s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Carlos Eduardo Ahumada Espinosa
Nacionalidad:
Chile
E-mail:
charly69@gtdinternet.com
Biografia

Carlos Eduardo Ahumada Espinosa
Nacido en Santiago de Chile el 17 de diciembre de 1952, hijo de obrero y dueña de casa, cursó su enseñanza básica en la Escuela 18 de Hombres, comuna de Independencia, y los estudios superiores en la Universidad de Chile,a la cual ingresó el año 1972 a estudiar Licenciatura en Filosofía. Exonerado por el gobierno militar en el año 1974 por ocupar el cargo de Secretario del Centro de alumnos de la Facultad de Filosofía. Participó en el Movimiento Siloísta a poartir de fines de 1972, desde donde colaboró en la formación de 'La Comunidad' y el 'Partido Humanista' en la década de 1980. Se reintegra a sus estudios universitarios en la U. de Chile, al arribo de la democracia en el año 1992, egresando como Licenciado de Filosofía el año 1997. Desde entonces, milita en la corriente de pensamiento Siloísta, formada en torno a la filosofía de su autor SILO. En colaboración desde el 'Humanismo Universalista' participa en la formación de talleres de Desarrollo Personal, de Interpretación de Sueños, y de Comunicación Social Directa. Actualmente colabora en la organización de la 'Marcha Mundial por la Paz' que culminará el 02 de enero de 2010 en Punta de Vacas, Argentina

charly69@gtdinternet.com

 

Ciclo

Santiago, 01.03.2001

¡Habla corazón trémulo!
Di pronto tu congoja,
que desespero encontrar ya,
un sabor de pasado renovado.

Implacable certeza se avecinda.
Y aunque esperada, no la siento, por eso, menos dañina.
La ví venir desde la otra esquina, y quedé detenido esperando.
Más ella, inmutable, de igual modo me dejó espantado.

Ahora que la siento encima,
'temor y temblor' me alucina.
Y siendo la soledad mi vecina,
no por ello me fascina.

La luz del otoño ya camina, proyectando mi sombra cansina.
Y habré de beber nuevamente, frías gotas de lluvia en la boca.
El alma dolida, y herida, revivirá el circular paso a paso.
Y veremos si despunta, 'pies ligeros', antes del ocaso.

Padezco inconmensurable distancia de antaño.
El vacío a lo lejos creció profundo en su esmero.
Y aunque ya estaba, sé lo que viene y no lo espero.
Mariposas y hojas recogen otro nuevo ciclo del año.

Es probable que con nostalgia a futuro te recuerde.
Que mi corazón, en ese entonces, de espasmos ya no tiemble.
Mas es el hoy, el que en mi mente se quebranta.
Entumecido a la intemperie de otra nueva añoranza.



Un día

12.12.02

Anoche quise dormir y no podía.
Hoy día quise escribir y no salía.
Quise ver que era aquello que me impedía.
Busqué y busqué y nada había.
Entonces comprendí, que eso era lo que dolía.

De mañana esperé, una antes, dulce llamada.
Tal vez por eso hoy por la mañana ya no sabe tan bien el café.
Igual me animé, y para enfrentar el día me di fe.
Subí al metro y me perdí, uno más de la gallada...

Hoy en medio del calor abrasador,
una brisa loca me acarició el semblante.
La miré a los ojos admirando su color,
y quedé prendido cuan amante.

Algunas cosas no salen como espero,
se demoran y cuando salen no calzan.
He estado todo el día en objetos que me alejan,
ya atardece y emerge aquello sutil que anhelo.

Esta noche recibí una llamada de agradecimiento.
De un reencuentro alegre se me puso en conocimiento.
Sin quererlo participé de la dicha y del reconocimiento.
Ha sido bueno el día dije, para mi pensamiento.

Es madrugada ya y sigo buscando.
Lo que espero aún no viene y sigo aguardando.
Tal vez sea mejor que mañana continúe viendo.
Antes que me venza el sueño en el que ya me estoy sumiendo.



¿Sueño?

04.02.04

'Te invoco, bienaventurado poder de los divinos sueños,
Mensajero de alígeras alas del destino futuro,
abundosa fuente de los presagios para la humana especie.
A través de la suave evasión, los atisbos mentales,
y la quietud del dulce sueño en la oscuridad nocturna,
despierta tu poder la vista interna.'

La vida no es sueño.
¡Es despertar y sueño!

El despertar es como resucitar,
y el dormir es como caer en la nada o morir.

Cuando resucitas, crees despertar y vivir.
Cuando caes en la nada, crees dormir y soñar.

Si al despertar crees vivir, al dormir crees soñar.
Pero cuando al dormir sueñas, crees estar viviendo la realidad.
Del mismo modo que cuando vives, crees un estar despierto real.

Si cuando despiertas crees ser, cuando duermes: ¿crees no-ser?
Si despierto eres-ahí, significa que dormido: ¿no estás ni-ahí?

En efecto, fisiológica y sicológicamente,
al dormir tienes otra existencia, y estás en otro medio.

Son como 'dos conciencias, dos vidas alternadas enteramente distintas'

Ambas con su peculiar continuidad racional,
enroscadas a una misma personalidad,
como haces de luces de diversos colores en torno a un único hilo invisible.

Como en profundo nominaron los antiguos aedos al sueño: '. el hermano de la muerte.
Porque un velo de olvido separa al sueño y la vigilia como a la vida y la muerte,.'.

Cuando sueñas ves la Realidad sin velo,
y según interpretes puedes develar oculto signo.
Hacer visible lo invisible:
percibir a la divina e inmortal Psiqué.


 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s