s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Alicia Victoria Vasquez Avendano
Nacionalidad:
Chile
E-mail:
aliciavictoria.vasquez@gmail.com
Biografia

Alicia Victoria Vásquez Avendaño

Fecha de nacimiento: 26 de Octubre 1947, edad 72 años.

Alicia Vásquez, Poetisa, profesora de Castellano  y psicopedagoga.

Diplomada en Medio Oriente Antiguo y Egiptología .

Mención honrosa en el segundo concurso Dagoberto Campos de La Serena.

1981, es publicada en la antología Tres Generaciones

1984, segundo lugar en el concurso literario de la Caja de Compensación 18 de Septiembre

2003, mención en el VII concurso “Leer, Pensar y Hablar” (amigos del arte, educar Chile)

2011, es publicada en la antología Cuatro de Trébol

2014, publica su libro El Sueño de Egipto, cuyo lanzamiento en la Sociedad de Escritores, a la cual pertenece, fue patrocinado por la embajada de Egipto.

2015, publica su libro El Tiempo Rescatado.

2016, publica su libro Egipto para Siempre.

 

1.- Del Libro El tiempo Rescatado

Receta del Cola de Mono

La blancura de la leche se casa con el lechero

Y tantas cosas se dicen saeteados por el fuego

Que la leche burbujea ardiente como un caldero

Una a una van cayendo en su cabeza las yemas

Y el tenedor las convierte en chisp0as de sol y nieves

El café cae de bruces atraído por la fiesta

Y el azúcar cristalina hace crujir sus tacones

E invita a bailar con ella

Al pícaro aguardiente

El tenedor ¡tan intruso! Les da vuelta, vuelta y vuelta

Hasta que todos mareados reposan en la botella.

 

2.- Del libro “”El Sueño de Egipto”

El sacerdote

Pronuncia tu nombre para que existas,

Lo escribo con la pluma del águila,

Para inmortalizarte.

Esperaré amparado por Jepri

Tu nuevo vuelo, mi reina

Como un loto, besaré estelas de agua

Buscando tus huellas

Esperaré que las ágatas de tus ojos

Puedan otra vez contemplarme.

Y el ámbar de tus labios

Se haga carne sobre mi boca.

Nada me detendrá

Ni el manto de Anubis,

Ni el poder de la Balanza de Osiris,

Porque mi amor tiñe todos los confines.

 

Del Libro Egipto Para Siempre:

Tutankamón

Nadie escribe a tus ojos

De almendras sorprendidas,

Ni a tus labios infantes

Que construían sueños.

Nadie habla de tu carro

Que llevabas al vuelo

Ni al arco y las flechas

Que lanzabas al viento.

Ni aquellos sacerdotes

Que recibieron dádivas

Escribieron tu nombre

Para alabar tu paso.

¡Qué triste es recordarte sólo por tus riquezas!

(Pero yo he querido elevar tu estatura).

Eres pobre, rey – niño,

Ya no tienes fortuna:

De Horus, el pectoral,

Todos tus amuletos

El antifaz de oro

Que copiaba tu rostro…

¿Estás durmiendo solo

Con tus vendas marchitas

O estás mirando todo

Convertido en estrella?

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s