s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Nelson Villagra
Nacionalidad:
Chile
E-mail:
Biografia
HUEVITOS KINDER, REVUELTOS. Por Nelson Villagra

Recordando das navideos del pasado, encontr en mi memoria a uno de esos amigos que se van quedando en el camino. Con quien sin embargo tuve un encuentro posterior, memorable.

Se trata del Dito, Eduardo Verdugo de Dios [sic], un vecino del barrio de mi infancia all en Chilln, Chile. Dito tena unos 16 aos en ese entonces, flaco y larguirucho era el mayor del grupo. Le encantaba disfrazarse. Ya fuese en las fiestas de la primavera en mi infancia y adolescencia todo el mundo apareca disfrazado en la Plaza de Armas -, o en fiestas patrias, o el Da de los Muertos o la Nochebuena, el Dito apareca disfrazado de algo. Poda ser un robot que caminaba tieso dentro de gruesos cartones pintados de aluminio; un huaso gordo con un par de gallinas colgadas al hombro; un esqueleto con musgos brotando de su calavera y manos, o el Viejo Pascuero.

Porque en aquellos aos el viejo colorado, el Santa Claus, era todava una rareza, al menos en provincia, como as mismo comer pavo en pleno verano y adornar un pino [insigne] con las ridculas motas de algodn. Justamente, me toc vivir la transicin entre los Reyes Magos, el nacimiento del niito Jess, y el engendro comercial de Santa Claus o Pap Noel, la Coca-Cola y otra serie de basuras.

Hoy los villancicos me tienen hasta ms arriba de la tusa - esta es una expresin que utilizaba mucho mi padre. Adeste Fideles, me repatea hasta lo ms profundo del hgado. Y cuando el cantico llega a esa parte que dice Natum videte regen angelorun, me puedo convertir en asesino en serie. Sobre todo porque recuerdo que justamente en
ese verso yo intentaba sobresalir cuando era muchacho, cantando en un Coro que diriga el profesor Del Canto [sic], quien me llamaba la atencin en los ensayos cada vez: Es un coro, Villagra, por favor, esto es un coro!.

Sobresalir era tambin lo que le gustaba a mi amigo Verdugo de Dios, con sus disfraces. Dito, estudiaba en la Escuela de Artes y Oficios - luego Escuela Industrial -, aunque su destino inevitable una vez terminados sus estudios sera picarle el poto al buey. Sus padres posean una hijuela de unas 60 hectreas, y Dito era el nico varn entre tres hermanas - gena, la colorina pecosa!, de mi misma edad -, as es que mi amigo, una vez egresado, se jue pal campo. Pero lo salv el tractor y la mquina trilladora que posea su padre. Precisamente en una trilla de trigo lo encontr muchos aos ms tarde atendiendo su maquinaria. Andaba yo de vacaciones por aquellas lomas trigueras.

-Lo paso bien -, me dijo. Me la paso entre los fierros todo el ao. En el verano arriendo el equipo, como t ves. Gen trago, gena coma

El Dito ya no se disfrazaba. Haba instalado un taller en el pueblo. Era un hombre macizo de unos 34 aos, un poco panzn, casado, una hija de 5 aos.

-Oye, y qu es de tu hermana, la Gaby?, me refera a la pecosa. Y aunque yo en ese entonces ya estaba casado tambin, se lo pregunt con esos deseos que se quedan enredados en los recuerdos adolescentes.

-La Gaby? -, dijo Dito, entre sorprendido e inquisitivo. Lo pens un instante antes de responder: - Se fue pa Rancagua, o sea, est en Rancagua Creo-. Me mir un instante: Vos no sabs na?

-Saber qu

-Seora Rosa, convdese un jarrito de vino pa compartirlo aqu con el amigo. Mau!, le grit a un cabro joven que estaba cerca del tractor, estoy all por si acaso.

Fuimos a sentarnos debajo de un castao y nos echamos un trago de tinto sin decirnos palabra. Miramos a la gente que trabajaba en la era lanzando las gavillas de trigo sobre la mesa de la mquina trilladora que separaba la paja del trigo. Varios campesinos cubran parte de su rostro con pauelos para evitar el polvo y la pelusa de la paja que iba formando el muelle.

-As es pus, habl Dito despus de un rato mirando la trilla A la Gaby le gusta disfrazarse, lo hace todas las noches.

-No me digi que es actriz?

-Te acordi del Mario, el condiscpulo mo, el que me ayud a hacer el disfraz del robot? Te acordi?. Yo asent:- Bueno, con ese huevn se fue pa Rancagua, o sea, pa las minas de El Teniente. Ah, la gev!

Dito guard silencio otra vez. Nos echamos otro trago, es decir, nos echamos otra caa, porque en el campo no se beban tragos, sino vasos o caas. Nada de mojarse los labios. Pencazo, mierda, al seco, y con estrujada del vaso en el suelo. Hecho esto, Dito revent:

-Es puta, huevn! Se meti a puta O sea, baila en una casa de putas, o bailaba, porque se fue a la mierda con el trago

-Y quin te vino con ese cuento? , instintivamente quise defender a la pecosa colorina. Una noche jugando a la tia yo le haba andado tocando las tetitas

-Qu cuento, gevn!, si la juimos a buscar con mi hermana mayor, la Martita, te acordi?, y mi cuao Nada, gevn. No hubo caso Borracha estaba cuando la encontramos y borracha estaba cuando la dejamos. Soy artista, gevones!, nos gritaba, Pregunten donde quieran aqu en Rancagua quin es la Rita Hayworth! La Rita Hayworth!

Se nos acab el jarro de vino. En media hora nos habamos zampado medio litro cada uno. Y figrese, en una trilla de trigo hay mucho polvo. As es que antes que nos levantramos, lleg otro jarro de vino, esta vez acompaado de unos pedazos de carne y tortilla de rescoldo calientita. Porqu no pasan paentro, on Dito. Al tractorista y dueo de la trilladora hay que atenderlo como dios manda.

Caa tras caa, felizmente el tercio de la conversacin fue derivando en recuerdos ms gratos o divertidos. El Dito, ya bien puestn, record aquel ao en que vestido de Viejo Pascuero [viejo de campo con saco al hombro], se encontr con Santa Claus en la Plaza de Armas de Chilln. Palabras van, palabras vienen que qu tens que vestirte as, gevn y que qu te importa a vos, pus gevn. Esas son gevs de gringo, gevn y qu te importa a vos pus, cochtumaire!. Y ah mismo se arm la rosca, dijo la mosca, combos van, combos vienen, entre el Viejo Pascuero y Santa Claus. Una imagen imborrable. Esa no la ha visto cualquiera, pus. Y de pronto, el grito de alerta: Los pacos, ah vienen los pacos!

En fin Oscureca ya cuando dej a mi amigo Verdugo de Dios durmiendo en el muelle de paja en donde nos habamos tomado los ltimos tragos de vino. Debo testimoniar que Verdugo de Dios dorma como un ngel.

Me par como pude no sabiendo exactamente dnde estaba el suelo. Y as bamboleando mir un instante a mi amigo dormido. Filosofando, como todo borracho que se precie, le dije: Me gustaba tu Viejo Pascuero, gevn Ese viejo s que era chileno, pus, se pona de acuerdo con On Jecho pa los regalos No como el de ahora comerciantee mierda! Es un viejo agnstico, sabs?...

En esas ocasiones, estimados lectores, se agradece tener un caballo baquiano que te permita dormir mientras el animal camina a paso cansino pa la querencia, sin exigirte otra cosa que t poseas el equilibrio del borracho

Nelson Villagra reside en Vaudreuil-Dorion.


DONDE LA VISTE....! Por Nelson Villagra

Como Fortn Mapocho es ledo internacionalmente me permito dirigirme hoy a los lectores extranjeros. Comienzo con una breve explicacin sobre el ttulo de esta crnica. Dnde la viste, es una expresin perteneciente al lxico popular chileno digna de preservarse. Y que como varias otras locuciones locales, tambin sta contiene un rico sub-texto.

Segn el Tratado de las Buenas Costumbres, en su primera acepcin, si un chileno le dice a otro compatriota Dnde la viste!, estara querindole decir: Es tan evidente tu falacia artificiosamente disfrazada que tu historia me recuerda ms bien la trama de una pelcula que viste.

El mismo Tratado admite una segunda acepcin: Percibo perfectamente que construyes una realidad falsa con la intencin de inducirme a engao.

Y en su tercera acepcin, el sub-texto de Dnde la viste!, es: Creh que soy gevn [a] que te voy a creer lah gevh quehti hablando, ehcribiendo o mohtrndome?

Me capta? De manera que luego de este mnimo tcnico lingstico para extranjeros, ya est usted en condiciones de utilizar con propiedad el dichoso criollismo aplicado a su realidad nacional y an familiar si viene al caso. Claro que si traduce la expresin literalmente, al ingls por ejemplo, no tendr mucha gracia: Where did that came from? Tampoco en francs: O est-ce que tu la vu? En ambos casos le faltara el contexto cultural que le otorga el sentido a la locucin.

Aunque quizs si traduce el sub-texto de la tercera acepcin al ingls se acercara un poco a su realidad anglfona: Youre a fucking idiot? Seguramente usted har una traduccin ms acertada. En todo caso, la gracia y riqueza idiomtica del Dnde la viste es que provoca una suerte de elipsis, el texto que se quiso decir no se completa, permanece subsumido.

Si usted es extranjero y quisiera expresar el tercer sub-texto, le recomiendo que aprenda a decir Dnde la viste. Le facilitara enormemente la dificultad fontica. Es ms fcil decir Dnde la viste que Creh que soy gevn [a] que te voy a creer lah gevh quehti hablando, ehcribiendo o mohtrndome?

Me entiende? Aprendiendo a decir solamente Dnde la viste, el resto queda como un secreto suyo, como un cdigo que solamente usted maneja, como el Cdigo Da Vinci.

Conozco una seora sueca casada con chileno ella est en un curso avanzado de lo chilensis - quien cada vez que el marido llega a las 4 de la madrugada quejndose del exceso de trabajo, ella le aplica el Dnde la viste Cul cree usted que ser el sub-texto de la seora sueca?

Ante los hombres y mujeres con vocacin de servicio pblico lase polticos -, la mencionada expresin folklrica es sumamente beneficiosa, pensarla o decirla. Si la piensa, puede aplicarle libremente cualquiera de las tres acepciones. Si la dice, segn el grado de confianza o de patudez suya, puede modificarla levemente: Dnde la vio, jefe!, con variaciones de jefecito, patrn, diputado, etc. Y usted solamente sabra el sub-texto que rondara por su cabeza.

Ahora bien, si usted alcanzara un nivel avanzado de la onda chilensis, tal como la seora sueca, entonces podra agregar despus de Dnde la viste: Cuntame una de cowboy ahora, pus! Y si desea superar a la seora sueca, en el caso de un marido similar, le puede decir: Dnde la vio, mi amor?, con variaciones de cuchito, gordito, etc. Estamos?

Claro, tengo que advertirle que entre chilenos, al calor de un asado y unos cuantos tintolios y su piscola de bajativo, estos compatriotas suelen irse al chancho [vous excuserez, monsieur ltranger, les expressions vernaculaires], y derechamente en esas ocasiones dicen: Ahnde la vihte, gevn! [ dicho por hombre o mujer ]. Tambin emplean Ahnde la vihte, caurita!, aunque sea la seora, porque en este caso lo importante es que la cabrita lleva un tinte peyorativo que intenta disminuir la autoridad de la dama y su argumentacin.

Es muy jodido esto de la lingstica y la semntica criollas. Todos los pueblos tienen su hablar vernculo, y ms de alguna vez nos habrn mentado la madre en chino, polaco, y aun en lengua hispana. Toda lengua como usted sabe crea su lenguaje, que se expresa no solamente en la palabra sino en la ocasin que aqulla se dice, en el acento o la intencin con que se dice sto o lo otro. Si usted es hbil para interpretar el contexto y el sub-texto de lo que se dice o hace, tiene grandes posibilidades que no lo [a] pasen por la cola del pavo, incluso en su propia casa.

Por ejemplo muchos de ustedes habrn visto a Juan Carlos - Rey de Espaa -, decirle al Presidente de Venezuela Hugo Chvez, durante la XVII Cumbre Iberoamericana realizada en Santiago de Chile recientemente: Por qu no te callas!, mientras Chvez hablaba con Zapatero, el Presidente de Espaa.

Tiene narices! Por qu no te callas! Dicho en el mismo tono que le hablaron los Conquistadores y Colonizadores peninsulares a los pueblos originarios y criollos pobres. Evidentemente se equivoc de tiempo, lugar y personaje este Juan Carlos Borbn. Se da cuenta de lo importante que es el sub-texto?

Y mayor relieve cobra el sub-texto de la situacin mencionada porque se le manda callar a la verdad, a la verdad que est diciendo Chvez: denunciando a un golpista con disfraz de democrtico -, cmplice adems de varias oscuras causas internacionales.

Y qu me dice de ese otro personaje que suele hacer declaraciones desde la Cada Blanca en Washington? Pretende ser el adalid de la libertad y la justicia. A Bush, todos los sondeos, nacionales e internacionales le aplican el Dnde la viste, refirindose obviamente al tercer sub-texto. Solamente que los sondeos estadsticos utilizan el eufemismo de los porcentajes porque desconocen nuestra criolla expresin.

Cuando Harper, el Primer Ministro de Canad nos dice que las FFAA canadienses estn en Afganistn ayudando a reconstruir la democracia - debido a la influencia de la inmigracin chilena -, se escucha de Este a Oeste, desde Qubec hasta Vancouver un sonoro Dnde la viste!, utilizando las tres acepciones, acentuando una u otra de acuerdo al emputecimiento que nos cause la hipocresa.

Cuando los militares en Chile, con la anuencia del gobierno de turno, declararon que nunca ms, el 70% de los chilenos pensaron Dnde la viste!, adems de parar el dedo anular.

Porque lo interesante de este giro idiomtico, seor [a] extranjero [a], es que en cierta medida la locucin tiene una cualidad teraputica: se puede pensar, pero no decirla. De esta manera es una descarga interior que evita la agudizacin del stress. Altamente recomendable por ejemplo mientras se ven los noticieros de TV en el momento en que dan a conocer las estadsticas del Gobierno segn las cuales usted vive en el Paraso.

Debo confesarle sin embargo, seor [a] lector [a] extranjero [a], que a la larga no resulta saludable pensar a cada instante Dnde la viste, expresin tan llena de escepticismo. El desencanto, como usted sabe, si no se organiza y encauza, slo provoca deterioro moral la delincuencia ya no es asunto exclusivo de los delincuentes -, y en el mejor de los casos, el desencanto provoca llamaradas de paja arbitrarias que se consumen en el acto mismo.

Lamentablemente en todos los puntos de este globo azul vivimos el enervamiento diario a propsito de la manipulacin mental que intentan quienes tienen la sartn por el mango. Todos los das pretenden contarnos la pelcula, como el marido a su seora sueca.

Los gobiernos, los poderes del Estado, los desacreditados servidores pblicos; la corrupcin disfrazada de funcionarios, asesores, operadores, etc.; diversos organismos nacionales e internacionales llenos de retrica intil; instituciones deslegitimadas que hasta ayer eran reserva moral, junto a otras que eran refugio de esperanza, etc., etc., todos y todas, son tan incapaces hoy en da de conjuntar sus palabras con sus hechos, que nos obligan a resistir refugindonos por el momento en el DNDE LA VISTE!

Se darn cuenta las autoridades pertinentes que dicho refugio sin embargo es una bomba de tiempo en diversos pases del mundo, incluido Chile?

Nelson Villagra reside en Vaudreuil-Dorion. Canad


RESUMEN CURRICULUM VITAE :

Nelson Villagra
, actor, tiene 57 aos de experiencia artstica.

-Ha trabajado en 38 films;
-60 obras teatrales;
-Profesor de Actuacin;
-ha escrito 2 obras de teatro [estrenadas];
-y ha escrito 3 guiones de cine;
-ha dirigido 7 puestas en escena,
-adems ha actuado en diversos teleteatros, telefilms y algunas teleseries.
-7 de los films en los cuales Villagra ha tenido actuacin estelar han sido nominadas para participar en competencia oficial de Festivales internacionales de cine:
-Tres Tristes Tigres de Ral Ruiz [Premio pera Prima, Locarno,1969]
-El Chacal de Nahueltoro de Miguel Littin [Berln, 1970, crisis: premios desiertos]
-La Tierra Prometida de Miguel Littin [Premio A la Mejor Pelcula, Karlovy Vary, 1975]
-Prisioneros Desaparecidosde Sergio Castilla [Premio Mejor Actuacin Masculina, San Sebastin, 1979]
-La ltima Cena [Premio Mejor Pelcula y Mejor Actuacin Masculina, Biarritz, 1979]
-El Recurso del Mtodo [Cannes, 1983]
-Amnesia [Premio Mejor Actuacin Masculina de Soporte, 1993]

Villagra ha obtenido varios premios y distinciones nacionales e internacionales a lo largo de su carrera. Entre otros:

-2004, PREMIO MUNICIPAL DE ARTE , otorgado por la Ilustre Municipalidad de Santiago, Chile.

-2003, PREMIO MUNICIPAL DE ARTE, Ilustre Municipalidad de Chilln, Chile.

-2000, GALVANO EL DA DEL CINE, POR SU APORTE AL CINE CHILENO

-2002, MEJOR ACTOR DEL PRIMER SIGLO DEL CINE CHILENO, por los films : Tres Tristes Tigres de Ral Ruiz y El Chacal de Nahueltoro de Miguel Littin. [Segn encuesta entre sus pares hecha por el diario La Tercera].

-1999, GALVANO OTORGADO POR LA ILUSTRE MUNICIPALDAD DE VIA DEL MAR EN EL MARCO DEL FESTIVAL DE CINE POR SU APORTE AL CINE NACIONAL.

-1999, PREMIO NACIONAL DEL CRCULO DE CRTICOS DE ARTE DE CHILE DISTINCIN ESPECIAL : por su interpretacin en Viernes , del autor belga Hugo Klaus.

-1993, PREMIO, POR LA MEJOR INTERPRETACIN MASCULINA DE SOPORTE . FILM: AMNESIA, de Gonzalo Justiniano. [Personaje: Capitn Mandiola] Festival Internacional de Cine de DAMASCO, SIRIA.

-1992, PLACA EN HOMENAJE AL APORTE AL CINE, otorgado por el Festival de Cine de Via del Mar, Chile.

-1979, PREMIO, POR LA MEJOR INTERPRETACIN MASCULINA . Film: Prisioneros Desaparecidos, de Sergio Castilla, coproducin sueco-cubana. [Personaje: El Jefe] Festival Internacional de Cine de SAN SEBASTIN.

-1978, PREMIO, POR LA MEJOR INTERPRETACIN MASCULINA. Film: La ltima Cena, de Gutirrez Alea, Cuba. [Personaje: El Conde] Festival Internacional de Cine de BIARRITZ.

-1967, PREMIO HEIREMANS, POR LA LABOR ARTSTICA DEL AO , Chile.

-1963. PREMIO NACIONAL DEL CRCULO DE CRTICOS DE ARTE, POR LA LABOR ARTSTICA DEL AO , Chile.

Montral, 2005

neviga@gmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s