s
s
s
s
s
s
s

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Mohammed Al-Nabhan
Nacionalidad:
Kuwait
E-mail:
Biografia

Mohammed Al-Nabhan / Kuwait
محمد النبهان / الكويت

وطن


وَطَني ...
هَل وَطَنٌ يُسقِطُ إِسمَ حَبيبٍ فيه ؟
يُشَمِّعُ بالأَحْمَرِ كُلَّ سِجِلاّتِ مَدائِنهِ
أَو يَشطُبُ بالأَحمَرِ أَسماءَ النّاسِ
أَجوعُ إِليكَ أَيا وَطناً غَرَّبَني
كَيْ أَشحَذَ أَرضاً
اسماً
وَجهاً لا يُشبِهُ مِلحَ تَكَوُّنِنا .
***
وَطَني ..
وَاشْتَقتُكَ نَهراً يَحرُثُ في القَلبِ
اشتَقتُكَ قَلباً يَختارُكَ رغمَ البُعدِ
اشتَقتُكَ عُنوانا .
***
مَن يَكتُمُ فينا السِّرَّ
بَنَفسَجَةَ الرُّوحِ ، ورَجْع حَمائِم ذِكرانا .
***
وَطَني ..
هَل وَطنٌ خِنجَرُه في خاصِرةِ العاشِقِ
حينَ يَبوحُ بِحُزنِ النَّورَسِ أَتعَبَهُ
أَنْ لاماءَ وَلا أَنْواءْ .
***
وَطَني ..
هَل وَطنٌ ؟
أَم بِئرٌ للنَّفطِ مُشَرَّعُ في الصَّحراءِ
لدَلْوِ الغُرَباءْ !

امرأة

وَتَأَخَّرتِ كَثيراً ..
يا حُلمي الأَخضَرَ
يا عِطراً مازالَ يُسافِرُ فِيَّ حَنيناً أَخضَرَ
يا طَلعَةَ صُبْحِ ..
***
وَتَأخَّرتِ ،
تِأَخَّرتِ ..
الحُلمُ تَشَظّى كَالمِرآةِ
وَعُطرُكِ لا يُسكِرُ في المَنْفى
***
وَأَنا وَحْدي
لا أَرضاً أَمْلِكُ
لا تَملِكُني كُلُّ الأَرضِ
وَحيداً ..
أَحمِلُ نَفْيي الآخَرَ
جوعي الآخَرَ
أَعوادَ الصَّلْبِ
أَدورُ غَريباً
أَبحَثُ عَمَّن يَصلِبني تَحتَ ظَهيرَةِ عِشق .

صديق

أَنتَ هُنالكَ...
مابينَ الضَّجَةِ ، والحُلمِ الهَدأَةِ
تَحكي لرِفاقٍ جُدُدٍ
عَن سِرِّ الحَدسِ
وَصوفيَّةِ عشقٍ
عَن طولٍ أَفرَعَ
عَن مَقهى فِضِّي
عَن حُبِّ أُجهضَ رُغمَ شَفافِيةِ الرُّوحِ
وَعَن مِلحِ صَداقَتِنا
***
تَحكي لكِبارٍ ..
عَن عَبَثِ الطِّفلِ المُتعَبِ
خَطَّ عَلى الرَّملِ حِصاناً
رَكِبَ الرِّيحَ ، وَغادَرَ مَحموما
***
آهٍ يا صاحِبُ ..
مَن يَمسَحُ طين الغُربَةِ عَن وَجهِ الطِّفلِ ؟
وَمَن يَحكي
- إِن غِبْتَ –
بأَنَّ الرَّاحِلَ لاشَكَّ يَعودُ ؟
يا صاحِبُ ..
مَن قالَ بأَنَّ الرَّاحِلَ لاشَكَّ يَعودُ ؟!
***
تَنهَشُنا الغُربَةُ ..
أَنتَ هُنالكَ
مابَينَ الماءِ وَبين النَّارِ
تَعُدُّ سِنيناً
تُسقِطُها العَتمَة .

وحدة

حينَ أَعودُ لوَحشَةِ داري
حينَ أُقَلِّبُ نَفسَ الأَوراقِ المُهمَلَةِ التَّرتيبِ
وَديوانَ السَّيابِ
وَبَعضَ الصُّوَرِ المُلْقاةِ حَنيناً
والخَطّ الكوفِيّ مُحاطٍ بالتَّشْكيلِ المُحْدَثِ
حينَ أُحَدِّقَ ثانيَةً
في قاعِ الذَّاكرَةِ الأَحدَبِ
حينَ أُعَلِّقُ معطَفيَ المَطَرِيَ
***
وَأَسكُبُ شاياً في الكَأسِ
وَأُشعِلُ عودَ ثِقابٍ
أَمْلأُ هَذي المِنفَضَةَ العاقِرَ أَعقابَ سَجائِرْ .
***
حينَ أَعودُ
أَعودُ مُغادِرْ .
أَعرفُ أَنّي
بِتُّ وَحيداً
تَلْسَعُني بسِياطٍ غُربَة

Memorias de agua y arcilla

I.

Doy espacio a la aprehensión del poema
– y el viento –
Mío es el cuerpo que elude su esqueleto hacia lo desconocido, me lanzo solitario,
aunque al lanzarme en broma imito la revolución de un transeúnte / su desierto virginal / en su integridad, sus copas: una falacia, mío es el dado incompleto, anhelando el desierto, sin guía ni pie que marque el camino, hago una pausa y el viento... [sin ti, son mías las familias de lo salvaje... ] de cuando en cuando la oscuridad se compone, la luna erupciona, mía es la luna ahora / en el confinamiento del viaje celebro la ausencia de amistad, por el incesante fin... mío es el origen del desierto, mía la fundación de la errancia, un pájaro no puede libar de un sed de doble faz, mía es la muerte que dilata el fallecimiento, y míos los hermanos seducidos por la ferocidad del lobo... mía la última tarde, nada más que una cena decadente, y una sangre traicionera.

...

Me detengo solitario
examinando mis menesterosas pertenencias
tú estás allí solitario,
entre nosotros, las agonías de un poema
y la distancia,
oscuridad y agua/
crueles hermanos/
un pozo no visitado al azar
- mía en tu compañía es la cruel alienación –
puesto que la tierra es nuestro primer tropiezo
Mía es tu gratuidad/
y el nicho de las viejas rimas/
Mía es la realización de la primera lectura coránica/
y el amuleto de Dios preservado en el hombro distante/
Mía es la piedra /
mi nombre perdido/
Mío lo que dejé atrás
El mar, la ventana...
Mío es lo que no sé
entre nosotros los papeles fraguados/
la maldición de los que parten/
las durezas del hoy/
dos ejércitos que invaden nuestro despertar matinal/
un lenguaje perdido en la noche.

...

Me detengo
Nada resplandece desde ti sino la estatura que en ti mismo se manifiesta
Tu ocupaste mis caminos, oh mi rostro perdido
Oh mi cansancio...
Me detengo a la aprehensión del poema
arcilla y agua.

II.

Rostro ¿me recuerdas?
¿cómo vivimos esta vida?
¿por cuánto tiempo hemos observado el espejo?
¿hemos envejecido?
¿eres tú, yo?
Tú eres mi imagen dentro de diez años
¿has envejecido mucho?
O no me conocí a mí mismo, oh mi rostro, no me recuerdas en el espejo.

En esta agua sanas mi dolor,
la mitad de ustedes son yo, y el resto una memoria desquiciado.
¿eres tú, yo?
Tu columna se inclina hacia mi cabeza
¿quién encendió una antorcha de blancura?
Quién inflamó en mi memoria, un niño loco
y canciones malditas.

Záfame de ti, o záfate a ti mismo de mí
Oh mi rostro en el espejo del agua
Oh mi agonía
Lloré: ¿hemos envejecido?
Hemos sido rebasados
Tú evadiendo una herida feroz y yo esperando la nada,
el desvanecimiento ladra tras de mí como un perro rabiosos en el puerto
rastreando los haberes del pueblo
y maldiciendo mi temor aprehensivo

Tras de mí, un lenguaje de abismo;
más allá de mí, una memoria acuática.

Mohammed Al Nabhan [Kuwait, 1971]
Traducción de Raúl Jaime Gaviria


Una patria

Mi Patria…
¿Puede una patria abolir el nombre de un ser amado?
Traspapelar sus documentos
O tachar con tinta roja los nombres de su gente
Estoy ávido de la patria que me exiló
De rogar por una tierra
Un nombre
Un rostro que no tiene semejanza con las raíces que nos crearon.

Mi Patria…
Te imploro por un río que cultive el corazón
Deseo un corazón para ti a pesar de la distancia
Añoro que seas mi residencia.

Quién de entre nosotros conserva el secreto
La lila del alma, recuperando las palomas de la memoria.

Mi patria...

¿Puede la daga de una patria estar en la cintura de su amante?
Cuando él la reconoce la melancolía del pelícano lo fatiga
Gime, sin agua ni resistencia.

Mi patria...
¿Eres una patria?
O un empeñado pozo de petróleo en el desierto
¡Que llena los baldes extranjeros!

Una mujer

Llegaste muy tarde...
Mi verde sueño
El aroma que viaja como verde nostalgia
La aurora del Duelo...

Llegaste tarde,
Llegaste tarde...
El sueño quebrado como un espejo
Tu perfume no embriaga en el exilio

Estoy solo
Sin tierra
El mundo no me pertenece
Solitario...
Porto mi otro exilio
Mi otra hambre
Los maderos de la crucifixión
Yo viajo, un desconocido
Anhelando ser crucificado bajo las formas del romance.

Primavera

Abandonando a mi sombra voy hacia el campo
Un niño
Recogiendo flores para la casa
Ordena una vida desgastada
Siete espigas verdes-maduras
Otras marchitas y secas
Las mariposas no me conocen.
Oh mi patria perdida
En quién sabe cuál de los países de Dios...
- Porto las pinturas de los exilios
Desde las siete espigas
... Mi país me pinta.
Traducciones de Raúl Jaime Gaviria

Biografia

Mohammed Al-Nabhan / Kuwait
محمد النبهان / الكويت


مواليد الكويت في 10 ابريل 1971مقيم في كندا منذ 1995
أسس مجلة أفق الثقافية مع القاص كريم الهزاع وصالح النبهان عام 2000 ويعمل مديرا لتحريرها
من أعماله [غربة أخرى- شعر- دار المدى 2004 ]
Mohammed Al-Nabhan nació en Sulaibkhat, Kuwait, el 10 de Abril de 1971. Después de la Secundaria trabajó como calígrafo y artista gráfico de 1989 a 1995, año en que emigró a Canadá y realizó estudios avanzados de Diseño Gráfico y páginas web. En el 2000, fundó con Karim Al- Hazzaa y su hermano Saleh Al- Nabhan una revista electrónica que considera como el puente que cruza los silencios de la historia y la realidad. Es editor general de la revista Ofouq desde ese mismo año. En el 2005, fundó con escritores árabes de Estados Unidos y Canadá la Fundación Cultural Jozoor, un organización cultural independiente sin ánimo de lucro interesada en la literatura árabe en el exilio. Sus poemas han sido traducidos al inglés y al español. Su nombre aparece en diversas antologías, y ha traducido a muchos poetas incluidos en antologías, del inglés al árabe. También ha publicado sus poemas y artículos en diferentes revistas literarias árabes y periódicos. Publicó dos volúmenes de poesía: Another Exile [Al-Mada House, Damasco 2004] y My Blood Is a Stone in Your Still Door [Fundación Cultural Jozoor, 2005]. Toda poesía de exilio habla de dolor. Y no es diferente en la poesía de Mohammed Al-Nabhan. Sus versos son retrato del dolor de aquel que dejó su tierra y se ve enfrentado a una realidad alienada, lejos de la raíz. Para el exiliado la poesía se convierte en su patria y el poema en su territorio. En ese hogar físico el poeta construye de nuevo su casa, esta vez con palabras. Solo en el poema puede sentir la libertad de clamar con plena autonomía. Mientras exista la poesía el hombre no se sentirá del todo solo, aunque el dolor nunca desaparezca. Todo exilio refiere un poco a la sensación de muerte, de muerte en vida, por eso vemos en su poema Invierno [Winter]: Me levanto cada mañana/En Enero/Cuento mis costillas/Costilla/Por costilla/Hasta la caída de la oscuridad/Duermo y sueño con el sol del verano. La sensación de extrañeza ante el hecho de estar vivo, al contarse el poeta todas las mañanas cada una de sus costillas, muestra claramente el absurdo del exilio y su estrecha relación con la muerte. El poeta se ve enfrentado a una pequeña muerte cotidiana y a levantarse diariamente con el asombro de no hallarse en su patria.

malnabhan@gmail.com

 

Desarrollado por: Asesorias Web
s
s
s
s
s
s