s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Andrea Arrieta Iturrieta
Nacionalidad:
Chile
E-mail:
andrearrietai@gmail.com
Biografia

Andrea Arrieta Iturrieta

Andrea Arrieta Iturrieta, poeta y cantora aficionada, nací el 18 de Julio de 1971 en Santiago de Chile, publicaré el primer libro de poesía libre dedicado a mi hija recién fallecida,  bajo el pseudónimo que me  ha acompañado desde la época de colegio “Yitana Soledad”.

De profesión Psicóloga Clínica y Educacional de la Universidad Pedro de Valdivia, Magister en Educación Inclusiva, Universidad Central de Chile.

Diplomada en Investigación Inclusiva, en Educación Inclusiva y Diversidad, y en Gestión de Instituciones Educativa, Universidad Central de Chile.

Socia Fundadora de CENTRO INCLUYA,  Centro de Capacitaciones y Estudios Incluya Ltda.

Me he especializado en el trabajo con niños diagnosticados con Trastorno del Espectro Autista, y en Talleres de Habilidades Sociales para niños y adolescentes con Necesidades Educativas Especiales.

Co-fundadora del Centro Co-Kuyen de Melipilla, orientado a eventos y actividades para promover la humanización de la educación y la salud.

 

Algunos escritos, todos sin título:

 

La similitud

de la palabra escrita,

y la consciencia

trascendiendo al inconsciente.

 

Hay un pasado

un presente y futuro,

que  alertan

nos recuerdan

que la trama

nos pertenece.

 

Mirar hacia adentro

por el orificio de la chapa

de nuestra máscara,

y ahí mismo

encontrar la pregunta

amarrada a la respuesta.

 

Recapitulamos...

 

Nos encontramos…

 

Evitamos sacar el pañuelo

y lo anudamos

pasando  de largo

acariciando fríamente el

síntoma de las lágrimas.

 

Sin embargo,

había que tocar el concepto

sin máscara,

había que mirar más allá

del horizonte autorreferente

e intentar llegar

a la única y existente forma

de religar… (2014)

 

 

 

 

Aquí estoy otra vez

frente al espejo - incomplaciente -

sin el nivel de análisis perpetuo

ahora innecesario.

 

Nos hemos contado tantos cuentos.

 

En cada instante de poesía

la vida fluyó acomodando las piezas

del rompecabezas.

 

Pero,

¿cuántos de nosotros  rellenó

su interlineado

con la simplicidad de un verso libre?

 

Hoy vengo al verso reflexivo,

pero genuino,

vengo  toda yo

a desnudar y a liberar

el alma enferma.

 

Prefigurando las hojas decadentes,

el silencio se hace más extenso

y la caída al pozo profundo

más inminente.

 

No tengo edad para estirar más lo huesos...

 

Es que a veces

existen tantas razones - incontadas -

para acelerar

en el momento más impreciso

el motor de la existencia.

 

Enuncio verdades

que no se quieren,

me relaciono con la mística de

la culpa bendecida

por la idea reconstruida.

 

Aún creo en los vocablos

y en los espacios necesarios entre cada palabra.

 

Y

hoy comienzo a tejer

la última idea

como cual signo de abandono

comienza a coger mi alma

al son de una melodía...(2014)

 

 

 

 

Con las aspas al viento

y las garras listas, dispuestas...

 

 

Hay lugares que nadie sospecha

merodean espacios de cielo que no se conocen

con  ojos  perennes.

 

Algo invisible conmueve hasta el último presentimiento

donde el garrote limpia mis manos

con agua de mar que ya requiero.

 

Volveré con las fragancias simples

cuando en tu pecho afloren los versos inermes,

cuando en la llaneza del viento

retomes los avideces de lucha

para un núcleo alado

dispuesto a todo por mi beso.

 

El cielo es tan profundo

es él mi esperanza de abrigo a los  versos...

 

No se requieren poetas

donde la mirada  persistente

no es más que una vil metáfora dormida,

donde el patrón de la costumbre indica el camino al revés

sembrado de semillas ocultas.

 

Abro mis alas

miro el cielo desde este punto de partida

el viento se asoma ante mí para sanar este dolor izquierdo,

algo necesito que consuele mis huesos,

algo...

 

No sé donde está ni qué es!

 

Volar con mi propias alas...

 

Mi alma libre no soporta las cadenas ni las jaulas de lo humano

ni la talla de la vida

ni los ojos que no me miran a los ojos.(2015)

 

 

 

Confusa

frente a la inclinación que me provoca la única ala entera,

nada que sea mío cuelga de mi extremo quebrado...

 

 

Sé que tuve un deseo que jamás llegará,

y sé también que en mi vientre deshabitado

 yacerán  sólo mis lágrimas por la pérdida.

Hoy más que nunca requiero la fe

la confianza no coexiste conmigo…

 

 

Asintiéndome reafirmo el verso.

 

 

Daría la vida por volver a mirar a sus ojos con los ojos cerrados

la inquietud del alma me está condenando a muerte,

para dejar de pensar tendré que convertirme en retrato.(2016)

 

 

Me remonto al ancestral

enigma

que me llevará

hacia la comprensión de aquel camino.

 

 

 

Me aparto del tanático instante

en que en algún nuevo nacer siento que muero.

 

 

Miro hacia mi interior

para ver después hacia afuera,

y me encuentro

en un tropiezo fugaz

con la – insabiduría -

de la teoría

de un  hacer que me aleja del ser.

 

Voy hacia adentro

por aquella puerta de inicio

que jamás dejo de visualizar,

por la misma puerta por la que salgo

a intentar

concordar con las exigencias

y las expectativas

tan ajenas a mí...

 

Imagino esta misma puerta abierta

tan abierta

 que me permita entrar y salir

cuando así lo requiera

e invitar a mi sitio

a los fantasmas.

 

 

 

Sé que voy camino al regreso

retrocediendo cada vez que avanzo

acercándome a mí

luego de la auto huida...(2017)

 

 

 

A veces vengo aquí

y me arrimo al suelo

recapitulando,

imaginando

construyendo

intensificando

eludiendo

dando identidad

y un sentido

al complaciente

motivo del espejo.

 

Puedo oler las raíces

tocarlas

visitarlas

acariciarlas,

sin embargo

no logro llegar

al punto exacto

donde las venas calman

el caudal del río

y sus pesadas piedras.

 

Impetuosas pasan las horas

los días

las semanas

los meses,

y comienzan a pasar los años,

puedo tallar el destino

en el tronco de mi árbol

y en una sola palabra.

 

No quisiera tener las antenas alerta,

deseo tan sólo parir un verso genuino

sin respirar ni una duda

y sentir que vuelo

que otra vez vuelo

y me lanzo en caída libre

toda Yitana Soledad.(2017)

 

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s