s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

HECTOR RAFAEL ANTIGUA DILONE
Nacionalidad:
Rep. Dominicana
E-mail:
hector_antigua@hotmail.com
Biografia

HÉCTOR RAFAEL ANTIGUA DILONÉ 

HÉCTOR RAFAEL ANTIGUA DILONÉ nació en el seno de una familia campesina en enero del 1955, en el paraje El Azucey del municipio de Villa Riva, provincia Duarte, República Dominicana. Fueron sus padres: MIGUEL ANGEL ANTIGUA LÓPEZ Y ANA CECILIA DILONÉ CABRERA. Las etapas de su infancia, niñez y adolescencia las vivió en el ámbito rural; pasando a vivir en el medio urbano a partir de los primeros años de su juventud. Sus estudios básicos e intermedios los cursó en escuelas y liceos públicos. A mediados de la década de los 70s, ingresó en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), en donde se hizo licenciado en Economía. Tiene en su haber múltiples invenciones, destacándose entre éstas: un conjunto de plataformas soportes de diversos juegos de carácter reto mental, así como, una invención denominada Bolígrafo de Pistón, con la cual obtuvo Medalla de Plata y un Premio al Genio, en las Primeras Olimpíadas Mundiales del Inventor, celebradas en Budapest, Hungría, en 1998. En el ámbito literario y artístico tiene en su haber múltiples creaciones, que van desde trabajos poéticos, composición de canciones hasta diseño de juegos retos mentales. Ha cosechado grandes éxitos en su país, República Dominicana, en lo que respecta a la lucha contra la violencia machista hacia las mujeres, con un novedoso e innovador juego reto mental de su autoría denominado" VENAS POÉTICAS Y LITERARIAS PRO MUJER" (video accesible a través de Google/You Tube), con el cual, durante 6 meses(julio- diciembre/2018) de ejecución consecutiva del mismo por televisión, contribuyó en forma determinante, a disminuir en más de un 40% los casos de femenicidios íntimos. Además de este impactante juego reto mental, se destacan, dentro de sus creaciones literarías, los ejercicios poéticos titulados: "¡OH! MADRE" y "LO QUE HOY TE PROMETO DIVINA JUVENTUD", accesibles a través de Google. En el ámbito artístico ha sido autor de varios álbunes de canciones. Está casado con la señora LUISA FERMIN SUERO, con quien ha procreado 2 hijos. En la actualidad se dedica a la actividad inventiva, a la producción literaria y artística, así como, a promover la interacción hombre-insecto mediante un proyecto cultural consistente en el intercambio de espectáculos entre los seres humanos y los cocuyos y luciérnagas. También es colaborador en el área cultural, de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).  

 

¡OH MADRE!


¡OH! MADRE...¡Cuán hermosa es tu matriz!

¡OH! MADRE de piel blanca, negra, amarilla, india o mulata...¡Cuán hermosa es tu matriz!

Algebraicamente, MADRE, lo que arriba figura es tu matriz: un llamativo molde amalgamado de extendidos colores.

Anatómicamente, MADRE, es tu matriz, lo que es y lo que ha sido: una fuente nutricia y forjadora incesante de nuevas vidas; vidas que han moldeado, moldean y moldearán al Mundo en lo que ha sido, lo que es hoy y en lo que habrá de ser mañana.

Por eso MADRE...¡Qué grande eres en el Universo! En ese Universo del que tanto nos falta aún por conocer pero que al menos ya sabemos que es:

  • INFINITO como el haz púrpura de luz que de tu ser emana.
  • INMENSO como el amor filial que en tu seno se anida.
  • EXPANSIVO como el suave contorno muscular de tu vientre nutricio.
  • ABARCADOR como el cálido y enternecedor confín espacial de tu regazo.
  • PROLÍFICO como el sin igual conjunto de tu naturaleza.
  • IMPRESIONANTE como el bello escenario en que te ves multiplicada.
  • INAGOTABLE como la profusa capacidad de dar amor que en ti pervive.
  • PROFUNDO como el alcance dilatado de tu vivaz mirada.
  • EVOLUTIVO como el maravilloso tránsito emprendido para llegar a lo que eres a partir de tu inocente niñez.
  • ORDENADO como el matiz de que hace gala tu morada en consonancia con la sabia conducción que le deparas.  
  • TORRENCIAL como el néctar lácteo y jugoso que de tus mamas brota.
  • DINÁMICO como tu vida misma en su constante trajinar.
  • INSONDABLE como la real dimensión de tu estatura inmaculada.
  • TURBULENTO como el entorno donde moras lo ha sido en ocasiones al influjo de congéneres irredentos.
  • ABISMAL como la distancia que media entre tu bondad y las manos perniciosas del malvado.
  • CAUTIVANTE como el trato tierno y abnegado que a tus retoños otorgas.
  • SUBLIME como el apacible efecto de tu mimo y tu canción de cuna.
  • IMPACTANTE como la reciedumbre de carácter con que encaras la llegada inesperada de lo adverso.
  • CONDUCENTE como el sendero promisorio que a cada fruto de tu vientre te empeñas en deparar.
  • NEBULOSO como el sentir que te embarga en ocasiones cuando el entorno se hace hostil para tu prole.
  • ENIGMÁTICO como el don de dar la vida que en ti reina.
  • POLVORIENTO como aquel camino inasfaltado que recorres bajo el soplo otoñal y envolvente de los vientos. 
  • AGUJEREADO como luce muchas veces en la pobreza el techo corroído en tu morada. 
  • OSCURO como el manto de enojo que te cubre ante cualquier vil agresión de tu pareja.

Y...¡Cuánto nos aflige decirlo!

  • INCONMENSURABLE como el vacío que nos deja tu partida irremisible del reino de los vivos.

 

LO QUE HOY TE PROMETO DIVINA JUVENTUD

AUTOR: HÉCTOR R. ANTIGUA DILONÉ

Entre el refulgente despertar de la mañana y el asomo vespertino del ocaso, sobresales; pues eres del día esplendorosa etapa. En tal virtud te prometo, continuar aunando mis esfuerzos a muchos otros, en procura de que Tú, divina juventud, seas etapa esplendorosa en los hijos de mi patria.

Entre el raudo torrente caudaloso y el lamer ya cansado de su lecho, eres, en lo particular, del río vigorosa etapa. En tal virtud te prometo, continuar aunando mis esfuerzos a muchos otros, en procura de que Tú, divina juventud, seas etapa vigorosa en los hijos de mi patria.

Entre  la firmeza en ciernes de la especie  y  la cosecha espléndida y profusa, sobresales; pues eres del sembradío pródiga y fecunda etapa. En tal virtud te prometo, continuar aunando mis esfuerzos a muchos otros, en procura de que Tú, divina juventud, seas etapa pródiga y fecunda en los hijos de mi patria.

Entre el sutil y cautivante brote y la triste palidez de su corola, eres, en lo particular, de la flor íntegra y admirable etapa. En tal virtud te prometo, continuar aunando mis esfuerzos a muchos otros, en procura de que Tú, divina juventud, seas etapa de admirable integridad en los hijos de mi patria.

Entre el ardoroso cocimiento de la idea  y el logro feliz de lo trazado, te destacas; pues eres del perseverante etapa de elevada autoestima. En tal virtud te prometo, continuar aunando mis esfuerzos a muchos otros, en procura de que Tú, divina juventud, seas etapa de elevada autoestima en los hijos de mi patria.

 

Entre  el metálico trozo sobre el yunque y la pieza impecable terminada, sobresales; pues eres del herrero etapa de temple y de forjado. En tal virtud te prometo, continuar aunando mis esfuerzos a muchos otros, en procura de que Tú, divina juventud, seas etapa forjadora de templanzas en los hijos de mi patria.

Entre  el vivo centelleo resplandeciente y  el rojo intenso  color de supernova, resaltas; pues eres de la estrella fulgurante etapa. En tal virtud te prometo, continuar aunando mis esfuerzos a muchos otros, en procura de que Tú, divina juventud, seas etapa fulgurante en los hijos de mi patria.

Entre el trino fascinante y tierno y la irremediable oscuridad de sus encantos, eres, en lo particular,  del pájaro cantor un tiempo de ventura. En tal virtud te prometo, continuar aunando mis esfuerzos a muchos otros, en procura de que Tú, divina juventud, seas un tiempo venturoso en los hijos de mi patria.

Entre la cauta partida a puerto ultramarino y el precisado arribo al mismo, sobresales; pues eres del navegante tiempo de rumbos bien trazados. En tal virtud te prometo, continuar aunando mis esfuerzos a muchos otros, en procura de que Tú, divina juventud, seas un tiempo de rumbos promisorios en los hijos de mi patria.

Entre los estoicos redentores de patrias sojuzgadas y los selváticos hijos de la inhóspita Amazonía, eres etapa de inquebrantable apego al lar nativo, en tal virtud te prometo, continuar aunando mis esfuerzos a muchos otros, en procura de que Tú, divina juventud, seas etapa de auténtico apego al lar nativo en los hijos de mi patria.


 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s