s
s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Luis Xavier Collado
Nacionalidad:
Panamá
E-mail:
luisxaviercolladomendieta@gmail.com
Pertenece a la Directiva
Biografia

Luis Xavier Collado

Embajador de Poetas del Mundo - Panamá

 

Escritor, jurista, crítico de arte y literatura. Obras: “Vértigos y peces”; “Poemas perpendiculares”; Versos para desenfundar el alma” “Imagen y semejanza”. Aparece en varias antologías nacionales e internacionales. Parte de su obra ha sido traducida al ruso.

 

AL OTRO TIEMPO NI MÍO NI TUYO

I

Aquí a la intemperie

De  tu cuerpo de harina

Constelado y líquido

Aurora boreal en las manos

País de las manadas escurridizas y silentes

Y de súbito tu sol en mi sol

Tu nieve en mi fuego

Tu lluvia en mi nube

Ti devastado pía en el hambre del mío

II

Te marcha cara de día

Regresas cara de noche

Abeja en tus diurnas mieles

Hormiga de costumbres inveteradas

Del olor de la grama

Al panal que te encierra

Al otros tiempo ni mío ni tuyo

Laborante en el reloj ajeno

Con eclipsis de quince en quince

III

Y yo aquí abrevando

Tu paz lunar de cataratas

En semicharcos de luz

De verano molido

Donde arquea el verdín

A la puesta del deseo

IV

Y somos harina de nuevo

Y somos nuevos de harina

Equinoccios de trigo

Donde saltan como peces

Los soles por la tierra dorada

Y se queman raíces y canelas

Por la blanda azúcar de tu sudor

Y cae la levadura inerme

Y nos hacemos pan de nuevo

Y nos hacemos de  nuevo pan

V

Pan para mitigar el fastidio

Pan del análisis cúbico de las perezas

Pan de mendigo de la mendiga esperanza

Pan solar que se eclipsa

En la puerta de la noche

Pan de panaderos de las yerbas

Pan de los suicidas

Pan violado por patas de hormigas

Pan nuestro de cada día

No de cada uno de cada nosotros

Solo pan de día no pan de noche

Pan peligroso de robar

Pan de la superstición y el rito

Pan del tótem y tabú

Pan desigual sin simetrías

Pan de nuestros tormentos

Infortunios

Invasiones

Cárceles

Y manteles rotos

 

Pan energúmeno del subconsciente

Y la pesadilla diaria

Pan de enemigos nuestros líbranos Señor

Por la señal de la cruz santa

Del espíritu en nombre del hijo y del padre

No de la carne del padre ni del hijo

Ni del vino que perdona los hambrientos

Ni del hambre que devora los silencios

Ni la montaña inamovible de la espera

Sólo de un esqueleto metafísico

De un topus uranus que vuelve a reencarnarnos

Que refleja la sombra exacta de nuestro pan fantasmal

Milenario y lejano a todos los comienzos

Y a toda cosmogonía de la desesperanza Amén

VI

Aquí a la intemperie

De tu cuerpo de harina

Me castigo y me fundo a mi mismo

Como una hogaza en el aire

Brizna tal vez de mi anhelo no vencible

Que se desprende contranadando

Como el que va muriendo hacia su origen

Y solo encuentra retazos de tu boca en la memoria

Tu boca de hambre no de palabras

Donde me hago cóncavo y reflejo de tu misma agua

Triturado al ingerirme mal cernido

Entre dentelladas que mastican el aire alucinante

Hasta que la vida nos separe

Y la muerte nos reúna

Por quien cantó:

“Contra la realidad de sabernos momentáneos

Contra la finitud obligatoria del contacto

Contra el vacío y la intemperie

Que nos hace padecer todo universo”

Y que aún así podamos encontrarnos

 En tu devastado silencio.

 

 

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s