s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Patricio Albn Snchez
Nacionalidad:
Ecuador
E-mail:
pasalban@hotmail.com
Biografia

Patricio Albán Sánchez

Quiteño, nacido el 8 de Julio de 1962. Mi padre, alma bendita, Jorge Arturo Albán Mosquera carpintero y poeta autodidacta anónimo, mi madre la mejor cocinera de los Andes. Mis abuelos Lorenzo Albán Cevallos y Juan Emilio Sánchez sargento y soldado del ejército de Eloy Alfar respectivamente. Mis abuelas, Hortencia Mosquera, guáchira alfarista y Flora Torres artesana y la mejor cocinera del mundo.

Nací y crecí en el barrio La Bahía de Quito, diagonal al Hospital Psiquiátrico San Lázaro. Pasé mi primaria en la Escuela Vicente Rocafuerte y con las justas, la secundaria en el Colegio Nocturno Quito de la Plaza del Teatro, luego de que fuera excluido de varios colegios fiscales quiteños por rebelde,  discutir con los profesores y hacer sufrir mucho a mis padres.

A los 17 años me metí de revolucionario y dirigente estudiantil secundario. Luego sufrí una crisis de decepción política, existencial y amorosa y me fui solo y por tres años, al campo, de profesor rural primario en Santo Domingo de Los Tsáchilas y vía Quinindé provincia de Esmeraldas.

Al regreso a Quito me casé y tuve dos hijos a quienes amo intensamente. Como era ilusión mía y necesidad económica y social,  egresé de la Universidad Técnica Particular de Loja como profesor de secundaria en la especialización de Historia, actividad y profesión que casi no la he ejercido por limitada situación económica por la que  y gracias a los buenos amigos que antes existían, ingresé a trabajar en el Ministerio de Salud Pública del Ecuador como Inspector Sanitario, Educador y Promotor de Salud. Aquí estoy laborando más de veinte años, institución en la que, para variar, también me hice dirigente sindical hasta fundar la Organización Sindical Única  Nacional de Trabajadores del Ministerio de Salud Pública OSUNTRAMSA en el año 2002 , asociación a la que renuncié en el año 2010 por motivos de salud y contradicciones en mi interior espiritual y mental al sentir y así es desde mi juventud, de que lo mío es la poesía y no el frío gremialismo sindicalista o estudiantil.

Allá por los años 80 y gracias a la vida y a mi hermano mayor Cristhoper Albán, también poeta y empedernido lector y librero,  tuve la amistad e influencia creadora del Arte Callejero de mi país en las personas de Héctor Cisneros y Bruno Pino, Poetas de La Calle y del gran actor ecuatoriano Carlos Michelena, también pintor y caminante.

Por el respeto sagrado que siempre merece la Poesía, así con mayúscula, tanto de los maestros clásicos del más difícil de los géneros literarios (según mi humilde criterio personal), como de mis maestros poetas callejeros, vengo desde el año 1988 aproximadamente escribiendo y construyendo, en absoluto y temeroso silencio- y todavía en el anonimato- cuatro poemarios : POEMAS CONVERSOS, POEMAS PRÓFUGOS. POEMAS DEL INCONSCIENTE Y POEMAS SUBVERSIVOS con los cuales aspiro a formar un solo libro que se llame ENTRE SOLES Y CASCADAS que como podrán ustedes suponer, no encuentro los medios y mecenas locos para imprimirlo y difundirlo, si es que estos versos libres así lo merecieran, claro.

Por lo dicho anteriormente, queridos POETAS DEL MUNDO, sírvanse leer estos tres poemitas que me he permitido crear recientemente y que aspiro lleguen a su corazón. Gracias.

 

 

ESPERANZAS

 

Cuando me brindan pan sin que yo lo pida

me siento tan humano, hasta la vergüenza.

 

Junto al árbol de hojas caídas florecen otros

de su mismo ciclo vital, de su corazón universal.

 

Cuando subo la cuesta comunera,

mis poros arrojan un halo de esperanzas.

 

A esta hora,  se levanta la neblina en los bosques

en su sanador regreso a la procreación de la vida.

 

Subo satisfecho la cuesta del deber cumplido.

Transpiración de alegría que se une a la llovizna tempranera.

 

Aliento de esperanzas y un tierno no se qué, yo siento.

 Imagino que es un amor renacido hacia la humanidad, mi barrio.

                                                                                                     mi bosque.

Que en mi corazón llueva esta esperanza

                                                                             y que jamás escampe…

 

 

QUÉ LE DIRÍA YO,  AL MUNDO

 

Que le diría yo al mundo

en mi verso libre y cojo.

 

Que la Verdad y la Poesía

todavía caminan anónimos

por calles y montañas.

 

Que Dios sigue clandestino

entre los indignados de la Tierra.

 

Que el verso, insumiso y subversivo,

ahora se gesta, oprimido y silencioso,

en los buses urbanos.

 

Que la vida en la Casa Común

pende de un hilo de luz, apagándose.

 

Que los sueños de hombres y mujeres

todavía son cortados y perseguidos.

 

Que la humanidad baila libremente

su canción de muerte

entre niños y ancianos

cuya madre es la pobreza.

 

Que Bolívar, Alfaro, Martí y Mandela

siguen siendo,  repetidamente traicionados.

 

Que mis amigos y maestros poetas

siguen muriendo olvidados,

en cartones y veredas.

 

Y que este Siglo XXI

también ha nacido muriéndose,

entre guerras y miserias.

 

Que más le diría yo al mundo,

con mi verso libre

                                  y cojo…

 

 

CONTANDO MUERTOS

Con motivo del terremoto en mi país

y sus cientos de víctimas.         

Sentir las almas destrozadas desde lejos,

duele más.

Desde la impotencia, los clamores a Dios,

duelen más.

Tiembla la tierra y sus advertencias oscuras.

Catástrofe en la cabeza, el espíritu,

 el estómago y los pies de los pobres.

 

Ni el pan que son sus cuerpos se salvaron.

Abismos que se abrieron en temblores subterráneos

y en el corazón despedazado de montubios y pescadores.

 

Vidas que se cierran y se cubren anónimas

con escombros y sangre derramada,

en la noche siniestra.

Llanto negro de mis sueños, realidad y escalofríos.

Seres malignos que me roban lo que no tengo.

 

Así contamos los muertos de una tierra herida,

resentida con sus victimarios.

 

Así los catecúmenos, contaremos los vivos

que luego tomarán venganza.

 

Yo mismo soy un muerto en vida- triste-

que busca enterrar a sus muertos,

no santificados.

En medio de esta tragedia,

resucita Señor,

a la ESPERANZA ¡!.

 

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s