Poetas Del Mundo Poets of the world
Our Poets & Artists Talented, Credentialed & Creative
Our Readers A wide diverse audience
Help & Support Call us: +56 9 8811 6084

News by Languages

14 Jul 2022

RODRIGO

Ximena Gautier Greve y su poemario «RODRIGO, un destino en llamas», transforman en literatura los hechos que desde hace décadas nos han mantenido conversando, discutiendo y haciendo comunidad.

Como se verá, la primera parte, denominada «Octubre», abre la obra con versos sencillos y cotidianos referentes a los acontecimientos de la actualidad del país (2019-2020) y su despertar social, para luego sumergirse en un viaje introspectivo hacia los antecedentes que hicieron que el país, hace unos meses, estallara decididamente para exigir justicia por una serie de factores que nos hacían vivir sin equidad.

Resulta especialmente significativa la segunda sección titulada «Réquiem por Chile», que nos ofrece una sensible panorámica de la crisis política y dictadura de los años 70’ y 80’. Es interesante cómo, quizás sin quererlo, la poeta da cuenta de un discontinuo de la cultura política chilena: el lector contemporáneo leerá estas páginas como si se trataran de la actualidad, haciendo surgir al presente problemáticas que, en el pasado, aún no se habían solucionado. Es así como este poemario retrata también la situación actual chilena del «Estallido social» en la que, lamentablemente, las violaciones a los derechos humanos han sido protagonistas.

        Es valorable que el discurso de «Réquiem por Chile» sea desde el dolor: es el dolor de la gente sensible, de la que sabe ponerse en el lugar del otro. Es el dolor de los que padecen y de los que luchan. Justamente la empatía por la variedad de los vulnerados (« Profesores, obreros, los gremios, trabajadoras, novias y madres », como canta la voz lírica) es la que se ha hecho presente en la actual situación político social del país, marcando una dolorosa línea entre las que la tienen y los que no. En este sentido,  la poeta

vive las dolencias como una herida propia que no cicatriza y se ha vuelto a abrir hoy, como indica el último poema. Como lectores, esto nos hace vislumbrar la actualidad: las llagas de la dictadura no habían desaparecido 

y se han abierto debido a la violación de derechos humanos que, cual pesadilla, han vuelto a aparecer desde el comienzo del despertar social, lo que, a todos quienes se dedican a la defensa y promoción de los derechos humanos, ha mantenido por lo menos— muy ocupados en este período. Dichos problemas político-sociales son expresados en esta obra en un estilo sencillo, «entendible», y no por eso menos poético. Esto nos dice que los temas importantes no necesitan de mayor precisión en la métrica o en la rima para expresar la intensidad con que se viven. Este estilo nos deja un mensaje que no es menor: la expresión poética y política debe estar hecha a la medida de la gente y no de una élite ilustrada. En este mismo sentido, la paya, anunciada en el subtítulo y lograda magistralmente, nos recuerda la unión que hay entre el folklor chileno y la lucha popular. Quizás hasta trae reminiscencias de la Cueca sola de la franja del No y nos llama, claramente, a no repetir la historia. La visión negativa de «Réquiem por Chile» que, quizás a más de algún lector pondrá incómodo, nos presenta un tema que también es actual: ¿Se puede, acaso, no ser negativo si las garantías fundamentales y los derechos humanos no son respetados por el Estado? ¿No es este tono pesimista el único posible en un país en que el gobierno no procura el bienestar de sus propios ciudadanos? En este sentido, la desconfianza en las instituciones y también en la fe religiosa, como expresa este libro, se presenta como un efecto de la crisis. Con respecto a esto, la escritora se refiere a los detenidos desaparecidos que lleva en su cuello. ¿Cómo va a haber fe o confianza en estas condiciones?

        La sección  intitulada «Rodrigo, un destino en llamas» que da título al libro, corona esta apología del dolor dando nombre y rostro a las agresiones y a la barbarie que el país ha tenido que enfrentar en más de una oportunidad. Es aquí cuando la autora cambia el registro a uno más formal y extenso. Con toda razón: no podemos hablar de las víctimas como si fueran un acto discursivo cualquiera. La memoria de Rodrigo merece toda nuestra atención

y lectura atenta. Es por esto que la referencia a las formas poéticas cultas y

ancianas (como el cantar de gesta español) nos hará sentido y requerirá una

lectura un poco más activa

        La lectura de este poemario acentúa, en el lector empático, la

convicción de que el actual despertar social de Chile no puede traer los

mismos efectos que trajo la dictadura de los años 70 y 80. Es un libro que nos alerta: la lucha que estamos dando hoy en 2020 debe ser en serio.

 

LUIS TORO
Abogado de Derechos Humanos.

Abogado de Vicaría de la Solidaridad en Dictadura.

Premio «Andrés Aylwin» 2019 por la Defensa y Promoción de Derechos Humanos.