s
s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

German Baez Basteri
Nacionalidad:
Argentina
E-mail:
Biografia
Lili

Sers mi silencio cuando quiera hablarte
lo que digo, cuando no te digo nada,
nuestros labios sangrando sus momentos desechos,
cuerpos cayendo vencidos al colchn de siempre
molestos de mas de lo mismo,
sers el espacio en blanco que mi dedo encuentre
cuando seale culpables.

De ves en cuando lamentaremos cosas
algn da quiz seas la lengua que imagin en la boca de otra
despus de encontrar un muro buscando la tuya.

Yo estar atento siempre
cuidando de no perderme en lo que te conviertes,
como expectante en la radio, de alguna cancin que ya no pasen
har un monumento a tus faltas
y un mar de mis dudas.
Sers lo roto en mi,
esos sueos que no hago
sers todo eso que ya no escucho de tu boca
los ojos que encuentre cuando quiera mirarte.

Finura

Humedezco los trazos
en la finura de mirar,
viendo los rostros de hoy, como fueron ayer
escribo tatuajes con migajas del pasado en las pupilas
reteniendo en dibujos, mal hechos,
muecas de momentos absolutos,
seria ms triste aceptar los cambios.

Ya hace tanto que no viajo a los brazos del destino,
endurezco los dedos que se aferran a las vigas del pasado,
creo que disfrutara ignorando
como cuando pretend acercarme a aquella boca ansioso
sin saber an, que no estaba echa para m.
Creo que disfruto ignorar
que estos tiempos salieron de esos tiempos.
Da vergenza notar mi cara parecerse tanto a la otra
y que de casualidad lleven todos el mismo nombre.

Supongo que no voy a olvidar
sentado recordando
la sonrisa que encontr su arruga,
arrincone los hechos al extremo
todos somos felices hasta el ltimo instante en que podemos.
An llevando la decepcin en andas
incluso en el momento enque comprendemos
que en un segundo
ese algo esta a punto de sernos quitado.

Mis brazos envidiosos

No seria mi boca, la que callara palabras,
ni es mi mano, lo que sostiene mi otra mano.
No quise descubrir agotando silencio,
que odiara la soledad
cuando por fin la roce.
Malcriando olvido,
en la desilusin de lo trunco, contemplo
lo efmero de un sueo si toca mi boca,
la incapacidad en mi fuerza para sujetarlos.

Palabras cuando caen
el lmite
de lo que intente infinito.

Tan casual, como llega al alcance
de mi torpe vista,
el hombre que camina el camino que no encuentro,
se aleja de mi odio a pasos estelares.
Y mi boca casi resulta muda,
entonces no son cobardes [mis brazos envidiosos]
se encuentran impotentes a la abusiva distancia.

Las tasas estn solas
los planes egostas,
las casas cerradas.
El secreto se volvi un secreto
cuando no quedo quien quiera or.

biografia:
German Baez Basteri

ggeebb@gmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s