Poetas Del Mundo Poets of the world
Our Poets & Artists Talented, Credentialed & Creative
Our Readers A wide diverse audience
Help & Support Call us: +56 9 8811 6084
0 0
Osiris Valdés López

Osiris Valdés López

Escritora
Nationality: España
Email: osirisvaldeslopez89@gmail.com

Biography

Osiris Valdés López (nació en La Habana, Cuba el 15 de marzo de 1989)


Radicada en Canarias ; (origen de su ascendencia y descendencia Guanche, Isleña ), Miami y en  Mallorca, España , (posee doble nacionalidad cubana - española) ya que es hija de padre cubano y madre española.


Escritora, periodista, editora, biógrafa, poeta, artista plástica, gestora cultural, influencer, actriz, DJ, podcaster, locutora; presentadora del programa «Amor y Letras» directora de «Radio Periódico  Arcoíris / Noticias España» . Embajadora de la Paz , (distinción otorgada por el movimiento de
mensajeros de paz) PACIS NUNTI de Argentina. C olumnista Internacional de diversos periódicos físicos y digitales en España , Estados Unidos y en revistas de Hispanoamérica. Dedicada al arte de la pintura sobre lienzo.


Es autora del poemario «DE COLORES EN EL ARCOÍRIS» publicado en España (segunda edición, julio 2017) y de la trilogía: «EL ARCOÍRIS DE MIS DESEOS INSACIABLES» publicado por «EDITORIAL PLANETA»  bajo su prestigioso sello editorial: UNIVERSO DE LETRAS  ( octubre 2021) 
https://www.universodeletras.com/El-Arcoiris-de-mis-deseos-insaciables.htm

Novela que cuenta con un maravilloso prólogo realizado por «Fernando Alonso Barahona»  escritor, abogado y analista cinematográfico; gran referente de la actual crítica fílmica española, autor de una amplia y variada producción literaria y ensayística (con más de cuarenta títulos
publicados).


Estudió contabilidad y finanzas; arte dramático en Instituto cubano de Radio y Televisión (ICRT). Clases de canto, danza experimental, ballet, y modelaje desde temprana edad; incursionando además por múltiples disciplinas deportivas: ciclismo, atletismo, natación, baloncesto.


Osiris ha publicado poemas y prosa poética en una infinidad de periódicos en España y Estados Unidos. Escribe sobre diversos temas, cultivando distintos géneros literarios y periodísticos: entrevistas, artículos de opinión, reseñas, sociedad, medio ambiente, cultura, sucesos, etc ...

ENCUENTRA A OSIRIS VALDÉS EN SUS REDES SOCIALES:

Google:
https://g.co/kgs/3a1XzD

Instagram:
https://www.instagram.com/radio_periodico_arcoiris_news?r=nametag

Youtube:
https://youtube.com/channel/UCBcLmqbr5gI8Bt73VzS08Zg

Facebook:
https://www.facebook.com/OsirisdelaC.Valdes

HTML:
http://www.arcoirisradiofm.com/

TWITTER:
https://twitter.com/OsirisDeLaCLop1?t=FhKhNjjVsqsCimnjaoRX6A&s=08

Mi perla es del Caribe

Ella es dulce como la miel y ardiente como el ron, ella llega siempre con un Son y se emociona con un Bolero, pero si bailar con esmero quiero:

¡Danzamos una rumba de solar o un buen Guaguancó!


Donde el viento escucha el susurro del pensamiento; la raíz, el sentir, el soñar, palpitar y resucitar.

¡Brilla mi perla!


Que tu encanto, tu magia y tu sabor sea posible para los que añoramos tu canto, el sonido de tus tambores, las sonrisas cristalinas, las miradas de amor, la caricia de tu voz. El verso, la rima, la canción.


Ella es una mágica mezcla de culturas; sangre criolla y dulzura. Ella es alegría y locura; esperanza infinita de ternuras.


¡Ella es Cuba!

Lo que sueñan los niños

De niños soñábamos que revoloteábamos dando saltos por el arcoíris; luego, galopando unicornios por las nubes cazábamos un tornado y lo envolvíamos en nuestra alfombra voladora, para trasladarlo a aquel lejano volcán y ocultarlo en el centro de la tierra; frotábamos nuestra lámpara mágica, aquella que encontramos entre los rayos del sol, y un genio dormilón que habitaba en ella con un bostezo gracioso nos decía:

—¡Tus deseos son órdenes!


Y deseábamos que todos los niños fueran felices.


Por el mar podíamos andar sin hundirnos y alcanzábamos el horizonte dibujando garabatos. La luna salía antes de tiempo para nosotros, la luna menguaba para que durmiéramos sobre ella; cada estrella que en nuestro cielo parpadeaba era un ángel que nos protegía, un alma que de esta tierra había partido y echábamos de menos.


A lo lejos mirábamos aquella montaña más alta, viajábamos por el tiempo para alcanzarla, al llegar veíamos un árbol anciano que nos hablaba, con sus ramas señalaba al horizonte y tenía algo tatuado en el alma: ¡Sorpresa! Era nuestro nombre. En el cielo una estela de estrellas nos saludaba, y la dulce melodía de aquella sonrisa, se escucha en los planetas y galaxias.


A lo lejos un barco pirata venía a buscarnos, y nos encantaba la idea de viajar a mundos lejanos y ver paisajes nuevos; descubriríamos cómo localizar el tesoro que se oculta al final del arcoíris.

Bailábamos en la arena a la hora del ocaso, y nuestro amigo el osito Blacky tenía vida al nacer la noche.


Amanecía y queríamos vivir nuevas aventuras porque nos esperan nuestros sueños.


¡Abrazo mamá! Diría “Sammy”, y serían mis palabras favoritas algún día.

Tanta luz

Se me antoja el pensamiento conquistado por la imagen viva de la luz en mi memoria, no es una luz voluble como lo es la luz del sol en cierto modo.

El sol antes o después según la estación se duerme al morir el día, y aunque su luz deslumbra la de las estrellas, siempre le concede el cielo estrellado a la luna, esa ocasión de asistir a su cita eterna con la madrugada.

Entonces la luna brilla porque refleja la luz del sol. Añoro esa luz afín a la luz de la luna llena. La luna llena refleja tanta luz, que el sol, si así lo deseara, no la podría opacar ya veces la admirar durante el día. ¿Has visto al sol alguna noche sin eclipse?

Esa luz, no es electricidad que se consume precisando fuentes de energía, es inextinguible y electrifica mi vida.

Aunque casi siempre padezco olvidos pasajeros, evoco el destello sempiterno que a oscuras reluce vida, ilumina más que el sol durante el día y provoca celos a la luna.

Se me enquista el sentimiento, entonces yo, absurda porque me materializo sustentando banalidades, voy en busca de un antídoto eficaz que lo erradique de mi alma.

Finalizo exhausta mi fiel empeño, porque el despliegue de esa luz me colma de suspiros, y aún así no me rindo, continúa intentando atenuar mi espíritu, entonces mi ser simula estar dormido, complaciente con la lógica que me oprime, pero mi impulso vivo grita verdades a mis ojos de esos  ojos.

Podrán fijarse en esos ojos, pero nadie, nadie sabe lo que yo sé de ellos: guardan sueños y mil vidas para realizarlos. Surcan entre sus pupilas la verde selva y el profundo azul del mar.

Escribiré de esos ojos como si pintara en mi lienzo la luz divina que destellan, pero cada interminable poema no será más que un fragmento.

Cuando la inspiración resucita al poeta, aún de la manera más sublime le es imposible expresar una plenitud, lo que dicen esos ojos y su luz.

Ritual

Ahora que tus aguas inundan mi humedad, empezando por mis pies que se hunden en tu suavidad, ahora que mis flechas de guerrera ansían serpentear entre mis manos, y mis dedos sean sus caricias, para luego con todas las fuerzas que me sobran lanzarlas a través de ti y tu infinidad.

Ahora que el cielo juega con nuestra luna llena a la par de las nubes que intentan cubrirla, sin cumplir su designio, pues la luna siempre logra aunar su luz divina en ti y en mí.

Ahora que me sobra todo aquello que me falta, porque mi cuerpo se cubre mejor al calor de tus olas blancas. Ahora que figuradamente en calma, no te creo, no me creo, tú y yo sabes que es difícil alcanzar la paz en nuestras ansias.

Dime tú, que todo lo sabes, que todo lo ocultas, que siempre vences y nunca faltas, que de tu sal soy prisionera. ¡Escúchame tú! Con este caracol te escucharé hasta el fin de mis tiempos, y allí donde somos eternos seré el caracol que transmita tu sonido, seré el alga que se enreda ahora por mi cuerpo, seré tu ola desafiante y el misterio de tu encierro.

Ahora que en mi piel se evapora cada gota de tus aguas, ahora que me convierto en volcán y de esta lava ardiente mía nace una isla dentro de ti.


Escúchame, ¡yo te amo!

No record found.
No record found.
No record found.
Comments