s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Miguel ngel Aguilar Huerta
Nacionalidad:
México
E-mail:
Biografia

Vientos del Qosqo

Viene el viento en Re menor,
charanguito
kacharpaya.

Viento del Cuzco
-Qosqo dicen los viejos-

viento de quenas,
zampoñas y quenachos,

viento de bombos legüeros.

Tu cabello juega
con el viento Urubamba,
viento de río,
río de barro,
barro de arena roja.

Viento esmeralda,
viento marrón,
Viento,
que son vientos de arena,
quena que suena en la hondonada.

Viento de antara, rondador y pinquillo,
vuelo de Cóndor sobre Cuzco,
la Pacha Mama lo espera.

Publicado en 2004 por el Fondo de Cultura Económica [colección Tezontle]

-----------------------------

Pies que vuelan
[manos de raíz]

Si de nube fueran los cuerpos,
de dos bailarines en medio de la nada,
vientos blancos,
serían.

Solos, sobre el plató nocturno danzarían.

Arco iris de luces, diamantina,
luna falsa en la ventana del tiempo.

Ella llora y él la consuela,
se desplazan, se juntan,
se abrazan, se separan,
ella “vuela” y él la alcanza…

Un piano se incendia en la oscuridad,
oscila el sonido en sus llamas
y de nuevo nubes, cuerpos de bailarines,
torsos de ámbar ondulando
en el espacio sonoro.

Pies que vuelan
Manos de raíz…

Miguel Ángel Aguilar Huerta

----------------------------

Canto a Leticia Ocharán*

Palabra inteligente, trazo en rebeldía,
y día a día, en sus ojos verdes,
la eternidad transita entre el recuerdo
y la osadía,
Leticia Ocharán.

Ayer vino, viento del sureste,
y levantó el polvo de colores rallados
sobre heliográficas y plantillas.

Entre radiografías, corazones de barro
y trazos de crayones Conté,
se encuentra un mundo transformado
hecho de alambres, grapas, letras y fotografías.

Y es que Leticia Ocharán buscó axiomas nuevos,
significados precisos, así, la poesía
se transformó en POE-CÍA.

Ahora comprendo porqué el odio
de los funcionarios que le temían.

Trataban de impedir
que nos legara el universo
en formas suaves, curvas y rectilíneas,
su perfecta fisonomía.

Bailarina de días soleados,
de solitarios silencios frente al mar.
Brilla el océano con su risa
y la brisa roza las alas del día.

Traza con cincel la placa de m℮tal,
y miles de soles y planetas, surgen
de ese big bang en miniatura.

No basta la mar, para imaginar
el verde horizonte de su mirada,
ni el día para recordar el trazo firme,
de sus grabados y aguatintas.

Por eso, día a día sólo queda
su trazo insurrecto, Eutimia,
alegría, artista etérea.
Vecina de la eternidad,
Leticia Ocharán.

Miguel Ángel Aguilar Huerta

* Conocida artista mutidisciplinaria [cabe destacar su labor como una de las mejores grabadoras mexicanas], criticade arte.

biografia:

Miguel Ángel Aguilar Huerta
, nació en México Distrito Federal en 1952, es poeta, cantante de música andina y diseñador gráfico. Trabajó como editor de publicaciones científicas y políticas en la SAGAR. Tiene estudios incompletos de Letras Hipánicas en la UNAM. Ha participado en dos talleres literarios; uno de creación poética dirigido por el escritor Ricardo Yáñez en el desaparecido Centro de Estudios del Folklore Latinoamericano Asociación Civil [CEFOL A.C.]; y otro de creación literaria dirigido por la cineasta y escritora Eurídice Román de Dios, en la Escuela de Artes “Nahui Olin” de la Unión de Vecinos y Damnificados 19 de septiembre [UVyD-19]. Es coordinador general del Grupo Cultural Xilote y director de la revista del mismo nombre. Ha colaborado en las publicaciones: El Ciervo Herido [CEFOL], Manatí y Xilote [de la Confederación de Escritores Latinoamericanos 1975-1980]; Letra y El Segundo Piso [1981]; El Séptimo Sueño [1983]. Tiene publicados los libros de poesía: Ojos de Topacio, Justine, Paisajes Inexistentes y Amar a Mar a mares.

miguelangelaguilarhuerta@gmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s