s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Jos Eliseo Valverde Monge
Nacionalidad:
Costa Rica
E-mail:
eliseovalmon@hotmail.com
Biografia

Eliseo Valverde Monge

Nació en San José, Costa Rica el día 4 de Noviembre de 1939. Su padre fue tallista de la madera y fotógrafo artístico. Su madre escribía poesía y algunos de sus textos los trabajó en compañía de su primo el escritor y Benemérito de la Patria Joaquín García Monge. 

Pocos días después de la obtención del título de Bachiller en Ciencias y Letras fue a México a estudiar medicina y cirugía. Regresa a Costa Rica en Diciembre de 1964; se incorpora al Colegio de Médicos y Cirujanos, en Enero de 1965 ingresa como médico al Hospital San Juan de Dios. Durante su carrera profesional, fue Subdirector y Director de la Escuela de Medicina de la Universidad de Costa Rica, Director Académico en el Postgrado de anestesiología y recuperación, Jefe de Clínica en el Hospital Rafael Ángel Calderón Guardia, Fiscal y Director Médico del Colegio de Médicos. Ha publicado artículos científicos en varias revistas nacionales e internacionales. Articulista y ensayista en varios periódicos, con una mención honorífica y un premio nacional por artículos de seguridad vial. En la actualidad tiene una columna en La Prensa Libre, decano de la prensa nacional.

eliseovalmon@hotmail.com

 

PATRIA ADENTRO
Eliseo Valverde Monge

Costa Rica es
mí país
donde conviven
la belleza
de las olas
del mar,
el cabello
de las montañas,
y las ondas
de los aires.
En un país
hermoso
como éste,
las mañanas
salen
de las noches
con un sol
desplomándose
sobre el jardín
primaveral
de los suelos,
y la belleza
de las tardes
escucha
el coro
de los ruiseñores
anunciando
las primeras
lluvias
del invierno.
Este es el país,
mí país,
lugar donde
el horizonte
de la luz
invita con
libertad.

A ESA LINDA MUJER
Eliseo Valverde Monge.

Hoy te he vuelto
a ver,
tan linda
como ayer,
cuando visitamos
aquel mar soleado
que nos hizo
soñar.
Recordarás
la arena gris
de aquella playa
que guardó
los suspiros
de nuestro
amor,
sólo visitada
por el vaivén
de la espuma
fresca
de las olas.
Hoy de nuevo,
siento en mí
la presencia
de tus ojos
consentidos
y tantas cosas
que dijeron
con miradas.
En mis labios
Se conserva aún
la miel
de tus besos
y la ternura
de tus abrazos.
En este misterioso
mar azulado,
sus aguas rebosan
los sueños y
despojan nuestros
miedos.
Por eso,
hoy como ayer
quiero sentirte,
tenerte cerca
y confirmar
que los sueños
no morirán
mientras vos
estés junto a mí.


VIEJO ENAMORADO
Eliseo Valverde Monge.
Noviembre del 2000.



Los años
acumulados
y la experiencia,
no impiden
los sueños.
Algunos
son tristes,
otros
preciosos,
pero algunos
imposibles,
como aquellos
en los que
siento
que pasas
frente a mí,
sin que
tus ojos
esmeralda mar
me vuelvan a ver.
En el egoísmo
de la vida
no aceptada,
no se puede
valorar
que los pétalos
de la juventud
cubran
las raíces futuras
del amor.
En el desenlace
total de la vida
todo será
como la flor
arrancada
del árbol prohibido
de las vísperas;
pero amar
es retomar la senda

de lo nacido,
florecer de nuevo
a pesar de los inviernos,
recitar la música
bellísima
de los veranos
más claros
de la memoria.


BALCON DEL RECUERDO

Eliseo Valverde Monge.
Puerto Limón 1967


Cuantas veces
en mis años
años de juventud,
contemplé
desde el balcón
la belleza
de la luna
acariciando
la dulzura
del anochecer.
Con el avance
del tiempo,
los recuerdos
de ayer
han quedado
gravados
en la mente,
como las olas
perfumadas
del mar
en el corazón.
Los ratos felices
de aquellos
momentos
nunca los pudo
borrar
la densidad
caprichosa
de las nubes.
Hoy,
el balcón
se encuentra
sólo,
esperando
la constante
renovación
de la vida.

CHILE

Entre mar
y cordillera
quedan mis quimeras;
y ahora que
abandono
la columna
de tu nombre,
siento que me alejo
del episodio
inicial
de la poesía.
En mí
has sembrado
Mistrales
y Nerudas,
y en la mesa
de mí memoria,
la cosecha del vino
y los recuerdos
de amigos
sinceros.
Chile,
quiero que
tu historia continúe,
que no existan
tus fronteras:
donde quiera
que vaya
llevo en mi pecho
los latidos
de tu encanto.

Eliseo Valverde Monge
Monte Grande, Chile
16 de Octubre 2005


CENIZAS DE UN HOMBRE
Eliseo Valverde Monge.
[Al amigo que triunfó]



Días negros
aislaron
tu vida.

En tu magia
primaveral
se marchitaron
flores,
pétalos
hechizados
de fracaso.

Sesgado
en tu pálida
estrella,
arrumbaste
el firmamento.

Sin horizonte,
en ripios,
posaba
tu esqueleto
cuando la fricción
del viento
levantó favilas
hasta confundirlas
en sereno
tropel.

[Rescatado de las cenizas, escribió un Harapo en el Camino. Luego, murió al lado de su familia]

ROSA DE MI JARDÍN
Eliseo Valverde Monge
Diciembre 2005


La hermosa
rosa
que nació en mi jardín,
sedujo
mimos de amor.

De ternura
inundada,
el sol
calentó sus pétalos
de seda.

Con el tiempo,
en la tierra
girando,
la linda flor
disminuye
su primor.

Como abrir
y cerrar
los ojos,
se marchita.

¡Ay, dolor!
Que pena,
todo finaliza…


ENFERMO Y POBRE
Eliseo Valverde Monge.
Octubre de 1969


I
Octubre,
bajo la sombra
del chayotal
sobre el destruido
sofá,
Ramón apenas respira.
La luz de un foco
bajo la lluvia,
permiten la exploración
del mortecino.

II
La camilla
girando por la maraña,
llega al pie
de la adversidad.
El enfermo
arde entre feroces
neumococos.
Su pobreza
no preocupa.
Interesa la salud,
la vida

III
Al salir del hospital,
el vigor
se recupera;
la pobreza
no sabemos…

MI VOCACION
Eliseo Valverde Monge.
Marzo 2006


Vocación
Corriendo por mis venas;
el arte de curar
no pudo esperar.

La avidez,
allende las fronteras
abre el camino.

El umbral
de la puerta barroca
mi espíritu
traspasa.

Hermoso,
tras largos siete años,
el día llega.

Ya no existen obstáculos,
los litorales de dicha
se han dibujado.

La vocación,
aprisionó mi sueño.

CANTO AL TRIUNFO
Eliseo Valverde Monge
Marzo 1988


En el abismo,
caía libremente
sin saber que triunfaba.

Ya,
cerca del fondo
absorbiendo
mi desgaste,
encontré el laurel.

En mi entresijo,
repicaron las campanas
de libertad.

La paz
no se hizo esperar.

He regresado
a la superficie.
Veo la luz
del nuevo día,

he ganado…

MÁGICO OCEANO
23 Marzo 2006.

En el mar,
los hombres
encuentran libertad.

Soleadas playas,
arena blanca
donde el océano
suelta sus oleajes.

Palmeras y almendros
testigos
de ensueños,
giran las ilusiones.

Entre cielo
y agua
un espejo,
el alma contemplándose.

Las olas
blanca espuma,
ininterrumpidamente
al espíritu bañan.

¡Aire de mar!
Lindas quimeras,
la esperanza vuela…

JUVENTUD ETERNA

La vejez
no sabe improvisar;
el cuerpo
cambia.

Escapar
de nada vale,
el cambio
constante,
no avergüenza,
ni el atardecer
dará nostalgia.

Siga la vida,
el espíritu unido
al brillo matutino
del sol y,
por la noche,
las caricias de la luna…
Serán,
¡eterna juventud!

ENCUENTRO CON DIOS
Eliseo Valverde Monge
Diciembre 1999.


Apretando los puños
a Dios
busco.

El Ángel
invisible,
mí espíritu adentra.

El cuerpo liberado,
siente paz…

Dios,
por senderos de felicidad
me conduce.

Maravilloso jardín
armoniza,
-la realización
del Ser-

AMOR PARA SIEMPRE.
Eliseo Valverde Monge.
14 de Febrero de 1960


Si nos hemos amado,
sigamos
enamorados,
por qué
quizás,
la plenitud del amor…

-Será más-

Entonces
seducirnos
y, la ilusión de tenernos
dará los frutos.
-En ellos, el amor-


AMIGO VERDADERO

Diciembre 1957.


En la alegría
te encontré.
En la necesidad
me diste fortaleza.

Amigo verdadero,
las ideas compartidas
sin vanidad
ni envidia,
caminos sagrados
de la humanidad.

Mi amigo,
yo mismo
el mismo ser.


Un abrazo a todas y todos los POETAS DEL MUNDO, Eliseo!!!

EL PÁJARO ROJO
Eliseo Valverde Monge.

En las tupidas ramas
“orgullo de la India”
el pajarito rojo
tiene su morada.

El viento mañanero
lo despierta;
gracioso,
hasta mi ventana
llega.

Con su canto
abro
mis ojos.
Como si despertara
de prodigioso
sueño,
su plumaje rojo
me aprisiona.

¡Lindo pajarito!
Que mi memoria
fecunda…
Añoranzas,
ilusiones.

NOCHE TRÁGICA
[Diciembre de 1980]

¡Dios mío!
¿Qué pasó?...

Las pupilas
se dilataron.
En el quirófano,
el aliento
salta a la eternidad.

La madre atribulada
su llanto,
irrumpe el silencio
de la noche.
Entre cielo
y tierra,
las desconcertadas
estrellas.

En la carretera,
al otro lado
de la vida,
pedazos de automóvil
humean
la pena.

DESDE MI VENTANA
[Septiembre de 1982.]

No me mires
por fuera
ahí,
nada tengo.

En el fondo
del alma,
se encuentra
mi amor.

Entonces,
los besos
arderán eternamente.

Afuera,
¡Nada tengo!..

DESTELLOS DE AMOR
[Abril de 1962]

Amada,
esta noche
tu perfume en mi cuerpo,
derramará el amor
encarcelado.

En mi vida
disciernes alegremente;
tu seducción,
perdurará
las caricias.

¡Amada!..
Tu preciosa existencia,
emotiva
el paso por esta tierra,

a veces sola,
a veces triste…

CATARATAS
Niágara 1984 – Iguazú 1987

Niágara
aguas caudalosas
en espejo
de blanca espuma.
Así fuiste.

Iguazú,
seductor bosque
al sorprendente
abismo…
Brillo eterno de la poesía.

Ambos,
miradores
de fantasía,
el eco de tus canteras
calan mi mundo…


COTOPAXI
Ecuador 1995.

Como otra leyenda
ganándose la nieve,
mi hija Paola
su pernil
contagió la alegría.

En la llanura
los pinos
dieron paso
al frío pregonero,
los estratos
de hielo.

En tu cuerpo,
bufandas agitadas
por apacibles
ventiscas.

MOSCÚ
Unión Soviética 1982

Hoz y martillo,
obreros en el paisaje
de gallardos jardines.

Las doncellitas
ojos negros
al encuentro
del Bolshoi.

Tu Plaza Roja,
murallas gigantescas
del socialismo.

Lenín,
de cuerpo entero
espirando el pensamiento…



POTROS DE MI NIÑEZ


Por la mañana,
en el césped
rechinan los dientes
las colas vacilantes
sus patas.

Al llegar la tarde,
Palomo
invita a la monta.
Casimira juega
consentida,
Ciclón, de mirada tétrica
vigila.

Esta noche
mis amigos
duermen.



CONTIGO MUJER


Contigo,
despertaré.

Viviré ilusiones,
remozaré
la esperanza.

Contigo,
en el corazón
aprisionaré los besos.

Mi alma,
irá a la eternidad.

Contigo los frutos,
¡todo!..



LUNA DE DE LOS ANDES
Valle de Elqui, los Andes,
Chile. 17/10/05.


Luna llena,
¡Majestuosa!...
Entre cerros,
Apareces misteriosa.

Cautivas
La danza,
La Piedra del Guanaco
Cuento, poesía y cantos.

Luna de cordillera,
Luz de Los Andes.
Infalible, eterna…
Reposa la mente.

VOLCAN IRAZU

Noche planta espinas
fuego, furia
que brotó del macizo.

Campesinos flameando
en las laderas,
paso asfixiado de ceniza
y llanto.

Vacas, aves, miles de gusanos
eran chupados por la arena movediza
de aquella bulimia.

Mis ojos levantaron las faldas
1964
decían los taparrabos,
pedazos de realidad por las aceras.

La Nación
estaba enferma…

.

A mi hija
ALEJANDRA MARIA


Angelito mío
Luz que duerme en las praderas,
Encanto, sueño
Jesús nos regaló.
Alejandra mía,
No me olvides en tu lecho
Dorado.
Robustece nuestra fe.
Anda dime, ¿Cuándo te volveré a ver?

¡María llena eres de gracia!
A la sombra de un
Recuerdo temprano
Izo tu sonrisa junto a mis días.
Anda dime, ¿Cuándo te volveré a ver?

.

CANUTO Y CANITO

Arcilla
que reposa
sus cortas patas;
el peso de la edad madura.

Coraje y fuego en su salto.

Me marca adentro de un territorio
cercado por lamidos
y miradas que pifian
el centro,
después de tantos años.

Hoy dialoga con un joven guerrero
lo enseña a danzar
hasta mi silla
de queda.

Canuto y Canito
mis amigos,
compañeros indivisibles
resguardando la otra orilla
de esta raza yerma.

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s