s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Roberto Sebastin Nava Fabela
Nacionalidad:
México
E-mail:
Biografia

Ruta de la amistad

Cambiemos nuestro destino,
olvidemos los segundos
que nos condenan
a ser una sola luz.

Olvidemos los segundos,
cambiemos nuestro destino,
sepultemos las costumbres
que congelan nuestras vidas
al destiempo.

Que el canto de la existencia
nos libere, impulse, renueve...
a ser lo que deseamos.

Hacer de nuestra vida
espiral de amor,
que la amistad nombre las horas
con el afecto y la solidaridad;
que la fraternidad sea acción
con la paz y la libertad;
que la verdad impere
con la fuerza del valor
y la honestidad.

Cambiemos nuestro destino,
olvidemos los segundos
que nos condenan
a ser una sola luz.

A veces quedan desnudos
los cuerpos bañados
en luz de luna.

A veces quedan desnudos
los hombres muertos en vida.

A veces quedan desnudos
los amorosos
en tálamos de estrellas.

Lealtad es acción de cada día,
estilo de vivir que se preserva.

Dame tu comprensión,
te entrego mi paciencia
para protegerte,
recibe mi amistad.

Cambiemos nuestro destino,
olvidemos los segundos
que nos condenan
a ser una sola luz.

AMAR TU PIEL

Beso tu piel de nácar,en tu rostro el deseo que se consume en un beso;
acaricio tu cintura, me besas el pecho y en la oscuridad del amor brillamos
como un solo ser,amándonos con los instantes que nos regalamos
para que tú seas yo y para que yo sea tú.

Niño sol

I

Niño dame una oportunidad,

para conocerte,

niño alegre, niño sol,

radiante como un amanecer.

En tus ojos sin luz

ves
por las bellas pupilas
de Dios.

Entre luces del edén,
y luceros de tranquilidad,
niño alegre, niño sol,
tú vives
por la calle de la ventura,
donde transcurren
instantes de comprensión.

II

Tu vida renovada
es una luz de la mañana.

III

Niño alegre que nació en un canto de amor;
al verlo impulsa ánimos de fe;
sensible siempre cubierto de ternura;
inquieto de juegos, ilusiones y mundos nuevos;
fuerte ante la adversidad;
que conversa con Dios;
lleno de amor y sabiduría;
estrellas de mar;
imagen dibujada en tu cosmos;
regalas una sonrisa
al caminar por la senda educativa;
impulsa tu vivir,
embellece tu alma,
y anima tu ser a vivir luz.

IV

Pelota, gol, gol, gol...

Desde su silencio
canta el niño;
enmudece la palabra
y se expresa el signo.

Voz, sonido, voz.

Um, um, um
¡Ea! ¡Ea! ¡Ea!
Am, am, am.

Te escucho, te sigo,
tu voz de ángel,
tu sensibilidad hace la vida;
tu razón cambia al mundo.

¡Vamos voces que se crean
al abatir el dolor!
¡Vamos oídos que vibran de emoción
en el tacto del amor!
¡Vamos luchemos a través de los años
con la fuerza del corazón!

V

Aprendí a ver el mundo con tu vida
por la vereda del tiempo.
¿Cómo no hacerlo si tu carne es mi carne?
Si de tus silencios
creo cantos de dulzura.
Si de tu oscuridad
creo luces de virtudes.
Si de tu existencia
creo mi vida como una misión.

VI

El niño dibuja una luna
un instante anima.
Una luz habita su imaginación,
oscuridad en las pupilas.
El niño trepida
al deslizar un lápiz
sobre la blanca hoja
de esperanzas
donde viven los anhelos
de ver
auroras, crepúsculos,
noches...

Dibujo del niño:
imagen del silencio,
mundo habitado de ternura,
donde sumamos esfuerzos,
amor, amistad...
para hacer posible
un mejor vivir:
deber que ennoblece
nuestros corazones
a la puesta del sol.

VII

Niño alegre,
miro tu ser,
encanto del edén,
posibilidad para vivir,
motivo para querer
a la humanidad.

Eres estrella de tiempo,
calor que abraza mi alma,
sabiduría que enseña a vivir,
mundo de tu ser que hace mi ser.
Niño hijo, amigo mío,
querido compañero de juegos,
juega al canto de felicidad
que el sol abre sus alas milenarias
para extender su presencia en el valle,
para acariciar pétalos de flores silvestres,
para llenar de energía tu ser.

¡Vive intensamente los días!

VIII

Niño alegre, niño sol,
sé, lo sabes por demás
que la mayor discapacidad
es no saber amar.

Niño alegre, niño sol,
mi buen amigo
con tus manos
construyes
el desarrollo de tus capacidades,
la alegría que habita al tiempo.

Pasarán días,
vendrá el verano,
llegaré al invierno
de mi vida
y a mi lado
permanecerás:
llanura
vestida de sol.

biografia:
Roberto Sebastián Nava Fabela

Nació el 2 de abril de 1967, en Toluca, Méx. Sus padres el pintor Esteban Nava Rodríguez y la señora Esperanza Fabela Castañeda. Desde los 12 años recibió el llamado de las letras, al leer los poemas de Octavio Paz.

Poeta de imagenes románticas y eróticas, ensayista que estudia el devenir social y maestro al servicio de México.

Fue miembro del Taller de Periodismo, promoción 1989 de la Facultad de Ciencias Políticas y Administración Pública de la Universidad Autónoma del Estado de México [UAEM]. y del Taller de Poesía de Raúl Cáceres Carenzo [1996].

Ha sido director y coeditor de las siguientes publicaciones: Punto de Vista [1990], Y Punto [1990], Calmécac [1992-1993].

Desde 2007 es socio numerario de la Benemérita Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística, Correspondiente al Estado de México.

Ha publicado los siguientes libros:
Mas allá del tiempo, 1991. Coordinación de Comunicación Social del Gobierno del Estado de México y La tinta del alcatraz. Poemario.

La silueta del crepúsculo, 1997. La Salamandra. Poemario.

Latir del alba, 1998. La Salamandra. Poemario.

Frente al tiempo, 1999. Universidad Autónoma del Estado de México [UAEM], La tinta del alcatraz. Poemario.

Bordoneros del silencio, 1999. Servicios Educativos Integrados al Estado de México. SEIEM. Poemario.

Oratoria y Declamación Escolar, 2002. La Salamandra. Manual.

Esteban Nava Rodríguez, 2004 La Salamandra. Ensayo.

Espacio visitado, 2007. Benemérita Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística. Poemario. 2a edición 2008.

Su obra fue incluida en la antologías: En Busca de los Poetas Perdidos, efectuada por Angel Chopín Cortés. Tu vivirás por siempre de Francisco Javier Estrada, Toluca en la Poesía de Gonzalo Pérez Gómez.y la del sexto Encuentro Nacional de Poetas Mexicanos.

lasalamandra_1991@hotmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s