s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Mayln Domnguez Mondeja
Nacionalidad:
Cuba
E-mail:
mdm@cenit.cult.cu
Biografia

Maylén Domínguez Mondeja [Cruces, 1973].
Poetisa, narradora y editora. Miembro de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba [UNEAC] y de la AHS, que agrupa a jóvenes creadores. Ha publicado los poemarios: Historias contra el polvo [1998], Estancias en lo efímero [2001], Bajo la noche inmóvil [2004; Premio Raúl Doblado 2003], De lo que fue dictando el fuego [2004; Premio Pinos Nuevos 2003], y Noche magna [2007; Premio Calendario, 2006], los textos de narrativa para jóvenes: Evangelista y los recuerdos [2001; Premios Calendario 1999 / La Rosa Blanca 2002], A San Francisco no llegan los aviones [2006; Beca Ciudad del Ché 2004], y el poemario para niños Pero fue culpa del cuento [2007; Mención Abril, 2005 / La Edad de Oro, 2006]. Ha obtenido además mención en los concursos nacionales: Regino Pedroso, Poesía de Amor Varadero, América Bobia, Raúl Gómez García, Félix Pita Rodríguez, e Ismaelillo, entre otros. Aparece en las antologías poéticas: Cuerpo sobre cuerpo sobre cuerpo [Letras Cubanas, 2000], Mujer adentro [Editorial Oriente, 2000], Los parques [Ediciones Mecenas, 2002], La madera sagrada [Ediciones Vigía, 2005], Una mirada [Ediciones Luminaria, 2005], IV Centenario del Quijote [Grupo Aldaba, España, 2005], Palabras en la arena [Ediciones Libera, México, 2006], Rapsodia para el Ché [Ediciones Capiro, 2006, 2007], El poeta eres tú [Letras cubanas, 2007], y en las selecciones de cuento infantil cubano: Cuentos para despertar un vuelo [Sección Cubana del IBBY, 2005] y El camarón encantado [EDUCAT, Brasil, 2007]. Ha colaborado en publicaciones como El Caimán Barbudo, La Letra del Escriba, Juventud Rebelde, Catauro, Signos, Umbral, Ariel, Alhucema [España], El Cuervo [Puerto Rico], Carta Lírica [Estados Unidos], Revista de la Universidad [Honduras], Lote [Argentina], y Diario Colatino [El Salvador], entre otras. Es coautora de la antología de jóvenes poetisas cubanas Queredlas cual las hacéis [Casa Editora Abril, 2007].

 

LAURA ESTELA

Cuando la secuestraron, mi hija Laura Estela tenía dos meses
y medio de embarazo... había cumplido 21 años...


[Abuela de la Plaza de Mayo]

Los besos cercenados,
los pechos como arena que el vendaval asuela...
¿Qué oculto polvo seré cuando amanezca el llanto de mi hijo,
qué voz predicará en su noche?
Ahora que mi vientre tramaba una caricia,
puedo crujir de espanto,
callo donde hace el odio su potestad terrible.
Reclamo de mi estancia,
¿en cuál otro silencio intenta aun tu miedo asirme
para que no me pierda?
¿Quién paga este mutismo,
la pequeñita historia de quienes no tuvimos el tiempo?
Miren la destartalada sangre
que alguna vez fue rumor de cerro tibio,
esta locura de tierra humedecida
que ya ni puede gritar cuánto le duele.
¿Quién paga el extravío,
tanta delicadeza trunca?,
ahora que pudiera ser Laura, Luisa, Carmen...
ahora que mi vientre se llena de presagios.

AMANDA

Suena la sirena / de vuelta al trabajo,
muchos no volvieron, tampoco Manuel...


VÍCTOR JARA

Manuel,
cae la tarde,
y hay un disparo infinito que se estrella
contra mi desamparo.
Lenta muere la ternura que no encuentra
dónde abrevar sus abiertas soledades,
el deseo inocente que perdura.
Suena la sirena,
y de súbito le faltas a una calle.
Voy tan frágil debajo de la lluvia
imaginando cosas:
si pudieras perdértele a esa suerte
y uno a uno arrancarle yo a la ausencia
los dispersos latidos de tu beso.
Manuel, Manuel, Manuel...,
grito pensando en la nada que te cubre irremediablemente.
Es un minuto la vida,
y algo suena
en la sola impaciencia de mis tardes.

MANUELA SÁENZ

Apegada a la tierra, te acecho todavía,
tremenda, cual acechan los días y la muerte.
¿Vuelve todo a vivirse bajo la piel del polvo?
¿Cómo será en lo oscuro tu trémula figura
palpando la ceniza de mi clamor difunto?
Apegada a esta tierra,
queriendo verte y reverte y tocarte...,
besándote en su fibra doliente,
como si fueras tú,
la tierra que nos hizo a su forma,
Bolívar,
y nos traga,
sin comprender acaso tu fe,
ni mi acechanza.

Estos poemas pertenecen al libro De lo que fue dictando el fuego [Premio Pinos Nuevos, 2003; Editorial Letras Cubanas, 2004].




mdm@cenit.cult.cu

maylen.dominguez@gmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s