena como si uno estuviera haciendo gárgaras. Un día decidió que la estirpe de Úrsula Iguarán sí podía tener una nueva oportunidad sobre la tierra y le anunció a su amigo Rafael Darío Jiménez que a partir de ese momento se llamaría Tim Buendía, descendiente directo del coronel Aureliano, continuador de su grey y seguidor de la filosofía gitana de Melquiades.

Precisamente, en estos días está a punto de terminar la tumba del gitano Melquiades, en el barrio El Carmen, otro paso que da en su empeño por materializar lugares emblemáticos inspirados en personajes creados por García Márquez, para que formen una gran ruta de turismo cultural que atraiga a visitantes de todo el mundo hacia este pueblo, que poco a poco va tomando conciencia de la gran imagen de Aracataca que Gabo ha consolidado en el mundo y que impulsa a mucha gente a venir.

Para lograr su cometido, Tim ha creado un tour denominado Feel the magic of the real Macondo, que ofrece recorridos en bicicleta por los barrios de la cuna del Nobel, prometiendo que el visitante “termina perdiéndose en la imaginación del realismo mágico”. Y hace énfasis en cosas tan simples como bañarse en un río lleno de piedras pulidas por la arena del tiempo, que parecen huevos prehistóricos.

“Básicamente mi aspiración es que los cataqueros y cataqueras se contagien de mi amor por su pueblo y por Gabo para que decidan sacarle provecho a ese legado que García Márquez les ha hecho en vida divulgando su nombre y su imagen por todo el planeta en casi todos los idiomas conocidos”.

Lo dice mientras juega en el patio de la casona con sus perras Amparo y Remedios Moscote y los gatos Melquiades y Melquiecito, al tiempo que actualiza su sitio web,http://www.thegypsyresidence.com y prepara los temas que tratará en el programa Míster Tim Buendía, todos los domingos de cinco a seis de la tarde por la emisora comunitaria Macondo Estéreo.

Por Juan Carlos Rueda Gómez

 

 

Viaje infinito

 

Camine

Camine la tierra con saltos altos los cuales me dejaron llevar con el viento y las leyendas más antiguas

Hasta que vi a las primeras estrellas del universo.

 

Camine en mi paso tierras desconocidas,

Habitadas en maneras misteriosas

 

Busque el horizonte por las cataratas, por que tenia sed

Y detrás aquellas encontré la fuente donde el agua se probó más fresco.

Yo me subí en el árbol de la vida para buscarme en las ramas y escogerme;

El conocimiento del bueno y el malo.

 

Camine y vi el cielo claro,

De la tierra con mis pasos en el suelo y mis ojos fijados en el horizonte

Y no vi ninguna nube

Hasta que el momento se exploto y la lluvia refresco mi vista.

 

Camine con pasos infinitos

Para no perderme en los catastrophes de las culturas

Mientras que el mundo está gritando, reinventando sus vueltos por el cosmos.

 

Así era, que tuve todo y nada

Y sabía que con la fe y el amor tuviera más que cualquier grandeza.

Viendo de un solo cero la justicia bajándose al mundo.

 

Así caminamos todos en el viaje infinito

Hasta que algún día;

Si nos suplicamos a la harmonía infinita de una conciencia iluminada

Descubrimos el valor de este mundo.






 

Revelaciones

 

La creación que nos da y toma todo

Que nos observa y desafía nuestra ser

Nos da amor, felicidad y toma todo

Hasta el día que lo logramos entender

 

Recibimos y perdemos las bendiciones de la tierra

Aprendemos de la grandeza de la naturaleza

Nos asombramos de los sueños y locuras de la mezcla de culturas

 

El viento nos hace sentir el movimiento de la tierra por el universo

Donde las estrellas se explotan

Y caen de inmensas alturas.

Donde detrás de la dimensión del tiempo

El futuro y el pasado se reúnen en el presente,

Detrás de la materia.

 

El espectáculo se percibe en la experiencia

Donde recibimos y perdemos todo.

 

Un momento cual nos acerca con rapidez

Una confusión violenta

Nacida en ignorancia, tan real y potente

Pareciera que todo está preparándose para la última guerra

Olvidando en el escenario de quien estamos.

 

Hasta que el cielo nos mostrara

Que ni sus bendiciones, ni la felicidad

Ni la tierra debajo de nuestros pies, Ni nada, no es de nadie.

Para que tienes miedo de perder?

 

En el universo infinito, donde hay tanto movimiento en cada rincón.

En donde hay espectros de energías y conciencias detrás nuestros horizontes.

El momento nos acerca que la tierra se iluminara.

Estarás preparado para ser vislumbrado,

Perdiendo todo?

Tu creador, todopoderoso, con su eterna gloria

Se revelará a todos.


 

El poeta soñador

 

Tengo un discurso que hacer

Aquí, con todos ustedes.

Para que les cuento de cosas maravillosas y milagros de materia.

Tengo mis poesías disfrazadas como mantas felices para calentar a tus corazones desnudos;

Alegres como el viento de la montaña,

Tristes por la soledad de la luna.

 

Soy poeta

Para que mis palabras se convierten en melodías harmoniosas en arcos frescos,

Con versos de inspiración y del amor y el sonido de las palmas de tus manos como el coro del cielo azul.

 

Soy el poeta soñador quien despertó.

 

Abro a mis ojos y reconozco a la vista

Los abro otra vez para conocer la magia de la conciencia

Porque una realidad dicha como es,

Es donde encontrar a la vida.

 

Y yo estoy más vivo que nunca

Con fluyendo por mis venas el espectro de experiencias

De la felicidad, de mis amores y sus penas.

Hago temblar a la verdad, acumulando la historia hacia el presente.

Para destruir al dentro de ti, tu sentido de la realidad.

Porque las cosas cambiaron, ya no las vez como son sino como te las enseñaron

 

Disfrazando el propósito escondido, detrás el silencio   

 

 

Rosas Rojas

 

Te voy a buscar con rosas rojas

Para llevarte con pasos y aleteos

Al cerro elevado de tus sueños,

Donde encuentro en tus ojos mis letras del amor

 

Te voy a llevar con mi viento

Para perderte en el abrazo de mi cuerpo

Y en el ritmo del aliento

Encontramos las raíces del sentimiento

 

Te voy a lanzar a las estrellas

Para vislumbrar lo que siempre brillo en ti

Y escribiré tu nombre

Con las letras más bonitas

En el corazón de mi alma

 

Las estrellas

 

Un árbol que recibe la vida de la rotación de la tierra por el universo

No es de nadie.

El viento que nos trae el aire de otros mundos,

Sonidos de culturas lejanas,

Y olores de memorias vivas,

Y no es de nadie.

 

Las estrellas.

 

La tierra no es de nadie

Es donde nacimos todo en el universo celestial.

Planteando arboles, persiguiendo el viento,

Alcanzando el cielo

Destruyendo la luna

Negando la tierra.

Si no era por la luz de las estrellas

Ya hubiera olvidado el universo

 

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s