s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player


Detalle

PRIMER ENCUENTRO DE POETAS DEL MUNDO EN BOLIVIA

Día Internacional de la Poesía. Por Marleny Londres Cobas*

BOLIVIA-Cochabamba: Poetas del Mundo nuevamente se ha anotado un gran éxito con la realización de su Primer Encuentro: "Ulincho: Palabra y Libertad" llevado a cabo del 17 al 25 de marzo 2018 en el Departamento de Cochabamba, República Plurinacional de Bolivia, evento que fuera dedicado a la poeta del mundo Blanca Garnica. Un programa elaborado con la máxima delicadeza por nuestra Secretaria Nacional por Bolivia, la poeta Pilar Pedraza Pédez del Castillo. En el solemne acto dedicado al día internacional de la poesía, la poeta cubana Marleny Londres Cobas presentó una ponencia en el Palacio Portales. A continuación, con mucho agrado y gratitud lo compartimos para todos los amantes de la poesía:

Si quisiéramos buscar una data concreta del surgimiento de la poesía, sin lugar a dudas nos perderíamos en el tiempo, pues ésta es considerada como acto creador, no sólo porque hayan aparecido muestras escritas en versos, sino porque hay huellas indelebles que así lo atestiguan. Como sabemos, aun cuando se desconocía la escritura ya había poesía oral, nuestros juglares cantaban o recitaban las hazañas de dioses, héroes y pueblos, peregrinando en el tiempo que a saltos nos fue develando lo que conocemos hoy de las escrituras cuneiformes, que datan del 2700 al 2500 antes de nuestra era, desde el reconocido poema sumerio que cuenta las epopeyas de Gilgamesh, la poesía, ya fuera para contar sentimientos personales o sociales, se hizo camino expresivo, a través, de los disímiles temas que existen, desde los que se consideran más encumbrados, hasta los que pudieran parecer triviales, nada ha escapado a la suspicacia del poeta.


Tácita o abierta, metafórica o directa, rimada o sin ataduras, dígase en verso o dígase en prosa, oral o escrita, la palabra hecha poesía cualquiera sea su lengua, ha sido y es, un medio de expresión que puede salvar o hundir el mundo, le toca al poeta decidir libremente qué hacer con su arma, mas, mi pretensión no es hacer historia sobre el trigo trillado.

Tampoco voy a teorizar alrededor de lo conceptualmente concebido como poesía, pues aun cuando son muchos los que han pretendido encasillar o etiquetar  con un significado perentorio, lo que a su juicio consideran discurso poético, una y otra vez la reina de la creación literaria, ha roto los cánones para comunicar en apretada síntesis discursiva, todo lo que nos rodea e inquieta, ya sea del macro o del micro universo, sin olvidar los que avanzan al unísono o indistintamente por ambos mundos.

No obstante considero que, sin ánimos de conceptualizar como ya acoté en el párrafo anterior, la poesía es tan sólo una manera distinta de decir, que nos permita ver, en tiéndase: poeta y lector, en el más allá de la palabra, sea en lenguaje traslaticio o lenguaje recto, la poesía  se distingue en sí misma, no necesita ser presentada por teórico alguno, porque aun cuando no se escriba en versos, decir poesía, es como abrir una ventana al mundo.

Y es precisamente por lo que acabo de decir y por otros disímiles motivos, sean o no harto conocidos por ustedes, que les pido dar un giro a la comprensión coherente de este discurso, para celebrar un reconocidísimo acontecimiento ocurrido en París, durante la celebración del trigésimo período de sesiones de la UNESCO, desarrollado en el año 1999, donde se concordó instituir el 21 de marzo como Día Mundial de la Poesía,   atendiendo al reclamo del reconocido editor: Antonio Pastor Bustamante.

Los poetas del mundo, miembros o no de nuestro Movimiento Internacional, vitoreamos la singular solicitud, considerando además que ha sido y es: sabio y justo el acuerdo tomado por dicha organización, pues es ésta una de las formas más significativas de reconquistar el esplendor y reconocimiento que otrora viviera la poesía, a pesar de que no desestimamos el ilimitado avance tecnológico, pero reconocemos cuánto mal ha causado, para el buen desarrollo de la expresión oral y escrita, la que pudiera fomentarse a través del hábito de lectura del libro impreso.

Antes del decreto de la UNESCO, en diversas partes del mundo era celebrado indistintamente el día de la poesía, tal es el caso que no pocos conocen del  15 de octubre, fecha en la que se conmemora el nacimiento del poeta clásico latino Virgilio o de la propia decisión de la UNESCO, quien en la primicia había signado para la citada celebración, el 23 de abril, haciéndola coincidir con el día internacional del libro, no obstante, considerando que es éste un salto sin retroceso les invito, como poeta y no como crítico, a que nos detengamos, no sólo a pensar, sino también a reflexionar en la fecha escogida, al parecer, de manera definitoria para la magna celebración, así pues nuestra reflexión debe girar, alrededor del 21 y 22 de marzo, días en los que ocurre el equinoccio de primavera en el Hemisferio Septentrional.

Si como poetas, les damos un sentido tropológico a estos días,  por lo que natural y objetivamente ocurre durante la primavera, podemos considerar que, esta fecha además de ser un exclusivo y  merecido regalo para la reina de los géneros literarios, tiene en sí misma, un sentido y un carácter simbólico para todos los poetas del mundo, dígase del hemisferio norte o del hemisferio sur, porque la primavera, es un parto de vida como acto natural de la madre tierra ¿Y es que acaso la poesía no es también de manera simbólica un parto de vida?

Considerando como poetas que nuestra respuesta es un sí, no sería ya el 21 de marzo la fecha escogida, sino lo que se ha escogido es el significado de la palabra que marca la entrada a dicha estación, pues más allá de un día, la palabra primavera, fuera de su significado literal, lleva implícito en el sentido traslaticio, un acto vivencialmente creador de tal magnitud que como ya referenciamos, a escala natural no podemos compararlo con otro símil que no sea, lo que intrínsecamente denominamos y reconocemos como poesía.

Para los poetas que nos precedieron, para los de estos tiempos y aun para los que estarán llegando de manera interminable; esta fecha: dígase primavera poética, poesía primaveral, día internacional de la palabra poesía, lo mismo que si dijéramos día internacional de la palabra primavera, es, en el más allá de su lirismo romántico, un bien merecido reconocimiento, dentro de los géneros literarios, para la poesía y es también, un justo festejo internacional para la estación de primavera, porque es en ella donde los poetas, hacen gala de su acto creador: recitan, leen o simplemente dicen sus versos, dispuestos en disímiles estrofas que sin dudas son un estímulo para los nuevos movimientos literarios, que se suceden en todas las regiones del planeta y que consciente o inconscientemente fortalecen la cultura de sus pueblos, sea desde sus lenguas originarias o desde las lenguas reconocidas que por una u otra razón, en el tiempo colonizaron naciones.

Nuestro Movimiento, es una muestra de ello, instituido bajo el lema por la Paz y la Preservación del Medio Ambiente, fue fundado en Chile en el año 2005 por el poeta y narrador, aquí presente, Luis Hernán Arias Manso. Los poetas miembros somos reconocidos como Poetas del Mundo, porque más allá del juicio académico, nos une la palabra poesía, que en sus muy diversos estilos, rebasa lo que se conoce como élite poética para alcanzar, hoy por hoy, el miembro 9 137, repartidos en todos los continentes, de nuestra increada Madre Tierra.

Yendo de lo general a particular, es éste el primer encuentro de Poetas del Mundo en Bolivia, cuyo nombre es: “Ulincho; Palabra y Libertad”, organizado por la poetisa y narradora Pilar Pedraza Pérez del Castillo, en el que, además de homenajear a la poetisa cochabambina Blanca Garnica, se ha abierto otra senda que se multiplica cada año, en Chile, Cuba, Taiwán, Venezuela y Argentina, entre otros pueblos que continuarán el camino y abrirán puertas para que la poética vuelva a ser canto de vida, que nos haga, pensar y reflexionar,  desde el respeto, el amor, la concordia y la paz, por nosotros y por nuestros semejantes.

En el tiempo la poesía seguirá su andar ilimitado, de manera que desde sus muy diversas formas de expresión, permita y facilite la tan necesaria circulación de ideas que a través de la palabra, como única herramienta para desarrollar ese don creativo, contribuya al cuestionamiento de manera novedosa, lo que no significa que el poeta deje de ser libre, para decidir qué utilidad le da a su visión unívoca de ver y asimilar la realidad, ya sea desde las metáforas permeadas de colores o desde el lenguaje en blanco y negro, mas, ha de saber, que su palabra singular una vez dicha, verbal o escrituralmente, ya no le pertenece. Se irá como una rebelde sin causa, más allá de la voluntad consciente o inconsciente del discurso poético, para hacerse un producto nuevo en el oído receptor cualquiera sea, para continuar indetenible entre los diversos géneros literarios, las diversas manifestaciones artísticas, los diversos pueblos y las diversas culturas, que dicho en el sentido más amplio y en la mayor extensión de su significado, en el hoy y en el ahora que nos toca, es la razón poética que nos identifica y nos une como Poetas del Mundo.

Gracias a Dios que me ha permitido compartir con ustedes este singular momento.

 

*Marleny Londres Cobas

 
Nacionalidad: Cuba
E-mail: londres@heh.sld.cu

 

Publicación: 26-03-2018

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s