s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Mara Rosa Perea
Nacionalidad:
Argentina
E-mail:
Biografia
Quisiera ser como la paja brava,
una simple hierba a la vera del camino
que se inclina antes que sople el viento.
Pero no puedo.
Y hoy ms que nunca busco en la poesa un refugio.

ADVIENE

Seales furtivas
acechan el crculo presente
de vidas e historias,
dentro del inconmensurable espiral
de existencias.

Intensa gravitacin.
Fija un instante. Destruye.
Escarpando la tierra inventa una puerta,
rompe la rueda del carruaje,
calcina la gracia.

Sobresalta el vuelo de las aves
las almas al marchar

entre parasos de adobe,
sueos truncos, cuervos y palomas,
y tiramiras de siluetas yacentes
cual sombras fantasmales hundindose
en la inmensidad del stano.

Por donde quiera que vaya
sobrevienen seales oscuras.
Katrina, Dean, tsunamis, temblores,
guerras, hambre, verdades efmeras.
Desdichas acaso inevitables?

Guerra y pobrezas.
Desdichas inevitables?

Hambre! Verdades efmeras.

... la vida se esfuma en la infinita rueda
de ignorancia y ambiciones...

Trazar el hombre
su futuro pasado entre las hojas
del libro de transparencias?

O tal vez perdure en algn nuevo jardn,
embarrotado y solo,
como animal enjaulado y selecto,
para ser domado
por destreza
y hazaa inconclusa.

Ojal queden viajeros!
aunque sea quebrando el paso,
errantes, meditando sobre la nada,
en el polvo sobreviviente
o en la cornisa
de algn otro universo.

Ojal queden viajeros
escudriando los sin misterios
de la propia naturaleza!

LIBERTADES PERDIDAS

En el puerto de la orfandad
se acunan infancias
sin jardn.

Descubren el da que no existe
entre aguas estancadas

y olvidos de piedades ajenas
mutilando esperas.

Cuaja la brisa sus lgrimas!

Insiste el viento
murmurando en la calma noche:
...Ya no tengo amores,
ni busco ilusiones;
me acostumbr a las sombras...

Y tuve miedo
de volver a acunar mi edad de nia
entre cenizas de fuego,
buscando ramas
que aviven la templanza
del alma viva.

NO ESTOY SOLA

La escarcha comprime las rejas
y agrieta la antigua madera
de lo que alguna vez
fue ilusin.

Ya no le tengo miedo al silencio.
No estoy sola.

*

Huelen las paredes desnudas
lo que queda del territorio
frgil y quemado
de mi memoria.

Una nia herida por la llovizna
me acompaa.

En el canto olvidado
del tiempo
gime

y resbala por la vertiente.

Cual ptalo herido
lejos se divisa
errante...

prisionera de un viejo coraje.

*

No le tengo miedo a la locura.

Yo sola ya no estoy!..

ella vuelve del ayer entre los muros
cuando la luz del da
borra mis pasos

y en la prisin nadie sabe de mi.

biografia:

Poeta y narradora argentina-italiana, reside en Buenos Aires. Ha publicado su poesa en los libros Letras en levedad [Dunken, 2006], La gran apuesta [Dunken, 2005], Poetas y narradores contemporneos [Editorial de los Cuatro Vientos, 2005] y Poetas argentinos contemporneos [Argenta, 1996]. Publica en diversas revistas literarias.

mrperea@gmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s