s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

William Alfaro
Nacionalidad:
El Salvador
E-mail:
Biografia

SIN RESPUESTAS

\'¿Y por qué estás triste?\', pregunta.

Yo no tengo respuestas a tan firme inquietud.

Mis lágrimas, que llegan y no llegan se ahogan en mis ojos grandes, inmensos de vocación y sufrimiento.

Yo no tengo respuestas compañera.

Mi voz es el silencio nocturno, sueño nocturno, pesadilla nocturna, insistente de palabras.

En ellos busco matices y siluetas para llamar y llamarte como se llama al fuego ardiente, adentro del corazón.

Como tú preguntas, pregunto en voz alta, grito y golpeo a los fantasmas que seducen la paz de mis labios.

Cuando pienso en ti, compañera, y escucho mi nombre, entiendo que más allá de las respuestas, el silencio es el único capaz de enseñarnos a acariciar todos los misterios.

COLECCIONO...

Colecciono imágenes de tu rostro,

miradas multiplicadas,

palabras que pasan inadvertidas

y segundos prolongados por el viento.

De vos,

tengo estampado el pecho

con figuras diminutas de Dios,

pañuelos rojos y piedras invisibles.

Colecciono voces, músculos femeninos; gotitas de sangre y fuego, caramelos y fotografías antiguas de mi padre.

De vos, tengo esa palabra que me enseñaste.

Amor se llama esa palabra,

eco interminable de tu ausencia.

Yo estoy aquí,

un día y otro,

esperándote,

coleccionándote.

EL ROSTRO DEL ANTÍPODA

A Marcela y Maya, mi rostro duplicado.

Marcela pensaba que las palabras se formaban de pequeñas estrellas,

astros azules perdidos en las noche de niños

Maya creía que los colores fueron creados por una aurora que se fue congelando en un rincón del planeta.

Yo pensaba diferente a ellas.

Afirmé que las palabras eran flechas-serpientes lanzadas por la muerte,

desesperadas mariposas que huyen de los sueños,

Supe, desde un inicio, que los colores no serían más que el negro, el rojo y el amarillo.

La noche que nací lo supe, oscura lengua del destino, sangre derramada en sus ojos y una pálida flor del olvido.

Ellas saben más que yo, como por ejemplo, hacerme creer que estoy equivocado.

biografia:
William Alfaro


San Salvador 1973. Poeta y periodista; integró el desaparecido Taller Literario El Cuervo; miembro de la Fundación Cultural Alkimia; miembro fundador del Proyecto Poético Multimedia El Verbo en la Ventana.

Autor del libro de poemas Proclive.

pohemia@gmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s