s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Rafael REYES LPEZ DE NEIRA
Nacionalidad:
España
E-mail:
ptrafael@gmail.com
Biografia

LO QUE NO QUIERO DECIR

Hay cosas que no quiero decir
pero emigran de mi patria,
brotan de mí,
como las verdades que vomitan los niños
sobre esas señoras que los besan.

La paz no existe,
[bueno, la de Bolivia si, eso creo]
la paz es solamente una excusa
inventada por grupos de poetas,
por políticos y traficantes
para darnos esperanza a los pobres.

Pero uno va por el camino,
descalzo,
pegado al río y al camino,
escuchando la voz del aire,
rumiando su propia voz
y no piensa en la paz
como algo existencial.

Respirar la paz,
como algo involuntario,
como el mismo acto de respirar,
sin querer decir nada,
sin que se escape de mí.

© RAFAEL REYES LÓPEZ DE NEIRA

LA MUERTE DE UN POETA

Un poeta muere cuando escribe.
Un poeta muere cada vez que lee su voz.
Un poeta muere cuando sabe que lo pudo decir mejor.
Un poeta muere cada vez que se despierta.
Un poeta muere cada vez que se desierta.
Un poeta muere al negar la evidencia, al encontrar explicaciones.
Un poeta muere cuando llora solo.
Un poeta muere cuando solo llora.
Un poeta muere al nacer, cuando intenta vivir.
Un poeta muere cada vez que dice amor mío.
Un poeta muere cuando piensa más allá de si mismo.
Un poeta muere al creerse que es poeta.
Un poeta muere cuando es poeta y cuando no lo es.
Un poeta está muriendo mientras yo sigo aquí,
vivo,
esperando a la muerte.

LOS POETAS

Los poetas siempre tienen razón.
La misma tiene el que dice:
\'Reconstruyamos la casa\'
como aquél que cree
que nada vuelve,
que todo es otra cosa.
En todas sus voces,
en todas sus verdades
está la verdad.
Los poetas son sabios,
dicen lo que piensan
como lo piensan
y como nadie es capaz de pensarlo.
Los poetas son muchos,
están todos despiertos
y renacen en mil poemas.
Los poetas son hermanos,
se abrigan entre ellos,
se acurrucan uno en el otro,
se defienden.
Los poetas son como la música,
suenan,
sin remedio,
sin remedio,
sin remedio.
Los poetas son lo que todos somos,
pero no sabemos decir,
lo que se esconde en lo evidente.
Los poetas son lo que yo soy,
un beso olvidado,
un abrazo no dado,
una mirada ciega,
un recuerdo nunca tenido,
un deseo incumplido,
una locura.
Los poetas son la vida,
la muerte
y la vida otra vez,
resucitando desde la muerte,
recuperando el alma,
respirando de nuevo.
Los poetas son lo único
que Dios no supo crear,
son lo que nadie hizo,
lo que nadie inventó o dijo.
Los poetas son el violín del tiempo,
los que van con sus palabras
haciendo el mundo posible,
imposible,
cierto
y perdido.
Los poetas son lo que no tengo
y en ellos vivo,
y en ellos está la vida,
porque los poetas
hacen la poesía,
y están en ella,
como en este poema están los poetas,
que son lo que yo canto,
que son lo que yo callo
y son lo que yo quiero tener.
Como si fuera yo ellos,
y no como es,
que son ellos yo.

UN POEMA, DOS O NINGUNO

Todos los días escribo un poema,
dos, o ninguno,
que es lo mismo.
Porque llevo la poesía en los ojos,
en lo que siento cuando miro.
Ella está en la esquina de todas las calles
y todas las calles tienen su esquina,
está en cada cosa que pasa y no.
Por eso, da igual lo que escriba,
un poema, dos, o ninguno,
porque incluso cuando no escribo nada,
la poesía está en mi,
escribiéndome.

biografia:

ptrafael@gmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s
s