Poetas Del Mundo Poets of the world
Our Poets & Artists Talented, Credentialed & Creative
Our Readers A wide diverse audience
Help & Support Call us: +56 9 8811 6084

News by Languages

14 Dec 2017

MANIFIESTO PARA LA EXISTENCIA HUMANA

Hace mucho tiempo, algo así como millones de años, más que eso, algo incalculable e inimaginable para nuestras mentes racionalmente inteligentes, apareció sobre la faz de la tierra la vida humana; algo maravilloso que con el pasar del tiempo se ha ido perfeccionando, y no puede ser de otra manera pues para eso es que nació esta maravilla que llamaremos “proyecto humano”. No se trata del primer intento, y quizás tampoco se trate del último, pero vale la pena hacer que éste sea el definitivo pues es nuestro proyecto y el camino recorrido es largo, largo, largo.

Hemos transitado desde la noche de los tiempos en busca de mejorar la existencia, y hemos sufrido altos y bajos, pero hemos avanzado enormemente gracias al esfuerzo, el talento, la valentía y el optimismo de la gran mayoría de los humanos. Y a pesar de las dificultades normales de la naturaleza, y sobre todo, a pesar de los obstáculos que el propio ser viviente pone en su camino, hemos logrado construir el crecimiento y el desarrollo que siempre hemos buscado.

En nuestra cabalgata sufrida y dorada hemos cometido enormes errores, como dividir el mundo en países, tribus y comarcas. Hemos inventado razones para seguir de pie, como crearnos dioses y escrituras que fueron tal vez útiles en algún momento, pero luego se han convertido en armas de doble filo. Hemos divagado en la espesura del misterio como huérfanos del universo y el temor a lo desconocido nos ha empañado la visión.

Pueblo de Chile, pueblos de América y del Mundo, ha llegado el instante en que debemos unir las fuerzas de las personas puras, honestas y transparentes para defender la continuidad de la vida, la garantía a la felicidad para todos y a la igualdad ante, los ahora, precarios recursos que nos ofrece el planeta para seguir existiendo como especie humana: Somos los herederos de aquellos valientes guerreros  que a través de los tiempos cabalgaron por las praderas de la vida en defensa de ella, y los defensores del derecho a existir como humanos en la nueva etapa de la humanidad que se anuncia, se visualiza y se avecina inexorablemente. Somos parte esencial del pueblo que piensa, que sufre y que tiene energías para luchar como siempre lo hizo, y como nunca debió dejar de hacerlo, pero ya estamos de vuelta para guerrear con coraje y sin límites por este proyecto que transciende la imaginación de lo posible de un ser racionalmente pensante e inteligente. Vivimos actualmente el proceso de muerte de una etapa degenerada y el nacimiento de una NUEVA ERA en que nosotros, guerreros de siempre, tenemos un rol determinante que jugar.

La humanidad vive tiempos decisivos para su sobre-vivencia: sigue con dirección hacia el precipicio que la conduce a su auto extinción o cambia de ruta fijando trayectoria hacia la superación colectiva que le garantice larga subsistencia en el tiempo. En Chile, nuestro privilegiado territorio de valiosos recursos en el planeta es lo mismo, como lo es para el continente y para el mundo; seguimos con la política de acaparamiento y exclusión sin precedentes y nos hundimos en el pantano del egoísmo desmedido, de la corrupción que avergüenza el espíritu nacional y de la humanidad, de la explotación de unos hacia otros sin límites y de la maldad histórica que está haciendo del hombre un ente definitivamente despreciable y auto-destructor. En Chile, un país que tuvo una tradición democrática, burguesa y capitalista, pero democrática al fin, se rige por una constitución antidemocrática diseñada por ladrones, torturadores y asesinos. En Chile, un país donde un presidente comprometido con el pueblo y con los valores nobles que caracteriza al guerrero, que murió, las armas en la mano, defendiendo la democracia y el mandato popular (era un día radiante por la mañana y lluvioso por la tarde, un fatídico día martes once de septiembre) ahora se gobierna sin ética, sin justicia social y sin igualdad entre los padres, los hijos y los hermanos de la misteriosa naturaleza, en que el elemento fundamental del ser es el Capital, el Beneficio, la Rentabilidad, el Lucro y la Ventaja, desplazando al hombre y su razón de ser a un plano inferior, segundario e irrelevante, claro está que nos referimos al hombre del pueblo, al que sufre y que produce las sustancias esenciales para la subsistencia. Los otros como siempre se escudan tras las ventajas que el sistema les proporciona.

Desde los tiempos más remotos que el hombre recuerde, la existencia humana se ha visto confrontada a coexistir con los medios ambientales, los que le han asegurado, y le siguen garantizando, la posibilidad de vivir. Pero al mismo tiempo y paradójicamente, el hombre en su afán de tener más, de “crecer y crecer”, ha ido deteriorando el planeta hasta llevarlo a límites que ponen en peligro la posibilidad de seguir existiendo como especie. Si el hombre no cambia de rumbo, ¡Y AHORA!, las próximas generaciones tendrán sólidas razones para reprocharnos, detestarnos, incluso para odiarnos. En Chile no estamos ajenos a esta lamentable y vergonzosa situación, aunque estemos viviendo en los confines del mundo, no estamos al abrigo del inminente desastre ecológico, ni de la apropiación, por parte de los estados más poderosos, de nuestras reservas naturales que nos permite la existencia. Tampoco estamos protegidos del desastre nuclear, arma exclusiva de las grandes potencias militares y económicas que no descartan su uso, de hecho, ya la han usado, nadie olvida Hiroshima y Nagasaki al final de la Segunda Guerra Mundial.

Y hablando de guerras mundiales, la Tercera fue atroz, cuyo escenario fue el mundo: guerras infames, batallas sangrientas, golpes de estado por doquier, asesinatos de políticos y de presidentes, espionajes y contraespionajes, todo en el contexto de lo que se llamó “La Guerra Fría”, en efecto, fue una guerra mundial en que el Este y el Oeste se disputaron el manejo del planeta, y así sometieron a Vietnam, Laos y Camboya a guerras de décadas y de cientos de miles de muertos, Corea y las guerras independentistas africanas, las intervenciones a Hungría, Checoslovaquia y Polonia y toda América Latina sometida a sangrientas dictaduras militares, hasta que cayeron los muros, se derrumbó uno de los imperios que equilibraba el planeta dejando al Imperio Americano como único amo del mundo y con el triunfo de esa funesta Tercera Guerra Mundial.


Hoy vivimos tiempos de guerra, es una historia de nunca terminar; definitivamente vivimos la Cuarta Guerra Mundial, es lo que el Imperio llama “Guerra Contra el Terrorismo”, el escenario es el planeta todo entero y la disputa es el mundo desarrollado contra el mundo subdesarrollado, el Norte contra el Sur, las naciones potentes contra los pueblos débiles, la supremacía del poder contra las naciones que detentan parte importante de los recursos naturales. La disputa es por lo que queda del planeta avasallado por las mentes perversas que detentan el Poder gracias a sus malignos intereses y a sus desquiciadas y maquiavélicas prácticas. Sabemos cómo comenzó esta guerra, la historia situará su inicio un martes 11 de septiembre de 2001 pero nadie puede pronosticar cuándo y cómo terminará.

Ha llegado a tal grado la mezquindad de la clase dominante en el mundo, que no vacilan en poner en peligro el equilibrio de nuestro magnífico astro. Así como deterioran el planeta constantemente con el uso abusivo de los recursos naturales y humanos, así construyen armas de destrucción a gran escala, capaces de destruir toda la humanidad en pocas horas, y la supremacía del poder se concentra siempre en las mismas manos, en lo que hoy conocemos como naciones desarrolladas o modernas, o simplemente naciones aliadas al Imperio. El Imperio no es algo imaginario, es una bestia bien real, es lo que invade países, ocupa territorios, asesina en masa y en colectividad, se acapara de los recursos del planeta, contamina como nadie más, contamina las aguas, elemento esencial para vivir, el aire, tan necesario para la vida de la especie animal, y amenaza la continuidad de la existencia de la humanidad, de toda la humanidad. Y no nos referimos sólo a esta humanidad, nos referimos a cientos y miles de generaciones que a través de los tiempos han forjado el crecimiento del hombre en este espacio del infinito cosmos, este espacio privilegiado que llamamos tierra.

Por otro lado, en este mismo contexto de querer TENER siempre MÁS, no sólo se usan los medios materiales del planeta para crecer y subsistir, sino que también los medios humanos, arrastrándonos a la despiadada y criminal competencia entre los hombres, a tal punto que hoy nos estamos matando entre nosotros mismos para existir, para crecer, o simplemente para sentirnos superior a nuestros semejantes. Estamos llegando a tal extremo que los poderosos viven enclaustrados en sus mansiones, rodeados de guardias militarizados, sofisticados sistemas de seguridad, sólidos y fríos muros de protección, barrios fortificados al interior de las urbes, propensos al brutal ataque de sus pares que viven excluidos del sistema y sumidos en la más inhumana miseria material, económica y cultural, pobreza y desesperación que construye odios entre sus pares y sed de venganza entre las clases sociales que se distancian día a día, lo quieran o no.

Pueblo de Chile, pueblos de América y del Mundo, no todo es negativo, porque el caos moral, el caos ético (corrupciones perversas), el caos político [guerras infames], el caos económico [cosas absurdas] no son si no manifestaciones del PARTO DE LA HISTORIA, como cuando una mujer da a luz un niño; muere una etapa y surge otra de su seno. Pueblo de Chile, pueblos de América y del Mundo, somos los Legítimos Herederos de los Guerreros de Antaño, nosotros, ciudadanos del mundo, estamos siendo convocados a este gran encuentro por la vida, por la superación de nuestra especie y por el crecimiento de lo más recóndito del misterioso existir, eso que no se ve, eso que va adentro de nosotros, eso que percibimos y que no se puede tocar, eso que nos habla a murmullos y que cuando nos conviene escuchamos, y cuando no, lo ignoramos.

Pueblo de Chile, pueblos de América y del Mundo, frente a este afán de dominio absoluto que nos podría llevar inevitablemente a la autodestrucción, y ante tanta barbaridad, tanta contradicción e ignorancia, tanta hipocresía y cinismo, tanta mezquindad y avaricia, y a la luz de los nuevos tiempos que se anuncian, nosotros, ciudadanos del mundo, emprendemos sin vacilaciones el camino de la protesta y de la resistencia mundializada, por un lado, y de la construcción de un nuevo amanecer, por otro lado, que conducen a la liberación definitiva del hombre.

Frente a este descalabro material y a esta decadencia espiritual, sin precedentes en la historia de la humanidad, nosotros, guerreros por la vida, hombres y mujeres preocupados por el futuro de la existencia, declaramos solemnemente:


Luis Arias Manzo en audiencia con el Presidente de la República Islámica de Irán en 2007

 

1.- La Corrupción, el hombre buscará en un tercero sus culpas, nuestro reto es que cada quien se asuma en su esencia, bajo su propio espíritu, sin tener que acudir al tercero para acallar sus errores y derrotas. Nuestra esperanza es alzarnos por medio de la palabra , encender el verbo en los corazones de cada uno, el verso de las montañas, la noche sigilosa del alma, el envoltorio cuidadoso del vientre de la natura, ser vidente en la mañana, para que cada quien alce su alma con amor, con palabras.

2.- La demagogia ha guiado a los políticos a través de los siglos, pero es tiempo de enterrar para siempre esa nefasta práctica que entristece la vida. Los espacios se terminaron para la mentira, el engaño y la ficción. Ahora estamos enfrentados a cosas trascendentales para el proyecto humano que dura ya casi una eternidad. Eso es demasiado tiempo para echarlo por la borda. Nuestros antepasados, aquellos guerreros que hicieron historia a través de los tiempos, se avergonzarían de nuestra generación si no fuésemos capaces de enfrentar como buenos combatientes esa mierda de miseria corroída que pone en peligro la vida, y dentro de ella, la vida, la más sagrada razón de ser, la felicidad.

3.- La felicidad es una quimera y un misterio que maneja el espíritu humano, es un tesoro de valor incalculable, nos hace correr detrás es ella, matar sin piedad, explotar sin temores los enigmas de la vida, y cuando la percibimos, ya es tarde, nos vamos, o nos evaporamos en la desgracia o la fatalidad de la lejana, pero justa ley que equilibra en definitiva la justicia del ser.

4.- El negocio en la boca de los hombres políticos es una contradicción de lo esencial en lo que tiene que ver con la vocación pública. La palabra “negociar” es un sacrilegio a la vocación de “servicio público” eso que tanto gusta pronunciar a los políticos.

5.- La ambición es un mal que se arrastra desde la noche de los tiempos en que el hombre vio la luz del día, pero no abarca a la totalidad de los hombres, felizmente, es un mal arraigado en mentes desquiciadas, profanas y malignas que lamentablemente son aquellas que escalan los peldaños del poder político, económico y militar. En definitiva, son quienes gobiernan el mundo.

6.- La decadencia actual que vive la sociedad mundial no tiene que ver con un mal generalizado de la especie humana, tiene que ver con esta clase de inescrupulosos que domina el mundo moderno y globalizado a través del comercio que genera riqueza para unos y miseria para las grandes mayorías. La globalización de la economía no es más que el resultado de un viejo plan de dominación. Frente a este afán de dominio absoluto, la acción de las clases oprimidas no debe concentrarse en el rechazo a este proyecto imperial, sino que debe auto convocarse para mundializar la protesta, la resistencia, el sindicato y la política de las inmensas mayorías que arriesgan actualmente su propia sobre vivencia.  Así de macabra es la realidad que vivimos, así de urgente el la convocatoria y así de decisiva es la acción del guerrero.

7.- Los partidos políticos han hecho crisis; fracasaron total y profundamente en su cometido y caducaron como órgano necesario en la organización de la sociedad. Los partidos políticos pusieron en colapso el sistema organizativo del Estado. Para los nuevos tiempos los partidos políticos deben reformarse en su esencia y ser sometidos al juicio de las organizaciones sociales y al veredicto del pueblo, no sólo en elecciones sino que en la vida cotidiana del quehacer de la nación.

8.- El tejido social será el equilibrio del sistema que construiremos, las organizaciones sociales serán un poder institucionalizado que asegurará armonía en el desarrollo de la sociedad. Las organizaciones sociales serán el nervio activo en el quehacer cotidiano de la nación y el dique contra toda corrupción e inquisición.

9.- Los políticos deben retirarse de la escena principal de conducción y dar espacio a una nueva forma de organización del mundo. Ellos fracasaron rotundamente y ya no son necesarios para los tiempos que vive la humanidad, más bien, ellos se han convertido en una escoria para la sociedad moderna, en parásitos para la comunidad trabajadora y productora de bienes. Los políticos deben ser reemplazados por los talentos de la sociedad que expresan sensibilidad ante la magia de la vida y de la belleza que nos rodea.

10.- El Poder debe concentrarse en personas sin poder institucionalizado, es decir, sin poder estatal, económico o farandulero, ese poder que da la estructura de la posición social. Debe concentrarse en hombres y mujeres sin vanidad, sin prejuicios y sin ambición individual, pero sobre todo, sin temor ni cobardías por lo que representa la vida en un mundo precario, propenso a catástrofes naturales y humanas, personas que asumen la defensa de la vida, del amor, de la diversidad, de la libertad y ser capaz de decir: doy mi vida por la VIDA, aunque amo mi vida, hombres y mujeres que se consagran al crecimiento colectivo y que ponen su vocación al servicio de la existencia humana y del progreso colectivo.

11.- Los medios de comunicación constituyen una herramienta fundamental para el crecimiento de los ciudadanos del mundo, para informar y ser informado, para educar y transmitir valores, por eso es que debe estar en manos de la institucionalidad comunitaria y no en el poder del mercado.

12.- La base que sostendrá la nueva forma de organización del planeta debe ser la VERDAD, cualquier forma de engaño o mentira ante el pueblo debe constituir un delito criminal castigado con las máximas penas. Hasta ahora, la regla que ha regido es la mentira, el engaño y la falsedad, esa práctica institucionalizada en las sociedades debe ser abolida y arraigada para siempre del estilo de gobernar y de dirigir instituciones públicas o privadas.

13.- Los actores fundamentales para los nuevos tiempos, son los auténticos herederos de aquellos guerreros que hicieron historia en el desarrollo del proyecto humano, nos declaramos pacifistas, pero ni cobardes ni pasivos; antibelicistas, pero de ninguna manera ingenuos, porque si nos atacan o ponen en peligro la continuidad de la vida, nos defenderemos, y atacaremos al criminal. También nos declaramos sentimentalistas por naturaleza, porque la expresión artística de nuestro sentir es el amor por la vida. La tinta de la escritura con que nuestros ancestros hicieron historia, es la sangre de las almas de nuestros antepasados, y es también la sangre que corre por nuestras venas. Vivimos atrapados por la embriaguez del encanto, hasta el vértigo doloroso de la creación y de la procreación. Para los nuevos tiempos la creación tendrá siempre un objetivo determinado: PERFECCIONAR LA VIDA, la nuestra [la individual], la de todos [en colectividad].

14.- La educación. No podemos exigir a la sociedad y a nuestros jóvenes en particular la sujeción a valores de responsabilidad social cuando el modelo imperante en sus diversas manifestaciones ha erigido como virtud suprema el logro social como producto del negocio del dinero. Es un modelo que hace caso omiso de los juicios éticos, la calidad de vida, el desarrollo sustentable, la integración territorial, sólo cuenta el resultado financiero. La educación es un derecho constitucional adquirido y garantizado por el sólo hecho de haber tenido la suerte de nacer. Nada ni nadie podrá arrogarse el derecho de lucrar por esta vía.

15.- La salud es otro derecho constitucional que el estado garantiza para todos sus conciudadanos y personas que viven en el territorio nacional. Nadie puede estar a la deriva de este servicio que ofrece la comunidad para sus hijos. Nadie puede desmerecer el beneficio de los adelantos científicos y tecnológicos en materia de salud. El Estado destina recursos importantes en materia de investigación científica, recursos de todos, por eso, los adelantos y descubrimientos son patrimonio de todos y no de una clase privilegiada.

16.-  La prevención en materias de salud debe ser una prioridad a ultranza, primero se debe obrar para que la población no se enferme.

17.- La vivienda es una necesidad básica del hombre; desde que los humanos estamos viviendo en la tierra hemos luchado por tener un lugar donde cobijarnos de las intemperies, del frío y del calor, del viento y de las lluvias, un espacio donde vivir nuestras privacidades y donde desarrollarnos con dignidad, la vivienda es un derecho adquirido porque hace parte de una de las prioridades fundamentales para vivir y construir el hogar y la familia. Aquellos que inescrupulosamente de escudan bajo los valores de la familia, son los mismos que han defendido el negocio de la vivienda sin importar si una parte importante de la población vive excluida de ese cobijo esencial para el desarrollo humano. La vivienda es un asunto de Estado, éste debe asegurar que todos tengan una vivienda digna, después de la vivienda digna, y sólo después, ésta puede ser motivo de negocios entre privados.

18.- La cultura es un bien que asegura el crecimiento comunitario y el desarrollo individual de las personas, la cultura no puede ser exclusividad de unos e inalcanzable para otros, la cultura debe ser como el pan o el arroz, un artículo de primera necesidad en el progreso de la sociedad mundializada.

19.- La diversión es el derecho al ocio del hombre, es una necesidad y un elemento fundamental que genera relajo y descanso espiritual, nadie puede estar excluido simplemente por razones económicas, los ciudadanos tienen pleno derecho a gozar y divertirse.

20.- La diversidad en el gusto y el placer para alcanzar la felicidad en el plano del amor o del sexo, si se fundan en el respeto y el reconocimiento del derecho del otro a ser también feliz, será una norma a respetar.

21.- La Religión, en nuestra propuesta hay luz, sin duda hay indicios de luminosidad, pero la religión la reconocemos como algo propio del ser, algo que llevamos adentro en lo íntimo de cada uno, y rechazamos de plano las jerarquías y las arrogancias representativas en nombre de Dios.

22.- Dios es a nuestro juicio una existencia sin definición precisa, es una existencia difusa en la conciencia de la humanidad, algo así como dejar que cada cual interprete su presencia a su manera, lo que está bien por un lado, porque es así, porque nadie tiene la certeza ni la prueba de la apariencia de Dios. Por otro lado es un oportunismo desmedido porque permite la confusión, el temor a lo desconocido y la adoración a un ente que nadie sabe definir. Para nosotros, Dios es un sistema de existencia disímil a la existencia material solamente porque está constituido de un elemento que no es elemento, es luz, luz sin materia, pero su funcionamiento es muy parecida a la existencia material, algo así como el universo donde todo gira. Nosotros los humanos somos parte de esa existencia luminosa, es de allá que emprendemos el viaje a la vida terrenal y es allá donde regresamos cuando ésta concluye, y así, es un ir y venir perenne. Nuestra posición con respecto a Dios no es una imposición, es una interpretación meditada. Por tratarse de un tema en que nadie puede arrogarse la verdad absoluta, es que nos oponemos a la evangelización y recomendamos poner el tema de Dios en lo más íntimo y recóndito de cada ser humano.

23.- Las Iglesias han sido algo muy parecido a los partidos políticos, estas instituciones que han hecho crisis en la sociedad. Las Iglesias han mantenido a los pueblos sometidos a la ignorancia con el fin de lucrar y construir pequeños imperios transversales. La materia prima que han usado para construir estas instituciones ha sido siempre Dios, ese dios desconocido, impreciso, tergiversado y adulterado por el hombre.

24.- La utopía, el sueño, la quimera del guerrero es algo aceptable y defendido por quienes idealizamos una nueva vida, y que luchamos por ella. Nuestra utopía es la fortaleza que salvará el mundo, sin ella el hombre no existe en el paradigma de la magia de este existir. Los soñadores debemos remplazar a los pragmáticos que han llevado al mundo a la situación catastrófica y decadente que vivimos, los nuevos tiempos deben pertenecer a la forma poética de resistir. Resistir es la gran palabra para los nuevos tiempos, resistir no es una mala palabra, resistir es la clave de la continuidad de la especie y es el rechazo al mal que mata la belleza del vivir.

25.- La Protesta y la Resistencia. Desde la caída del muro que dividió al mundo durante la tercera guerra mundial, el Imperio triunfador mundializó la economía y la explotación de la humanidad. Nosotros, ciudadanos del mundo, llamamos a mundializar la protesta y la resistencia y a derribar los nuevos muros que conspiran contra el derecho a la vida para todos. Los nuevos tiempos exigen la caída de las fronteras y la unidad de todas las banderas. Nuestro triunfo dependerá de la unidad y la sincronía en la acción. Las luchas aisladas están destinadas al fracaso, es un deber de los ciudadanos del mundo marchar juntos y oponerse a toda guerra entre naciones, la guerra verdadera está contra lo que mata la vida y ese mal está expandido por toda la tierra. Los serviles del Imperio y del sistema destructor abundan en el planeta, son aquellos cobardes que desconocen el derecho del otro a existir en condiciones de igualdad.

26.- La Paz será siempre un objetivo irrenunciable. Somos pacifistas en busca de la paz universal, pero LA PAZ no viene porque sí, hay que ganársela, luchar por ella. Por ello somos Guerreros. Y la PAZ no será si no hay JUSTICIA. La PAZ sólo será cuando reine primero la justicia, porque ella sólo puede serla si es consecuencia, fruto de la justicia. Sino será lo que es ahora en el reinado del Imperio: PAZ DE CEMENTERIO.

Ciudadanos del mundo, para estar acorde con esta propuesta y querer ser un actor activo en la sociedad de los nuevos tiempos hay que estar dispuesto a perfeccionarse siempre, a crecer en la diversidad y aceptar la pluralidad como aceptamos la complejidad de la existencia. En el batallón de los guerreros de los nuevos tiempos habrá espacio siempre para luchar, ya sean creyentes o no creyentes, ateos o religiosos, justos o equivocados, pero de este lado de la VIDA; heterosexuales, bisexuales u homosexuales, pero amantes del AMOR noble; guerreros de antaño o combatientes modernos, pero siempre militantes del BIEN. La gran cadena humana que una al mundo, eslabón a eslabón, estará conformada por guerreros repartidores de esperanzas y sonrisas en esta lucha que dura desde el alba de los tiempos.

 

Ciudadano del mundo,

¡Únete a esta batalla por la existencia humana!

¡Conviértete en el eslabón necesario para que continúe la VIDA!

 

 

*Luis Arias Manzo, Melipilla-Chile 1956. Es autor del Manifiesto Universal de Poetas del Mundo [traducido a 28 idiomas]. Tres libros editados: Agualuna [2002], Mil años de Amor [2003] e Instantes [2004] Apostrophes Ediciones. En sus tres trabajos surge el conflicto entre materialismo y espiritualidad, tan presente hoy en día en las sociedades supuestamente avanzadas, en la llamada ‘modernidad’. En ellos está el amor [el posible y el irrealizable]... Aunque se trata básicamente de novelas autobiográficas, la poesía hace acto de presencia con una intensidad casi similar a la de la prosa, lo que hace de sus obras un trabajo muy apasionante y completo.

 

Pacha kanchay

PACHAMAMA I

 

Soy un privilegiado del día y de la noche;   

en la noche tengo tu carne de perfumes,

en el día me adueño de las voces de la tierra.

Cada palabra tuya consume mi tiempo, 

eso te dije cuando llegaste con tus ojos de luz

desde la Pachamama rubia y norteña.

El viento fogoso acaricia la arenilla, 

en la segunda Pachamit’a* del año

cubro mi rostro con tu pañuelo de perfumes, 

y vuelvo amarte otra vez como aquella noche.               

El calor de la tierra

me trasmite la dulzura de tus manos, 

quisiera detener los relojes.

Perdona si repito la palabra filosofía, 

la palabra patria, la palabra guerrero

la palabra espera, la palabra te amo.

 

                                        *Segunda estación (verano)

 

PACHAMAMA II

 

Esta noche escribo desde adentro

como el guerrero materialista que soy,

desde nuestro mundo que es la Pachamama,*

y el espacio que conocemos.

Como la mujer que me inspira

y que se entrega a mí,

te vuelves celestial en mis brazos

y en mi sangre.

Ahí está la humanidad que defiendo,

 en el campo de batallas verdaderas

están mis compañeros masacrados,

son guerreros vivos en las luchas de siempre.

 

*Madre Tierra

PACHAMAMA III

 

Antes de ser luciérnaga                                                      

el bosque fue la oscuridad de la celada,

¿Cuántos siglos perdidos

en la memoria muerta de la luz?

Nos pintaron con los colores de la nada y del vacío,   

muertos o ciegos

nos dejaron vagar en la sombra del paisaje,

y en la grandeza de tu corazón que me alimenta.

Pero nada nos detiene,

cada quien vuelve  a la cita

para juntarnos como antes,

cuando trillábamos los amaneceres

en el alma universal de la poesía

y en el canto que hoy repiten nuestras voces.

 

 

PACHAMAMA IV

 

Los maestros vuelven, uno a uno

se acompaña de bellas mujeres,

llegan, tocan, se presentan y se van.

Creí detener su canto en el mío,

pero la música infinita y suave

llegó a mis oídos con nuevas melodías.

Dónde estás ahora,

sé de tu mutación de luna acariciando la arena

y del agua que da de beber a la roca.

Sé de tu pasión por el alma del desierto,

por la afonía que gime en la noche,

solo tú sabes,

cuánto nos amamos en el viaje de la gaviota errante.

Como las fuerzas del mal

lucha contra las bestias de la oscuridad,

después de cada ceremonia

cúbrete el rostro; yatiri* mía

y usa la máscara luminosa que nos une.

                                                                 *diosa

 

PACHAMAMA V

 

¡Oh, Madre Tierra!

Siento tu firmeza en la fecundidad de tu alma,

envuelta estás en el olor de tus flores silvestres.                     

Tu color de niña  

tiene la esencia de la virginidad de la selva,  

en ti perdí el temor al rayo

y a la furia de los truenos en la noche.                            

Tú que me dejaste andar

por tu cuerpo infinito

eres mi tierra y mi amada.

He aprendido a defenderte de los demonios,

eso hago desde la infinitud de tu grandeza

desde el esplendor que te cubre,  Mama Pacha.

                                                         

 

PACHAMAMA VI

 

Por la vida de mi alma  

¿Qué margen hay para un mundo feliz? 

Por la muerte de mi cuerpo       

todo gira constante y regular.

La ciudad con sus hambrientos en las esquinas, 

los hombres de negocios,           

las prostitutas que buscan un giro diferente.

Todo es un círculo que rota como mi alma y la tuya, 

somos esta historia de amor

y también gira desde su origen

en un círculo indescriptible.

El renacimiento fue una gran rueda,  

también del otro lado las cosas giran, eso creo.

Los pensamientos me tiritan al oído,  

como martillazos de insomnios en la sien   

golpean mi conciencia adolorida.                         

                                               

 

PACHAMAMA VII

 

El lenguaje secreto      

está en la pasión por las palabras comunes, 

en ellas está el misterio de la vida 

y la existencia de las cosas,         

con ellas construyo el mundo que soñé.

Divino es el lenguaje                                

que avanza por la frontera de lo imposible

y libera al mundo.   

Allí donde te apasionas está la poesía

como yo que en esta noche callada  

escucho mi canto en otro mensaje.

Mi palabra les pertenece  a todos 

porque tú, habitas mi pensamiento.

Con los ojos claros de tu inocencia 

escribo mis poemas, 

quiero amarte en su profundidad, 

como amo esta lucha cotidiana 

que perdura en el tiempo.

 

 

PACHAMAMA VIII

 

Como una historia universal,  

los instantes se vuelven eternos

cuando dejan una huella en el alma, 

y se graban como la escritura    

de una historia personal.

De niño me nutría con los pechos de mi madre,

de adulto me fui tan lejos         

que sin saberlo me perdí en lo lejano del azar.

Los instantes auténticos perduran 

y marcan su tiempo infinito

como un haz de luz sobre la frente.

 

 

PACHAMAMA  IX

 

El mundo 

fue sitiado por una secuencia de imágenes,  

mi nombre estaba ahí,   

desangrado como otros  

que tomaron mi mano.

Estamos de vuelta,

regresamos del bosque de luciérnagas

donde la piel y los huesos,

hicieron un nido de cenizas.

Nuestras almas son el mismo pacto

firmado con sangre, 

vibran como nudos marinos

y emergen al final del horizonte.

 

 

PACHAMAMA X

 

Terminada mi historia  

me siento huérfano,

relegado en la distancia de tu ausencia.                 

Dibujo tu rostro en el horizonte 

y veo el polvo que levantan tus pasos.

Ya sé que la vista alucina en la distancia,

pero yo escucho tus gemidos 

y mi corazón tiembla como el Pacha kuiui*.                  

He  borrado mi idioma de lucha

y temo perder el sol que nos alimenta 

para fundir nuestras almas con la noche.

                                                  *temblor de tierra

 

PACHAMAMA XI

 

Mis poemas se han ido quemando, 

son hojas muertas de mis ilusiones tardías,

como el atardecer cansado del labriego

fluyen mis versos, agónicos y desesperados.

Mi lírica se pierde en sus propias palabras,

muda como el último grito de la noche,

es otro ritmo, otra melodía

en el sentido abierto de la voz.

Mi poesía se muere lentamente,

se despide de la Pachamama,

y del sudor perfumado de sus hierbas.

Ya no temo al desafío del otro, 

ni excuso las sombras misteriosas de mi sueño.

Este es mi presente de huesos y cenizas, 

en ellos se cruza el mensaje del poema,   

después de él, 

reconstruyo el verso y el poeta que soy.

 

 

PACHAMAMA  XII

 

Toma mi mano,

ahora que sana las tristezas,

los dolores, las heridas,

ahora que vuelve con mi hija de los parques.          

Toma mi mano

salgamos ahora de estas calles,  

y del ruido que nadie entiende.                     

Toma mi mano

ahora que te da una flor,  

que te escribe poemas  

y te brinda sus abrazos.

Toma mi mano, 

para llegar primero sin saber la meta 

por mis cantos de lucha.

Toma mi mano siempre,

mi mano que en otros tiempos

quiso empuñar el fusil,

mi mano que ahora empuña la espada 

y defiende tu nombre.

 

 

PACHAMAMA XIII

 

Todos, de alguna manera nos reencontramos,     

en mi casa, en el bus,       

en el fondo del camino,     

en la encrucijada de un jardín azul  

o en la casualidad.

El laberinto se vuelve un mapa de calles sin nombres,                                              

tristes por la sed y el hambre,                      

importa el punto de encuentro y desencuentros,

todos, creyentes o no creyentes,

solo con la luz en la mirada.

Todos los de este lado, luchadores infatigables,  

combatientes modernos, justos y esperanzados,  

hombres de una causa, militantes del bien

y de la nobleza del amor.

Caminantes, 

trovadores que reparten esperanza,       

poetas

que van por las calles oscuras dando un poco  luz.

Todos,

en algún instante nos vemos en esta lucha de siglos.

Apaga tu dolor; es una orden, 

aunque las metrallas te salpiquen el cuerpo

ya no estamos solos.

 

 

PACHAMAMA XIV

 

En esta vida terrenal

en la que somos partículas, átomos y moléculas,

nosotros somos nosotros mismos,

enfrentados en cuerpo y alma

a los desafíos de la vida material.

Tierra que me ha dado la semilla de lo que soy

recibe a tu guerrero,

en esta cabalgata por tus femeninas llanuras 

defiendo tu nombre y tus bondades.

Cada quien bebe tus vinos

y sin remordimientos te mancillan,

Oh, Tierra, Tierra mía, Tierra de todos.

Oh, Dios mío, creo estar enfermo,

permíteme usar tus bondades,

tus frutos, tus yerbas, tus riquezas,

ayúdame a sentirme mejor.

Bebo esta limonada caliente, 

como un ron caribeño con gusto a cubano,

son tus frutos amor mío,

tus frutos nacidos de la Tierra.

 

 

PACHAMAMA XV 

 

A la hora de las horas...  

me duele el tiempo –creo haberlo dicho antes-    

como los colores de la nada                    

o del vacío por donde vamos,                      

ocultos y protegidos bajo el sobretodo.

Entre gotas y gotas de la gran tempestad

pronto es Cochabamba el lugar de la cita,

celebremos la Pachamama Raymi*                   

con nostálgicos recuerdos del Che.

Cochabamba espera mis lecturas bilingües,   

Dans “Sed/Soif” avec “Semences”  

y estará Agualuna con las cartas de tarot    

que intentan descifrar el destino del mundo.

En la Pachamama, la francesa de la tierra,

Aux yeux grands ouverts comme des flambeaux, 

atenta a sus batallas, como tú, el Comandante y yo.                                                                                                     

Santiago espera su corrida de ensayo,

a contra tiempo Betzabet con ilustraciones de ángeles 

que también esperan a la hora de las horas,

en la cita de los bucólicos guerreros.

Otro marzo veintiuno,                         

día del rendez-vous de cada bardo,                   

el planeta recita sus versos en lenguas diferentes,  

pero cada palabra es un lenguaje universal  

que necesita ser dicho,          

sin más traducción                             

que la cadencia esperanzadora de la libertad.

 

 

PACHAMAMA XVI

 

Hoy es el hoy del guerrero

el punto ínfimo del tiempo

es el hombre por las civilizaciones del mundo,

por los pueblos que hacen historia.

Hoy es el hoy de la batalla

de la resistencia

y la aurora con un grito diferente

mientras corro por las calles de Santiago.

Otra vez hay un once de septiembre,

otra vez hay un canto que nos une.                                      

Me ahogo en el recuerdo que respira

cuando escucho el amor de tus palabras.

 

 

PACHAMAMA XVII

 

Pachamama,

en esta noche brillante,

silenciosa como la mirada vacía,   

quiero hablar contigo

de los secretos en mis noches de luna

y mis días de tierra.

Pachamama,

en el camino nada está predeterminado,

el futuro no existe, 

vacío como un disco sin grabar 

es una hoja blanca,

que necesita ser escrita

con el sudor y la sangre de todos.

Sí;  Pachamama,

para que las penas sean blancas 

y las alegrías también puedan ser negras.

La frontera existe en la realidad de ser atravesada, 

necesaria es la visa de tránsito 

en el ir y venir por la tierra de todos,  

tierra perdurable que nos habla, que nos grita,

que pide ser salva para la vida renaciente  

como la señal que esperamos en la paz necesaria

esa es la conquista por la Pacha k’anchay*.

 

*Luz del mundo