s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Camilo Dorado Ramirez
Nacionalidad:
Colombia
E-mail:
Biografia
PODERES DEL UNICO PODER QUE TODO PUEDE

Tu sangre es capaz de calmarle en hambre a un agujero negro
Es capaz de revivir los espritus del valle calcinado
De redimir la vergenza humana.
Puede apresurar el luto de la noche
Quemar la piel de los demonios susurrantes de las calles
Instalar 12 arcoiris de nueve colores bajo un mismo cielo.
Tu sangre puede.
Traer el llanto a los carnavales ms sodomitas
Levantar la cabeza ms rebelde al cielo
Escribir con el hilo entrecortado de la lluvia
Sembrar alas en las espaldas de los justos
Sembrar mana en los cultivos austeros de los ms desesperanzados
Tu sangre puede
Hacer que calle cuando cierre la boca
Puede hacer sin dejar de ser
Puede hacer que los mares desemboquen en los ros
Y que las ballenas lloren manantiales mientras navegan sobre nubes
Cargando corales rosados que suenen como cajas musicales
Tu sangre puede cambiar el curso final de los disparos
Y disparar lentitud en los disparos
Puede hacer lento el ms corto beso
Y besar las cicatrices de los ms maltrechos.
Tu sangre puede parar el flujo de la sangre mas desbordada
Puede hacer que los rboles aniden sobre los pjaros
Y que a los poetas les sea insuficiente su inspiracin mas aflorada
Tu sangre puede hacer amor
Todo a lo cual llaman razn
Y del amor hacer locura
Y de la locura la razn.
Tu sangre puede
Un glbulo de cada gota es bendito
Pero usas una gota por corazn
Una por amor
Por cada voz
Que para si reclame perdn.
Una gota para el arrepentido
Poderoso liquido
La miel del redimido.

CONFESION CONTARDICTORIA DE SUPUESTA AGONIA

Ahora
Cuando se que fui un poeta
Puede que este poema que escribo ahora
Sea lo ltimo que quede de mi vida
Lo nico por lo cual pueda ser recordado
No me importa
Ser tan intrascendente como los otros
Lo escribir con la misma lenta angustia
Y tratare mis temas ms recurrentes
Hablare de la sombra de la soledad en la nada
O dir que la sombra de la soledad es la nada o viceversa
Mentir con la lucidez de las imposibles verdades
Dir adems que la noche es tan larga
Como para los microbios son mis pestaas
Escribir ayudado de un suspiro lamentado
Que para m
Tener esperanza
Fue lo mismo que estar desesperanzado.
No nombrare a ninguna de las tantas
Que tantas veces nombr
Pues ninguna fue obediente
Al rengln mas corto de los versos que inspiraron.
Si esta es la ltima noche
En que las letras me acompaan
Les agradecer
Por los agitados romances nocturnos con mis abstracciones
Si esto es lo ultimo que de mi pueda quedar
Mi visin ser de plenitud horizontal
Sin tiempo para contemplar.
Ahora
Cuando se que fui un poeta
Que para no envanecerme banalmente dije que no lo era
Cuando me preguntaban si pretenda serlo.
Adormece mi voz y se hace ronca
Y por mi silencio tan prolongado
Creo que he dejado de ser retratista
De vidas, muertes, de nadas ajenas.

Ahora
Cuando se que fui poeta
Lamento no haberle escrito al mar
Cuando absorto nublaba mi soledad
Igual de insondable e indmita.

Lamento haber preservado mi visin en las noches
Pues en esta callo y siento por ello que mi don agoniza
Dejndome pocas sonrisas
En melcochadas de melancolas
Que voltiles
Duraron el corto trance de una rima
Y que extinguidas ahora
Abandonan este cuerpo que apenas es
Una ceniza de poeta muerto
Que no puede ms que escribir
Que alguna vez fue poeta.
Al que le bastaba dejar de mirar
Para poder observar
Y dejar de pensar
Para poder divagar
Y recolectar as las firmas de la noche
Que florecen en los objetos y en las almas
Para matizarlas en hojas cualquiera
Alimentando su orgullo sordomudo y tmido
Que parece haber muerto ahora
Que anuncio el luto de mis letras sin dejarlas morir
Ahora que escribo que alguna vez fui poeta
Mientras escribo sin dejar de serlo
Sin muy a pesar mo.

PEREGRINAJE SURREALISTA

Andemos despacio hasta las afueras del mundo
Dejando lo propio a lo impropio
Lo conocido al desconocido
Y lo posedo al desposedo.
Salgmonos de la horizontal verticalidad
Y de la verticalidad horizontal de las banderas
Descubramos la cordillera ermitaa
Inconversa por la ausencia de nombre
El ro recin nacido que no muera en ningn mar
Que busque una ruta rebelde y larga
Recogiendo los besos de races muertas
Reviviendo la aridez agrietada
Y limpiando esqueletos de las guerras siempre perdidas.

Andemos lento agarrados de la atmsfera
Dejando obligaciones a quien no este obligado a nada
Dejando canciones al ciego
Y visiones al sordo
Esparzmonos como la esperma sin tero
Empapando lo limtrofe y disolvindolo como la tinta en el mar
Descubramos un volcn de nieve encendido
Y nevados de fuego ensosegados
Dejemos nuestras prendas colgadas en alguna asta sin bandera
Y que el viento soplando nos revuelva con hojas y polvo, cabellos y arena

Andemos por un camino que no tenga pasos
Dejando la verdad al mentiroso
Al inconverso la conversin
Los cuerpos a la tierra
Y las palabras al silencio.
Dejemos actuar a la gravedad de las almas
Y ascendamos al atareado universo
Descubramos la desnudes de la que gozan los muertos cuando renacen
Y los extraterrestres cargando algn astronauta perdido
Inclinmonos sobre las rbitas y escuchemos como giran y se raspan los ejes de cada planeta.
Tommonos de las almas
Convirtmonos en una llama
Abrasmonos a una luna oscurecida
y que la gravedad nos escupa hasta la tierra
Que nos anuncien como un gran problema
Que nos vean caer como saeta
Que escriban sobre fuego los poetas
Que lleguemos a nuestro ro
Que nos devoren peces violetas

Nademos entre clidos submarinos de carne marina
Por la corriente del rebelde ro
Besemos luego las races
Revivamos lo muerto
y sanemos lo herido.

Olvidemos las palabras
Quedmonos con lo visto
Escribamos sobre los intestinos
De los indigestos peces peregrinos
Toda nuestra historia
Para as dormir tranquilos
Viviendo como llamitas endebles
Sin remordimientos conocidos.

Dejemos el resumen de la vida al ro
Luego de haberlo todo conocido
Habitemos en la panza de lo desconocido
Naveguemos en el pez
En permanente pascua
Como remanente de gracia
Como la corriente persistente de los ros
Reviviendo lo muerto
Sanando lo herido
Dejemos nuestra vida al ro.

Biografia.

'Usted habla ms, estando callado.' Jhon Torres.

Nacido el 11 de Septiembre de 1985 en bogota Colombia, es un joven que ha logrado todas las glorias que cualquier otro no se atribuye, premiado por la poesa al buscar sus dudas en los recovecos de cada invierno, y aclamado por el silencio de las calles mas hmedas que cualquiera se halla quejado; es un joven estimado, flaco y despistado, pocas veces mencionado por su profesin annima y etrea.

Estudia actualmente artes plsticas en la academia superior de artes [ASAB]; por querer mantener la virginidad salvaje de su poesa en sosegada; naci viejo y luego fue condenado a ser infante eterno, es un retratista de instantes como todos los dems que no callan luego de contemplar; actualmente, sigue pensando poco en la actualidad y esta encargado de la gran comisin que le fue encomendada a todos los que reconocen el poder del libertador y supremo redentor de la humanidad; actualmente, vive en la loma de un pequeo barrio olvidado en las fronteras del casco urbano capitalino de su natal Colombia, donde se dedica a lo nico que le es posible ocuparse sin ser desestimado y desde donde ora fervientemente, pidiendo por los dems y por el flujo natural de su inspiracin.

Me gusta la poesa al ser de pocas palabras
Me gusta por ser lucirnaga de sombra entre tanta luz
Por ser mosca iluminada en tanta oscuridad
Por tener la oscilacin del xtasis.
Me gusta por que acaricia con sus labios
Cualquier otro labio
Por que se entrega al que la busca
Y por abandonar a los que pretenden tenerla entera.
Me gusta la poesa cuando me deja solo para pensarla
Y cuando me acompaa para retratarla.

Luca.

camizeus11@hotmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s