s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Oscar Vallejo Canedo
Nacionalidad:
Bolivia
E-mail:
gabyvall@supernet.com.bo
Biografia

Oscar Vallejo Canedo

Poeta boliviano

 

EL VIAJERO DEL VIENTO


Volaré hasta el zenit de mis ansias  locas

cabalgando el potro del viento  viajero

y  será aquel día místico  mi espíritu

vagando escondido mitad sueños y  vida.

 

Viajaré en la brisa y en el infinito

espíritu y  viento sobre las montañas,

ya no habrá distancias, me hundiré en el tiempo,

esencia de amores vibrará ene viento.

 

Envuelto en el viento llegaré a tu puerta

por algún resquicio  entraré a tu alcoba

te amaré en silencio, te amaré en vacío

y quizá tú sientas que te estoy amando.

 

Mi alma será viento,  canción y poesía,

te envolveré en besos, te envolveré en viento

sin  que sea pecado besaré tus senos,

espíritu místico y brazos de viento,

besaré tu rostro, serás toda mía,

TODA MÍA EN  VIENTO…..

 

BUSCANDO

 

En este terrenal andar  del mundo

 sigo  buscando algo que me falta 

mas no sé so ese algo es en materia,

 si en esencia, en sabor o en existencia,

pero busco aquello que no encuentro,

aquel zenit  que colme mis anhelos,

de humano, de espíritu  o de algo.

 

Si al cruzar de mi vida sus existencia, 

cuando llegue el final de mi  materia

 y toque su  fin  la vida que ahora vivo,

si aún no encuentro aquello que yo busco,

confundidas mis cenizas con el viento,

envuelta mi alma en el alma de los vientos

seguiré buscando el fin de mis anhelos.

 

Quién sabe llegue mi alma a otra existencia

y en esa vida, en la otra y en la otra,

seguiré buscando ese algo que me falta

mientras haya el sentir dentro de mi alma

 

SUDARIO

 

La caja de mi charango

 será el sudario de mi alma

para que confundidos

mi alma triste y mi charango

cantemos nuestro lamento.

Por los caminos del tiempo

 y el alas del viento  triste

 llevaremos las ausencias

nuestras ansias y los sueños.

Recorreremos  distancias

llegaremos a infinitos

en un solo ser  fundidos

tus arpegios y mi alma.

Desgranaremos tus notas

en músicas del recuerdo,

con el viento llevaremos

unas veces mis tristezas

y  otras muchas alegrías.

Sentirán nuestra presencia

en las notas musicales,

en la brisa y en el viento

 y  en alma visitaré

a quienes amé en la vida.

Feliz besaré  sus rostros,

 feliz besaré sus cuerpos

confundido en brisa suave

que llevará los arpegios

de mi alma y de mi charango.

 

LUZ DE ESPERANZA

 

Hay una luz que alumbra en lontananza

en mi viejo y cansado camino de los tiempos,

quizá  luz que tan sólo es quimera de mis sueños

pero sé, que cando a mi ser llegue a su tiempo

de acabar en cenizas, en polvo y en los vientos, 

en el sentir etéreo que hay  dentro de mi alma

volveré otra vez para correr por los caminos,

para filosofar lo que fueron nuestras vidas

para amarte aunque estés en otro cuerpo .

Volveré para escribir mis versos a tu nombre

y decirte que te quiero como entonces,  

como ayer , como hoy y en el por siempre;

será  aquel  día cuando mi alma etérea

que hoy habita en mi terrenal materia,

encuentre  a tu alma que también me espera

en algún lugar escondido de los tiempos.

Nos juntaremos en espíritu,  materia y en recuerdos

para volver a ser lo que ayer fuimos,

 lo que hoy somos  y seremos siempre,

hondo sentir que vencerá infinitos,

así nos buscaremos en todas nuestras vidas.


Mas no sé, si en este largo camino de los tiempos

seremos realidad, tal vez sueño  o quimera 

pero igual, hay una luz que alumbra en  lontananza           

 

VIEJAS BOTAS

 

Un viejo par de botas ocultas detrás la puerta,

igual que mis recuerdos viejos de otros días

botas que calzaron ayer mis pies de antes

hoy también cansados y viejos igual que ellas.

Pies y  botas que quizá no dicen nada,

pero el hondo sentir de mi alma soñadora

son rastros de ayer,  de viejos sueños,

cuando fui rey sin reino montado en mi caballo

 galopando por caminos de fresca yerba verde,

cuando quise llegar en el lomo de Pegaso

al infinito azul imaginarios de los tiempos

con sus crines al viento y me esperanza al ristre,

 de vivir viviendo en el camino de sueños.

 

Viejo par de botas que pasaron calendarios

con mis ansias, consuelos y mis penas,

pero, en feliz trío de mi vida de antes,

mis botas, mi caballo  yo su jinete.

 

Hoy, sólo  un par de botas viejas escondidas

tras la vieja desvencijada puerta de los  tiempos.

Igual que mi ser, mis ansias y mi vida,

envejecidas tras la  puerta de los días,

esperando pasar por el umbral del tiempo.

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s