s
s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Emilio Asis Catichas Cceres
Nacionalidad:
Uruguay
E-mail:
sesuruguay@hotmail.com
Biografia

EMILIO ASIS CATICHAS CÁCERES. Nacido en la ciudad de Minas, departamento Lavalleja el 02 de agosto de 1969. Hijo de Asis Catichas de profesión policía y de Blanca Cáceres, ama de casa, ambos fallecidos. Estudios: tercer año de secundaria. Profesión: empleado de la construcción. Hace años que estampo mis vivencias en cuadernos y en carpetas de la computadora, cada vez que puedo regalo a mis amigos y familiares puestos en un pedazo de papel mis sentimientos y pensamientos. Ahora tengo la oportunidad de que otras personas conozcan mis poemas. Mi sueño es poder publicar un libro para tenerlos todos juntos. 


 

La mujer que amo

La mujer que amo es un pedazo de cielo en mis manos, es un rayito caliente de sol que abriga mi alma dormida... La mujer que amo es un minuto de paz en medio de la más sangrienta guerra, es la lluvia mojando el suelo reseco de un campo cultivado... La mujer que amo es capaz de secar hasta la última de mis lágrimas con su sonrisa, y a la vez es capaz de provocarme el mayor de los llantos sólo con decirme que me ama en el momento que más lo necesito... La mujer que amo es el ser que comprende más allá de la mirada, más allá de lo físico y lo elemental... ella sabe dibujar esperanzas, mañanas fascinantes, viajes estelares y encuentros sublimes con sólo cerrar sus ojos y dejarse llevar... y llevarme con ella... Ella provoca que mi alma se eleve por los cielos y encuentre la suya en una nube esperando por mí, con su hermosa juventud y sus manos abiertas para recibir las mías... Ella conoce mis temores, mis deseos, mis miedos... ella sabe cuando siento pena, dolor, angustia y cuando estoy feliz... La mujer que amo me sacó del letargo, me mostró que en la Tierra hay ángeles sin alas que caminan a nuestro lado, que velan por nosotros de una manera especial... que aunque no podamos distinguirlos o verlos, ellos están siempre cuidando de nosotros...Ella es ese ser tan especial que puso Dios en mi camino... La mujer que amo... es invisible a mis ojos todavía... pero es tan concreta en mi corazón que sin verla la veo, que sin tocarla la toco, que sin besarla la beso, que sin poder hacerle el amor la siento dentro de mí... Yo sé que esta mujer a la que amo tanto es tan especial que un día tal vez la pierda, que sin haberme pertenecido nunca, se aleje de mi lado... pero estoy tan feliz de amarla que solo me importa darle gracias a Dios por haberme permitido encontrarla, conocerla, disfrutarla y sobre todo respetarla... Amor, si tan solo pudiera abrirme el pecho y darte todo mi corazón... si tan solo pudieras ver que en él late furioso mi amor por ti... si tan sólo pudiera regalarte ese soñado amanecer, y despertar contigo envueltos en ese manto de ternura que brota de nuestras almas... sería la persona más feliz del universo... Amor mío... seguiré soñando con ese día... seguiré pidiéndole a Dios por un momento a tu lado, por una caricia de tus manos, por un beso de tus labios... Y si Dios no puede concederme ese deseo, seguiré deseándote en el silencio de mi alma, seguiré dibujando tu rostro en mi almohada... y encontraré la forma en que algún día de esta corta vida se unan tus ganas y las mías en un abrazo tan dulce, tan apretado que lo triste y lo temido habrán desaparecido para dar paso a la mayor felicidad de mi vida... ¡HABERTE ENCONTRADO EN CUERPO Y ALMA!... Y así poder decirte que te amo... amor mío. Dios te bendiga hoy y siempre

EMILIO ASIS CATICHAS

Una rosa para mi amor...

Te busco en cada gota de lluvia que cae del cielo,
en cada rosa de esta primavera,
en cada suspiro de un enamorado,
en cada capullo en flor.

Te puedo ver a través de mis sueños,
con tu rostro suave y fresco
al igual que las rosas de mi jardín,
observo tu mirada y ella me confunde
con el resplandor del sol.

Te amo y al ver llover no estás,
te necesito... quiero compartir este momento contigo,
desde una simple lluvia de primavera
hasta mi vida misma.

Te amo mujer...
a pesar de la distancia que nos separa,
eres lo único en que pienso,
eres el mar de mis sueños.

En el te encuentro en cada ola,
en su espuma que acaricia mi cuerpo,
eres mi sirena que se acerca
a la orilla de mis sueños
y se convierte en una bella y hermosa mujer,
por supuesto eres tú.

EMILIO ASIS CATICHAS

Corazón...

Cada vez que late mi corazón palpita tu nombre
en mi alma, mi cuerpo, mis sentimientos, mi espacio...
te encuentras presente tú
en cada lágrima, en cada sonrisa,
se encuentra tu esencia.
Tu has logrado convertir en realidad, todas aquellas cosas
que he visto en cuentos de hadas,
has logrado desvanecer en mi, todos aquellos momentos de tristeza,
haciendo que perdure en mi la felicidad eterna...
Me has llevado al final del arco iris, llenando mi vida
de colores maravillosos, y me has mostrado
el ser maravilloso que eres
abriéndome las puertas de tu alma
para que solo yo entre y permanezca ahí,
hasta el final de nuestros días...
y más allá porque mi corazón te pertenece.
Siempre tuyo...

EMILIO ASIS CATICHAS CACERES




 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s