Poetas Del Mundo Poets of the world
Our Poets & Artists Talented, Credentialed & Creative
Our Readers A wide diverse audience
Help & Support Call us: +56 9 8811 6084
0 0
Federico Mendo Sanchez

Federico Mendo Sanchez


Nationality: Perú
Email: fmsico@gmail.com

Biography

Federico Mendo Sánchez

Federico Mendo Sánchez, nació en el Departamento de Cajamarca – Perú, actualmente reside en la ciudad de Lima,  cultiva el arte de la poesía desde su época escolar, ha participado en distintos eventos poéticos durante su etapa estudiantil. Ha ganado varios concursos inter escolares representando a su centro de estudios como la Escuela Particular Minerva y la GUE. San Pedro - Chimbote, fue ganador en los Juegos Florales del año 1989 en la Marina de Guerra del Perú, participó en los eventos Grito de Mujer de los años 2019 y 2020 de la ciudad de México, también en Tertulias Literarias a nivel nacional e internacional, por el momento es miembro del Grupo Academia Literaria Surco y Semilla de Colombia y fundador del Grupo Literario “Un Poema y un Recuerdo” de Perú.

 

DE QUIÉN ES LA CULPA

 

De quién es la culpa, para que yo te quiera,

para que yo no pueda, vivir sin ti,

quien acabó mi fe, para que en mí muriera,

aquel buen olvido que existía en mí.

 

De quién es la culpa, para que yo creyera,

que todos los días junto a ti iba a estar,

de quién es la culpa, para que yo sintiera

que en el fondo del alma, no te puede olvidar.

 

De quién es la culpa, para que mi sentimiento,

viva siempre creyendo, que nací para ti,

y que tú acabarías con todo mi sufrimiento, 

pero quiero decirte de una vez, que no es así.

 

De quién es la culpa, para que yo te llame,

y en las tardes te busque, como el ave a su nido,

de quién es la culpa, para que tanto te ame

y seas tú mi suerte que yo haya elegido.

 

De quién es la culpa, para vivir pensando,

pues cansado ya tanto, no logro entender,

que aunque no te tengo, yo te sigo amando,

dime de quién es la culpa, tú debes saber.

 

 

CULPABLE SOY YO

 

 

Si acaso me contradigo,

en este confuso error de amar

y quieres saber tú ¿de quién es la culpa?

pues... culpable soy yo.

 

Pero también tú eres culpable,

porque sembraste amor y te alejaste,

algún día tu conciencia te remorderá...

pero que importa. al final... culpable soy yo.

 

Pues llevo en mi alma la cruz de tu amor

y voy muriendo en mi profunda pena

siempre viviré con tu recuerdo,

si al final,... culpable soy yo.

 

No importa que mañana sea diferente;

y me mires con desdén mal concebido,

quedando nada más de lo vivido,

aquel recuerdo de ser yo el culpable.

 

Sentí tus ojos que a mi vida dieron,

la esperanza de seguir con mi destino

y fueron la constante que hicieron,

que me sienta culpable siempre yo.

 

Dentro de mi corazón existirá cada día,

el sentimiento de amarte cada vez más,

aunque el fuego de nuestro amor quede en cenizas,

no te olvides... culpable soy yo.

 

Así es el destino, así es mi vida,

más nunca te podré olvidar,

la muerte me llamará, y tú te quedarás

si al final de todo... culpable soy yo.

 

Acuérdate de mí, eterno amor,

porque mi vida no podrá vivir sin ti,

te vas, tu olvido no podrá más que mi amor

por eso te digo...  culpable   soy yo.

 

 

AMOR PAGANO

 

Cierto día la conocí y ya la adoraba,

pero era ajena y además era preciosa,

a uno lo amaba y a otro lo engañaba,

pero para mí, ella siempre fue mi Diosa.

 

Mientras que uno la llenaba de flores,

en su tormentoso hogar el otro la torturaba,

pero así la amé, yo curé su honda herida,

y ante sus pies me rendí, a curar yo sus dolores.

 

Fue un amor tierno y a la vez pagano,

fue de esos amores, que nos llevan a la muerte,

pero allí vamos los dos, cogidos de la mano,

buscando en cada tarde, tener la mejor suerte.

 

Tendré que olvidar pronto, esta nueva ilusión,

aunque viva en mí,  un tormentoso vacío.

dime tu buen Señor ¡oh!  Dios del perdón,

si debo dejarlo, aunque es duro este martirio.

 

Soy pecador Señor y toda la culpa es mía

por amarla siendo ajena, sé que amarla es pecado

pero aun así la sigo con pasión amando todavía...

pues mi corazón continua de ella muy enamorado.

 

Si nos engañaba a los dos, ella era muy necia,

por eso de mi corazón hoy tiene su gran castigo,

y mi corazón despiadado, hoy la mira y la desprecia.

pues aunque yo tanto la amé, ahora yo lo maldigo.

 

 

No record found.
No record found.
No record found.
Comments