Poetas Del Mundo Poets of the world
Our Poets & Artists Talented, Credentialed & Creative
Our Readers A wide diverse audience
Help & Support Call us: +56 9 8811 6084
1 0
María Piña

María Piña


Nationality: España
Email: mpinaescritora@gmail.com

Biography
Así fue

SÍ, fue justo como lo imaginé.

Recorrer mi cuerpo

tatuar tus besos calientes y húmedos

en cada poro de mi piel,

jugar con mis cabellos

retrasar los besos que moría por sentir.

Acelerar los latidos de mi corazón,

incendiar mis ganas.

Fue justo así,

delicado, suave, sin prisa,

poco a poco, como quien degusta

el primer sorbo de café recién colado

en una mañana de otoño.

Escapar de mi imaginación

para hacerte realidad dentro de mi,

seguir junto a mi, como un día te imaginé.

Casi todo

Tengo
Besos ardientes en mis labios
Versos que queman mi garganta
Un cuerpo ansioso de caricias
Un mar de sensaciones para darte
Ganas de amaneceres y café recién colado,
de noches de insomnio, de miradas largas,
de risas locas,
de bailar desnuda y con zapatos de tacón
de éxtasis,
de orgasmos, de ti.

Lo tengo casi todo,
me sobran ganas,
me faltas tú.

Te espero

Me asomo a la ventana

presiento que estás cerca

te espero con ansias

impaciente,

con las ganas a flor de piel

el deseo resbalando

por mis caderas

con un volcán por estallar

la sensibilidad humedecida

y mis labios

hambrientos de ti.

Si te vas

Si te vas,

me abrazaré a tu almohada

para sentir tu aroma

dormiré con tu pijama

en un intento de engañarme

ante el espejo.

Si te vas,

antes, bebe de mi

y sacia tu sed en mi transparente pozo

de inagotable sensaciones

que te espera siempre ansioso.

Aliméntate de mi carne

amándome con rabia,

con ternura, con pasión.

Si te vas,

deja tu sexo derramado sobre mi,

la cama deshecha, la toalla en el suelo,

la música alta

inyéctame tu amor,

cual suero en en mis venas,

tatúame tus labios en la piel

para nunca olvidar tus besos

Si te vas,

regálame un concierto

de orgasmos y gemidos,

que el sudor nos abrace,

hasta transportarme

muy lejos de la realidad

que aguarda mi soledad, si te vas.

Si te vas,

por favor,

no me me avises,

no quiero saberlo,

solo antes, ámame,

sabiendo que no lo harás

nunca más,

mientras,

me quedo en ese letargo

en el que deambulan

los amores que jamás se olvidan.

Soñarte

Cuando desperté, las sábanas blancas que envolvían nuestros cuerpos desnudos estaban rodando por el suelo de mármol de la habitación.

Entre ellas pude divisar tu sostén de encajes negro, tan misterioso como tú.

Las botellas de vino junto a las copas en la mesa de noche del lado derecho de la cama, tu preferido, y algunos pétalos de las rosas rojas que esparcí en el suelo para sorprenderte al llegar.

Las velas muertas, habían dado toda la vida que tenían para darnos calor, ardiendo junto al calor que despedían nuestros cuerpos al amar.

Porque nos amamos de forma loca, desmedida, entregados al placer, a la lujuria, no hubo ni un solo rincón de tu majestuoso cuerpo que no besara, escudriñara y sintiera, mientras me tropiezo con el tanga que hacía juego con tu sostén y se cuelan unos rayos de sol por la ventana, que me descubren solo, en aquella misma habitación, donde una vez más, te soñaba.

No record found.
No record found.
No record found.
Comments