s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Luis Antonio Chvez
Nacionalidad:
El Salvador
E-mail:
Biografia

Nueve Días

si regresa y no estoy, dile que me fui hace tres lunas, dile que quizá tarde un poco en volver, inventa excusas para que se vaya, ahuyéntala con sahumerios, compra la hoja de la suerte, pon ajos en las rendijas de las puertas y ventanas, deja la escoba detrás de la puerta con las pestañas para arriba, la ropa interior póntela al revés, reza el ave maría y el padre nuestro, que no se te olvide -por si las de hule- el salmo 91, saca del baúl de madera que nos dejó la abuela alguna salamandra y la cocés a fuego lento, cuando esté cocinada, úntate en el cuello y en el codo el aceite que despida, eso sirve -dicen- de contra para los malos espíritus; saca unos ganchos y te los ponés haciendo una cruz dentro de la ropa. con la ruda haz un pucho, úntale ajos, azufre y agua bendita, tené a la mano el crucifijo que nos regaló el señor cura, la camándula de la comadre chepa prestará un buen servicio, hurga entre los libros las oraciones, riega agua bendita en cada esquina, evoca el rostro granítico de la virgen de los desamparados, recuerda cada una de las cosas que te servirán en esos casos, pero no pestañees ni un instante, pueda ser que en vez de llevarme a mí arrastre contigo y tengamos que rezarte los nueve días.

San Vicente, 16 de noviembre del año 2001

Del libro inédito
\'El poeta y la muerte al hombro\'

No era un juego de niños
A Alex Guevara,
porque él ya sabe

La guerra para nosotros era un juego
los proyectiles eran semilla de higuera.

Con pantalones cortos
explorábamos campos agrestes
y de vez en cuando emitíamos gritos
como Tarzán, sin chita, entre nosotros.

Ovidio Tortugo La Tunca El Cadejo Chibola
eran parte de la pandilla de Las Cabañas [*]
que en medio del monte,
hacíamos cuevas de zacate
para escondernos luego de hurtar
dulces de coco caramelo o zapote
tras las carreras que nos sacaba Mario Buche
por robar dulces a la niña María Pleytez.

¡Los días estaban escritos en barcos de papel!

Lo duro fue cuando despertamos de la inocencia
La policía desapareció al Patiño, al Fornido,
al Soldado y Adán Pleytez
también se fue en la colada.

Entonces comprendimos
que la década
no era un juego de niños...

* El autor hace alusión
a las Cabañas de la Policía de Hacienda,
hoy comunidad Iberia.


¡Calla!

¡Calla!
-no digas nada-
deja que en silencio
pueda arrancar de ti
este adiós que nos duele.

Guarda silencio
por favor -no digas nada-
que las estrellas ignoren
este mutis de despedida
deja que la tenue brisa
confabule contra el amor
que nos juramos un día;
porque entre tú y yo
siempre existió eso
una locura de amarnos
sin más sonidos
que el palpitar
de nuestros pechos.

Vamos
es preciso que reinventemos
otras formas de amarnos
aunque al final
volvamos a decirnos adiós.

¡Calla!
que este silencio
que ahora nos consume
no es más que una muestra
de los ECOS DE UN ADIÓS.

31-06-96
Del libro inédito
Versos Desnudos


Orgullo

Ignorante eres al decir que mi pluma,
si se yergue no es más que un filazo
el que da y luego se agazapa; ella es una
que a las dádivas huye y también al abrazo.

No es que no sepa donde cae el estacazo,
ni la cizaña que todo lo destruye;
sucede que mejor se resguarda y huye
del que finge amistad y pronto da el zarpazo;

del que agita sus alas y te extiende una mano,
pero con la otra, como ya lo hizo Judas,
hace señas para delatar al hermano.

Por eso, acostumbrado estoy a sus deslices,
y a las prebendas les huyo. Sí, es muda
mi pluma, pero no achato mis narices...

Diciembre 8 de 2006 [8:40 a.m.

Sujeto y predicado

Cuando digo que te quiero
tú siempre dudas de mí
sé que no soy un ángel
pero no puedo ser el judas de mis ansias
porque a veces me voy por las calles
y veo muchachas con olor a sándalo
y me digo
mi amada es un querubín
y en ella me desvivo a ojos cerrados
porque cuando estoy a su diestra
no hago más que platicar de versos
mientras ella arremete con sus símiles
y que el sujeto y el predicado
son el complemento de nuestro amor
entonces, me digo,
si la hipotenusa es igual
al coseno y a la raíz cuadrada de mi pecho
para que quiero más faldas
si el perfume de su cuerpo
me sabe a esos cantos
escritos en el cosmos...

9:45 a.m. [15:05:05]
Del libro inédito Versos desnudos


Un responso por...

Esta tarde gris
cuando el canto del torogoz
se refugia en las colinas
me han dado la noticia
las malas lenguas auguran
que la palabra tiene grilletes
y los poetas están vedados
por conspirar contra el aire
también dijeron
¡que desfachatez!
que muy pronto
el canto tendrá libertad
como si el verbo mereciera
tener un catador extremista
que mide el verso según la hojarasca
además espetaron
-y eso sí me dolió-
que si escribía a las rosas
pero olvidaba el hambre
chorreando los costados
de un país diminuto
aspiraría a un puesto en el gobierno
¡Ay, hijo!
si la palabra me la compran
a partir de hoy
rezo un responso por el siguiente verso...

16-5-9 [4:30 p.m.]
Del libro inédito: Recapitulando la historia


A golpe de fuego
A Francisca Esther Medrano
Nada pudo detener nuestros pasos, en tierra, roca, arena
dejamos ondas huellas, junto al mar caminamos de noche
sin detenernos...

Pedro Geoffroy Rivas

Nadie nos dijo
como debíamos ver
más allá del horizonte
emprendimos
la peregrinación
para ver salir el sol
más allá del horizonte
enlazamos el amor
con la ternura
entonces. a tientas
íbamos por los surcos
echando el fruto
para alimentar a la raza
aprendimos
sin sospecharlo
a guarecernos
del sol de la lluvia
y los ocasos
nos sabían
a esperanza
nos emperegueteábamos
por montes y brechales
y en medio de los riachuelos
saciábamos la sed
con los frutos
que la madre natura
nos daba
así era la vida
a este lado
del hemisferio
entonces
a salto de mata
le robábamos luz al sol
para escrivivir la esperanza
pues el viento de la noche
pretendía inmolar nuestro sueño.
quinientos años después
la vida la hicimos
a golpe de fuego.

Del libro Los hijos del trueno

biografia:
Luis Antonio Chávez
: Estudió licenciatura en Contaduría y Periodismo en la Universidad de El Salvador. Escribe desde los 12 años, su tutora literaria fue la Dra. Matilde Elena López. Perteneció al Círculo Literario PATRIAEXÁCTA [1990], gestado en la UES. En 1993 se incorpora al grupo literario Silencio, y en 1994, crea Alternativa Literaria Somos de Barro, en 2005 funda el Grupo Literario Emergente junto a otros poetas. Ha publicado artículos en periódicos y revistas nacionales e internacionales [España, Chile, Brasil, Alemania, Italia, Arabia Saudita, EE.UU. Costa Rica, Guatemala -en la revista Horas Extras fue escogido sus poemas como exponente joven de la literatura centroamericana].
Coordinó El Suplemento Cultural 3000, de Diario Co-Latino, [1993-1995]. Dirigió con miembros de Silencio las antologías poéticas De barro somos [homenaje al poeta Ulises Masís, fallecido en 1992]; en 1996 publica la antología Del silencio a la alternativa: un solo verbo, y junto a los escritores Jim Cazalbé y William D. Martínez, editó el libro Había una vez en Soyapango, compilación de los trabajos infantiles de cuento y dibujos galardonados por la Alcaldía de Soyapango, en 2001; en 2005 diseña y edita la antología de poesía salvadoreña Primavera entre versos, del Grupo Literario Emergente. Ha sido jurado calificador, junto al poeta David Escobar Galindo, de diversos certámenes literarios. PUBLICACIONES: Amortajando los colores, [Costa Rica, 1991]; Un grito a dos voces, [1993]; Poesía para un canto nuevo, Después de la Tormenta llega la calma; Oda a la soledad [2002], Los hijos del trueno [2003]. Primavera de los poetas 2005,2006, auspiciado por la alianza francesa 2005 y 2006a] Primavera entre versos, [Concultura, 2005], Poetas por El Salvador [Editada por la literata francesa María Poumier] y Literatura Homenaje [Publicada por el poeta, escritor e investigador Jorge Vargas Méndez, 2008, en la actualidad tiene las novelas Secuestro y La Cita, [inéditas] y trabaja simultáneamente en las novelas El Duende y De la luz a la oscuridad.

luischaveznews@yahoo.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s