s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player


Detalle

UNA EXCUSA PARA ABORDAR A FACUNDO CABRAL

Por Mario Fernandez Parra*

VENEZUELA: De niño siempre supe, mejor dicho, intuí, que todo foco de perturbación social masiva, así como golpes de Estados y disputas entre países tenía (sigue teniendo) su origen en los Estados Unidos de Norteamérica. Con esa idea crecí, azuzado por mi padre, quien, cada vez que se reunía socialmente en nuestra casa (ello incluía alguna bebida “espirituosa”) con sus amigos, expresaba lo que anteriormente estuve enunciando.

Luego, fueron las canciones de Alí Primera, las que alimentaron mi conciencia política y, poco después, vinieron los versos de Joan Manuel Serrat, con otro tono estético y poético. Para ese momento entran los libros políticos, llevados a mi pueblo –Potreritos- por Gerásimo Chávez, quien se convirtió para mucho de nosotros en un “ejemplo a seguir” por su ética y lucha sindical.


Tales libros nos dieron la dimensión teórica y científica del tema político: materialismo histórico y dialéctico; socialismo científico y primitivo; lucha de clase; capitalismo, etc. También, en ese mismo período llega otro cantor a nuestra “cassetteca” (cintas cassette de grabaciones auditivas -para los que solo conocen CD, pendrive y otras misceláneas electrónicas-) … Se trata de Facundo Cabral.

Ciertamente, los libros y discusiones grupales se presentaron para esclarecer dudas en esa materia de la ciencia política y de la ciencia histórica, incluso, para entender que ambas pertenecen al mismo festín de la vida. Todo ello está bien, leer forja discernimiento, pero éste, puede ser frío si no está asociado a una ética y una estética junto a la práctica de la solidaridad: ésta última, no se adquiere en los textos, sobre todo este tipo de bibliografías, a no ser que los autores sean capaces de abordar lo político desde una narrativa literariamente aprehensible, haciendo uso de los recursos de otros géneros, de modo que la lectura, además de aportar datos y conocimientos, sea un goce que redima y sacuda al mismo tiempo la sensibilidad del lector.

La poesía y la música son capaces de decir –en una economía de lenguaje- aquello que pesados libracos no alcanzan esclarecer para la comprensión de la realidad histórica y política –cualquiera sea la que se esté viviendo- y, no necesariamente tiene que ser a través del panfleto, aunque no tengo nada en su contra, incluso lo reivindico. Pero a lo largo de la historia podemos encontrar metáforas y expresiones sueltas, aunque si nos apegamos al razonamiento hegeliano, encontraremos que la tesis es una proposición que se da por verdadera hasta el surgimiento de la antítesis, luego de la cual el careo dialéctico entre uno y otro da por conclusión una nueva tesis a la que se conoce como síntesis. Partiendo de este argumento podemos decir que no existen expresiones absolutamente sueltas, que todas tienen, como en la cuentística y la novelística un principio, un nudo y, un desenlace final. Y por su lado, Albert Einstein decía “Todo tiene que ser tan simple como sea posible pero no más simple”.

De lo anterior, regreso a los tres cantautores mencionados en el segundo y tercer párrafo, respectivamente. Acerca del primero de ellos escribí un artículo que titulé ALÍ PRIMERA: FLOR Y FUSIL, sobre Joan Manuel Serrat aún no he escrito nada y en relación a Facundo Cabral, tuve la suerte de entrevistarlo en una oportunidad y fue, quien, con su compleja sencillez, sumó a mis diecisiete años el asombro e interés por ver y abordar la literatura de forma sistémica, incluso me llevó a Fritjof Capra en los años 90 y su The Web of Life (La trama de la vida); a Edgar Morín y el Pensamiento Complejo; a entender el humor, la filosofía, la poesía y la espiritualidad en un mismo acto, sin compartimientos estancos.

Creo que nunca había sido tan oportuno como necesario escuchar a Facundo Cabral, en particular su reflexión –ecuménica, pudiera decir- titulada NO ESTÁS DEPRIMIDO, ESTÁS DISTRAÍDO (53 minutos de duración)  Suficiente tiempo tenemos en este voluntario recogimiento que nos lleva a alejarnos de un fantasma viral llamado COVID-19…

*Mario Fernandez Parra, poeta del mundo:
http://raboninco.com/6dfv
Nacionalidad: Venezuela
E-mail:potreritos_62@yahoo.com 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s