s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Sara Riquelme
Nacionalidad:
Argentina
E-mail:
Biografia

QUÉ MISTERIO ...

Qué misterio nos lleva a buscarlo,
vehementes, constantes,
por cielo y por tierra,
debajo del agua,
adentro del cuerpo,
detrás del ocaso
dentro de las piedras ...

Cuando llega ...
con los brazos llegamos al cielo
y hundimos las manos
en nubes y estrellas.

Pero un día,
una estaca se clava en el pecho,
cataratas de angustias y penas
se van por los ojos,
y el ardor se transforma en cenizas ...

Mas la vida recobra sus fuerzas,
reviven las llamas
y el ciclo comienza ...

Qué misterio nos lleva a buscarlo ...

Vehementes ... Constantes ...

- - - - - - - - - - - - -

DÉCIMAS DEL PICHACHÉN

Lic. SARA ELIANA RIQUELME
Junta de Estudios Históricosde la Provincia del Neuquén


A la memoria de Don Gregorio Álvarez

Estas décimas se escriben con motivo de las JORNADAS BINACIONALES DE HISTORIA POR EL BICENTENARIO DEL CORREDOR BIOCEÁNICO, PASO PICHACHÉN. Se trata de una producción intertextual en base al capítulo \'Expedición de Don Luis de la Cruz\' de Gregorio Álvarez. A su propio trabajo de investigación, este autor agrega la transcripción publicada en 1937, Anales de la Sociedad Argentina de Estudios Geográficos, Tomo V, que \'se ocupa con más extensión y autoridad científica, del viaje de don Luis de la Cruz a través de la cordillera, el Neuquén y las pampas, en un artículo que publica el conocido antropólogo don Salvador Canals Frau\'.
El Dr. Gregorio Álvarez ha dejado en su obra una reseña de los antecedentes del histórico viaje, como así también de las circunstancias adyacentes al mismo, concluyendo con valiosos comentarios sobre la importancia y el impacto posterior que el camino trazado significó en las vías de comunicacion del Siglo XVIII.

Décimas del Pichachén

I
Partió don Luis de La Cruz
de la tierra trasandina
y cruzó hacia la Argentina
buscando, en la altitud,
al Este, la rectitud
del paso más conveniente,
para ver al sol naciente
en las orillas del Plata,
registrando cada mata,
en el Sur del Continente.
II
Los Andes, impresionados,
cuando iniciaba el otoño,
vieron, entre los retoños
de los ñires, asombrados,
un puñado de soldados
escoltados por nativos,
hombres valientes, altivos,
con decisión y bravura
internarse en la espesura
de los bosques coloridos.
III
Corría el siete de abril
de mil ochocientos seis.
En su relato hallarésis
detalles del viaje, mil,
delineando el perfil
del paisaje pintoresco,
de contorno novelesco
cual narración de aventura,
que acompaña a la lectura
de la historia, en sus comienzos.
IV
A don Luis lo acompañaba
Molina y Vasconcelos,
que de anterior, sus anhelos
por ese suelo cruzaban.
En la expedición, estaban
Manquel, Puelmac, Treca, Lailo,
Calvuqueo; destacados
oradores, diplomáticos.
Con discursos emblemáticos
mediaron entre los bandos.
V
Pasó por Chochoy Mallín,
luego por Buta Curá
vadeó el río Trocomán
y durmió en Vilú Mallín,
para después, desde allí,
seguir el Río Neuquén,
llegando así, a Tilhué.
Después, el Reñileuvú,
hasta el Rarín Leuvú
para badear el Neuquén.
VI
Con ímpetu varonil
se aproxima al Colorado,
antes del Río Salado
pasa por Pampa de Tril,
muy lejos está el perfil
de las montañas andinas,
y se interna en las salinas
llegando a Limay Mahuida.
Del apoteósico viaje
tiene la mitad cumplida.
VII
Devorando las jornadas,
por territorios ranqueles
la expedición, en tropeles,
avanza a marcha forzada
por la maraña, extenuada,
llega hasta unas veguillas,
fuentes de agua, lagunillas.
Todo el paisaje los ve
con la mirada al naciente
llegar a Curalauquén.
VIII
Los pueblos originarios
este sendero trazaron,
sus derroteros fijaron
recorridos milenarios.
De españoles, olvidado,
en tiempos de Villarica,
su nueva búsqueda explica
la razón del Virreinato,
de habilitar nuevo paso
que distancias modifica.
IX
El talentoso Don Luis,
afronta tamaña empresa
explorando, por su cuenta,
nuevo camino a seguir:
fácil, breve y llano, unir
los Andes occidentales
con la llanura y los mares,
capital del Virreinato,
describiendo en cada dato,
la realidad de estos lares.
X
Hoy, dos centurias después,
una fiesta nos convoca:
nuestra tradición evoca
y revive el viaje aquél
que pintó con un pincel
intrépido, impresionado,
bello paisaje explorado
por temerarios viajeros,
arriesgados y certeros,
en el poniente nevado.

Nota de la autora: La temática y la fuente seguida han puesto límites a las posibilidades de la rima.

Lic. Sara Eliana Riquelme
Junta de Estudios Históricos de la Provincia del Neuquén


- - - - - - - - - - - -

Amor maduro

Cuando nos tendemos juntos,
con la cabeza aún mareada por el vino de la cena,
las palabras se miran, se cruzan,
se escuchan como se escucha el viento en la meseta.
.
Los dedos juegan con las canas
Y corren suavemente por los pliegues de las sonrisas.
Las miradas tiernas hunden los brazos en las estrellas.
Y prometen un cielo cercano.

La frescura de la piel anida en el pecho.
El ímpetu joven madura en el deseo;
la timidez se hace confianza; el arrebato, paciencia,
y la reserva es entrega.

Y crece la pasión y el fuego
en este amor maduro ... que no es viejo.

biografia:
Sara Riquelme

Nací en Neuquén, capital de la provincia del mismo nombre en Argentina, Sudamérica. Soy profesora y licenciada en Letras, especialista en Historia Contemporánea. Toda mi formación la debo a la Universidad Nacional del Comahue. Soy docente de niveles terciarios dictando cátedras del área del lenguaje. Dicto cursos y talleres y comparto espacios literarios presenciales y virtuales.

PUBLICACIONES:

-Metáfora e imaginario social en la literatura argentina, Buenos Aires, Editorial Dunken, 2004

-Irineo y Camila, la familia Birulín. Buenos Aires, Dunken, 2004

Diferentes trabajos en periódicos, en eventos educativos y académicos y en sitios virtuales.

saraeliana2003@yahoo.com.ar

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s