s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Ramn de Jess Hernndez Olivares
Nacionalidad:
México
E-mail:
poetassinfronteras@hotmail.com
Biografia

Ramón de Jesús Hernández Olivares

Poeta mexicano de Veracruz, México

 

 

EN CARNE VIVA

 

Caminando entre escombros

a media noche,

escondido entre gigantes de hierro

y mirando al cielo interrogante.

 

Recuerdo el instante

en que corrimos sin rumbo

al estruendo de una luz

que cegaba hasta el aliento.

 

Si la noche lloraba,

se derretían las flores

y venía la muerte

sin demora y sin piedad.

 

Hoy tengo apetito voraz

que carcome mis huesos,

apenas un mendrugo viejo

que encontré entre dos cuerpos.

 

Caminé días sin anhelos

extrañando el encuentro,

meditando en silencio

entre zapatos viejos.

 

Llegué a las columnas de un sagrado aposento

oré sin miedo, solo con anhelos

y suplicas de ver tu rostro hermano.

 

Han pasado los días,

mi vestidos son harapos,

no encuentro refugio seguro,

aún vuelan en el cielo buitres hambrientos.

 

Solo permanezco oculto,

en días sin sol,

solo platico en mi delirio con la luna

y abrazo mientras duermo entre periódicos  viejos a mi corazón.

 

Hoy tengo miedo,

te encontré en mis sueños

y besando mi sien te despediste.

 

En mi delirio cantaron las olas

arrullando mi sueño,

el soplo de “Eolo” alborotaba mi pelo,

temblando escuché

a los gemidos del silencio.

 

Danzan las horas

en un reloj viejo,

que diviso a lo lejos

entre campanas rotas.

 

No siento las piernas,

mis brazos congelados;

solo abro mis ojos

para mirar la luna que llora,

mientras en carne viva me devoran

y danzan los perros aullando.

 

 

EL PUENTE DE LOS DESEOS

Ramón de Jesús Hernández Olivares

Veracruz, México

 

 

Te imagino ahí, de pie,

te acompaña la silueta de tu sombra

y cierras tus ojos para escuchar

el murmullo de las luciérnagas

que se posan en tu hombro.

 

Ahí, en el puente de los deseos

al filo de la media noche…

entre tus labios se escucha

el eco de mí nombre.

 

Las aves nocturnas formando

espirales de pétalos negros,

están de luto, ¡Lloran! ¡Lloran!

La ausencia de mis suspiros en tu pecho.

 

Ahí, en un rincón bohemio,

el alma de un violín muere a lo lejos,

cuando  una mano acaricia su última nota.

 

Observas al infinito,

mientras que un gato maúlla al viento

anunciando que el sol,

está besando a la luna.

 

Sigues ahí, inmóvil

como Dios del Olimpo,

mientras los transeúntes te miran

y murmuran tu locura.

 

Sobre el puente de los deseos

nuestros besos fueron himnos

y ahora envuelto en tu locura

un éxtasis de partituras .

 

 

SUDOR EN LA PIEL

Ramón de Jesús Hernández Olivares

Veracruz, México

 

Cada vez que recorres mi cuerpo

¡Te apropias de mí aroma!

Escribes mis tormentas de noches y días

y pretendes desgarrar mi piel

surcando ilusiones.

 

¿Pasión? ¡No lo sé!

Te presentas sin permiso en las noches

y a veces, lento muy lento

arrebatas pasiones.

 

Me gusta recorrer provocativamente

del ser amado su espalda

y conjugar aceites amorosos,

enloquecen mis sentidos.

 

Me incitas a beberte

acercarme a tu pecho,

humectar los momentos

en que nuestros  brebajes

enloquecen y humedecen el lecho.

 

¡Siento morir en tu ausencia!

Porque al final me dejas exhausto

cuando bailamos agitadamente

una danza de ecos…

 

 

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s